Cómo identificar si tu hijo tiene retraso psicomotor

Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del retraso psicomotor.

Si en los primeros 3 años de vida los logros del desarrollo de un niño aparecen de forma especialmente lenta para su edad o con alteraciones cualitativas, podemos estar ante un retraso psicomotor. Esta alteración cerebral lleva consigo, pues, un retraso en el desarrollo de las capacidades cognitivas y motoras del niño.

En todo caso, no hay que olvidar que cada niño tiene su propio ritmo de progresión. Unos tardan más en madurar que otros, o desarrollan sus habilidades de forma asimétrica. Que un bebé no aprenda a andar  hasta los 18 meses no significa que tenga una retraso psicomotor

Causas del retraso psicomotor en niños 

Los expertos creen que el retraso psicomotor es debido a una alteración cerebral que puede tener un origen genético o ser debida a problemas durante el embarazo o el parto, como infecciones o traumatismos que haya podido sufrir el bebé. 

Dado que no se puede prevenir, es muy importante la detección precoz, porque permite actuar rápido y mejorar en gran medida la calidad de vida y los logros del niño.

Señales de alerta de retraso psicomotor 

Todos los padres sabemos cuáles son los ritmos que se consideran normales en el desarrollo de las destrezas motoras, lingüísticas y sociales. Cuando vemos que el niño no sigue los patrones evolutivos, debemos consultar a un especialista.

Podemos sospechar que hay un problema de retraso psicomotor en los siguientes casos:

  • Pasados los 3 o 4 meses: No controla la posición de la cabeza.
  • Después de los 6 meses: No puede mantenerse sentado, se muestra distante y poco interesado por lo que le rodea, se enfada con facilidad y se sobresalta a menudo con los ruidos. A menudo se mira fijamente la mano.
  • A los 12 meses: No muestra interés por caminar ni por gatear. No le interesa desplazarse. Babea constantemente y se lleva todos los objetos a la boca.
  • A los 24 meses: No muestra interés por relacionarse con otros niños. Es hiperactivo y no logra concentrarse en una tarea. Sigue tirando los objetos al suelo de forma repetitiva y no participa en juegos simbólicos porque no los entiende.

Diagnóstico del retraso psicomotor en niños

Si detectamos esas señales en nuestro hijo, es importante acudir cuanto antes al especialista que realizará el diagnóstico y establecerá el tratamiento a seguir. El médico examinará las siguientes habilidades: 

  • La motricidad gruesa: el control de los músculos para mantener el equilibrio, caminar, sentarse…
  • La motricidad fina: la habilidad en el uso de las manos y los dedos para realizar tareas como comer o sujetar un objeto pequeño entre los dedos.
  • La capacidad cognitiva: la memoria, el nivel de atención, la capacidad de aprendizaje…
  • Desarrollo del lenguaje: el nivel de comprensión y el uso de las palabras y de los gestos.
  • Desarrollo social: la relación con otras personas, la cooperación en actividades y la expresión de los sentimientos.

¿Cómo se trata el retraso psicomotor en niños?

Si el especialista detecta un retraso psicomotor, derivará al niño a un servicio de atención temprana, donde recibirá un tratamiento neurohabilitador y de estimulación adecuado.

En casa, los padres pueden favorecer el tratamiento haciendo que el pequeño se mueva y realizando los ejercicios que el especialista haya recomendado para estimularlo.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!