El bebe de 6 meses

El desarrollo, alimentación y cuidados del bebé que tiene 6 meses de vida

Toda la información sobre el desarrollo y crecimiento de los bebés de 6 meses: qué cambios experimenta, qué tipo de alimentación deben llevar, su salud y mucho más.

A lo seis meses, boca abajo, el bebé puede incorporarse apoyándose en las manos y puede darse la vuelta. Boca arriba se coge los pies. También es capaz de mantenerse sentado con apoyo.

Levanta la mano para ir a por los objetos. Coge los juguetes y se los pasa de una mano a otra. Parlotea cuando se le habla y localiza el origen de los sonidos. Es posible que muestre cierto miedo ante los extraños.

Alimentación a los 6 meses

Actualmente, se recomienda introducir la alimentación complementaria a partir de los seis meses de edad. Los distintos alimentos pueden introducirse poco a poco, dejando un intervalo de 3-4 días entre alimentos nuevos para poder detectar posibles reacciones alérgicas.

La pauta de introducción de cada alimento no es fija, sino que está sujeta a variaciones, dependiendo tanto del criterio y la experiencia del pediatra como del ritmo de crecimiento y desarrollo del bebé.

  • Cereales. Se suelen introducir en primer lugar. Se añaden a la leche y pueden darse en biberón o en papilla. Se comienza con cereales sin gluten (arroz y maíz) y posteriormente se introducen cereales con gluten (avena, cebada, centeno y trigo).

  • Frutas. Son una rica fuente de vitaminas. Las primeras frutas que se introducen suelen ser la manzana, el plátano y la pera. Se aconseja no dar fresas o melocotones antes del año, ya que presentan más riesgo de desarrollar alergias.

  • Verduras y hortalizas. El pediatra determinará el momento idóneo para introducir tales alimentos. Para elaborarlos, puede añadirse un chorrito de aceite de oliva al puré, pero no es recomendable condimentar con sal. Conviene retrasar la introducción de espinacas, coles, repollo, remolacha, apio y nabos hasta el noveno mes.

Cuidados para el bebé de 6 meses

Según el calendario de vacunaciones, el bebé ha de recibir las siguientes vacunas a los seis meses de edad: Hepatitis B, Difteria, tétanos y tosferina, Poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo b y Neumococo. Se administrará la segunda dosis del Meningococo C si no se hizo a los cuatro meses. También se administrará la tercera dosis del Rotavirus si el preparado comercial consta de tres dosis y el niño ya ha recibido las dos primeras. Asimismo, puede ser conveniente que el bebé reciba la vacuna de la Gripe si pertenece a alguno de los grupos de riesgo.

En la consulta, el pediatra o la enfermera registrará las medidas antropométricas del niño (peso, talla y perímetro cefálico) y realizará una exploración completa (haciendo hincapié en caderas, ojos y oídos) con el fin de  evaluar el crecimiento y desarrollo.

Con respecto al desarrollo de la dentición, a partir de los seis meses tiene lugar la erupción de los primeros dientes temporales, que suelen ser los incisivos centrales.

Cuando los dientes empiezan a aparecer, las encías pueden inflamarse y producir molestias. El bebé babea más y tiende a llevarse todo a la boca. Para aliviar los síntomas puede ser útil:

  • Ofrecerle mordedores.
  • Administrarle un analgésico previa prescripción médica.
  • No aplicar productos en las encías sin consultar con el pediatra.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!