Reflejo de extrusión en bebés o empuje de la lengua

Qué indica el reflejo de empuje de la lengua en los bebés

¿Te has fijado qué los bebés tienen un reflejo de empuje con la lengua cuando se le ofrece algo a la boca o cuando algo toca sus labios? Es el reflejo de extrusión y es natural en el recién nacido. Este acto reflejo es un signo de desarrollo normal en el bebé y tiene un propósito claro. Conoce en qué consiste, cuánto tiempo dura y en qué casos habría que consultar con el pediatra.

Qué es el reflejo de extrusión

reflejo de extrusión en el bebé

El reflejo de extrusión en el bebé, también conocido como reflejo de empuje de la lengua, es uno más de los reflejos involuntarios del recién nacido como el de agarre, succión, de paso o reflejo de moro. 

Ver también: La necesidad del bebé de chupar todo

Artículo recomendado

Y es que, los bebés poseen actos reflejos, es decir, acciones espontáneas e involuntarias, que forman parte de su desarrollo y que van disminuyendo a medida que el bebé evoluciona. Es más, estos reflejos, ayudan a determinar si el sistema nervioso del bebé funciona correctamente. 

En este acto reflejo, el de empuje de la lengua, el bebé abre la boca y extiende la lengua cuando algo toca sus labios. Este acto, se va desvaneciendo a medida que el bebé crece, por lo que, si persiste más allá de la infancia, puede indicar un problema.

Por qué tienen los bebés reflejo de empuje de la lengua

Este acto involuntario permite al bebé expulsar cualquier alimento o elemento sólido que entre en contacto con la boca, cuando todavía no está preparado para tomarlo. Así, realizará este reflejo si intentas darle una cucharada de papilla con cuchara o vaso, si todavía no ha llegado el momento. Sin embargo, no interfiere en absoluto con su capacidad para agarrarse al pecho o a la tetina del biberón.

Por lo tanto, este reflejo de empuje con la lengua protege al bebé de asfixia o aspiración de alimentos sólidos o elementos extraños que puedan entrar en contacto con el pequeño. 

Cuándo comienza y termina el reflejo de extrusión

El reflejo de extrusión es innato al bebé, es decir, nace con esta capacidad, por lo tanto, es una habilidad que ha desarrollado durante el tiempo que pasó en el útero materno. En este sentido, los expertos no saben en qué momento surge este acto reflejo, pero se cree que puede ser en torno a la semana 32 y 36 de embarazo cuando surgen la mayoría de los reflejos.

Sin embargo, el reflejo de empuje de la lengua no está presente durante toda la infancia, suele desaparecer alrededor de los cuatro y los seis meses. ¿Por qué? Es el momento en el que los bebés están listos para iniciar la alimentación complementaria. Ya están listos para hacer la transición a los alimentos sólidos y, ese reflejo de empuje hacia fuera de cualquier elemento que toque sus labios o su boca, ya no es necesario. Según la Academia Americana de Pediatría (AAP), un bebé está listo para iniciar la alimentación con sólidos cuando: 

- Puede abrir la boca si se le ofrece comida o se le acerca una cuchara.

- Realiza el reflejo de tragar la comida y no de empujar fuera con la lengua la cuchara.

- Puede transferir comida desde la parte delantera de la lengua a la trasera para llevarlo hacia la garganta y tragarla.

- Es capaz de sentarse en una silla sin apoyo y tiene control de la cabeza

En caso de no estar seguro si tu bebé tiene o no el reflejo de extrusión activo, puedes realizar una sencilla prueba en casa. De esta manera, también puedes medir el grado de desarrollo de tu hijo. 

¿Tiene mi hijo todavía reflejo de extrusión?

Si quieres comprobar si el reflejo de empuje de la lengua sigue activo en tu bebé y todavía no ha iniciado el inicio de la alimentación con sólidos, prueba a ofrecerle una cuchara vacía, como si trataras de darle una papilla. 

Si el bebé empuja la cuchara con la lengua, el reflejo de extrusión sigue ahí. Por el contrario, si el bebé acepta la cuchara y puedes introducirla sin realizar ninguna presión, es que ha desaparecido. 

Es raro que los bebés mayores de seis meses sigan empujando con la lengua, por lo que, en esta etapa, la alimentación complementaria ha de estar realizándose. En caso de seguir teniendo el reflejo, más allá de los seis meses, consulta con tu pediatra, en algunos casos puede seguir activo a pesar de poder tomar sólidos, o puede estar relacionado con algunas afecciones. 

Qué ocurre si el reflejo sigue activo después de los 6 meses de edad

Ante la duda, consulta a tu médico, pero si el reflejo sigue presente en bebés que ya han de tomar sólidos puede ser por: 

- Su lengua sobresale incluso cuando está en reposo, cuando come o cuando habla.

- Come muy rápido o muy despacio, es decir, tiene una forma de comer desordenada y gotean los alimentos.

- No es capaz de cerrar los labios por completo.

- Tiene problemas del habla (en bebés que ya han iniciado el desarrollo del lenguaje).

- Muestra problemas a la hora de masticar alimentos.

Puede haber maloclusión dental como la mordida cruzada, lo que podría derivar en dientes no alieados y problemas de ortodoncia o incluso problemas de habla.

Otros reflejos involuntarios del bebé

Estos reflejos también están presentes al nacer y suelen desaparecer a medida que crecen: 

Reflejo de succión: si se coloca un pezón o un biberón en los labios del bebé, automáticamente comienzan a succionar. Suele ir desapareciendo a partir de los 4 meses de edad. 

Reflejo de agarre: si tocas o acaricias la palma de la mano del recién nacido, agarrará el dedo o el objeto cerrando los dedos. También está presente en la planta de los pies, si aprietas la planta, tenderá a encoger los dedos.

Reflejo de Babinski: también se conoce como reflejo de prensión plantar. Si acaricia la planta del pie del bebé, este responderá moviendo el dedo gordo hacia arriba mientras extiende los dedos restantes. Este reflejo suele desaparecer a los dos años de edad.

Reflejo de búsqueda: si se tocan las comisuras de la boca, las mejillas o los labios del bebé, el bebé se gira en la dirección del tacto y abre la boca. 

Reflejo de Moro: curre cuando el bebé se asusta con un ruido fuerte o un movimiento, aunque puede ocurrir también mientras duerme. El bebé puede echar la cabeza hacia atrás, extender los brazos y las piernas y luego tirar de ellos hacia atrás. El reflejo disminuye a los dos meses de edad.

Reflejo tónico del cuello: si la cabeza del bebé se gira hacia un lado, el brazo de ese lado se endereza y el brazo opuesto se dobla. También se le llama posición de esgrima y el reflejo disminuye a los cinco y siete meses.

Reflejo de náusea: el bebé tiene arcadas y empuja un trozo de comida u objeto presente en la parte posterior de la boca para impulsar la comida o cualquier otro objeto extraño hacia la lengua y luego fuera de la boca. 

Reflejo de paso: si se sostiene al bebé en posición vertical con los pies en contacto con una superficie, comienza a mover las piernas en una acción de paso.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!