Cómo hacer eructar al bebé si se ha dormido

Qué hacer para sacarle los gases al bebé tras la toma si se queda dormido

Hacer eructar al bebé tras la comida es algo que no debes dejar pasar, aunque se haya quedado dormido durante la toma. Es importante ayudarle a expulsar los gases tanto por la noche, como por el día. 

Que el bebé se quede dormido mientras toma le leche es normal, pero si le dejas en la cuna sin haberle ayudado a sacar el aire que ha tragado, es posible que se despierte molesto tiempo después. Toma nota de estos consejos para hacer eructar al bebé si se ha dormido.

¿Tengo que hacer eructar a mi bebé si está dormido?

hacer eructar al bebé mientras duerme

Hacer eructar al bebé no siempre es tarea sencilla, algunos bebés tienen una gran facilidad, mientras que para otros es algo más complicado. Sin embargo, ya que no tienen control sobre su cuerpo, es importante ayudarles a sacar este aire que se va acumulando, de lo contrario, puede tener cólicos o puede sentirse molesto, lo que le provocará llanto

Incluso si tu bebé ha eructado mucho durante el día y le has sacado correctamente el aire durante las distintas tomas, debes continuar haciéndolo en las tomas nocturnas. No tengas miedo de que se despierte y te cueste dormirle ya que, si tiene aire dentro, se despertará irremediablemente molesto y será más complicado volver a acostarle. Si ha comido bien, y logras que eructe, verás como descansa más y mejor. 

Algunos bebés sufren mucho con los cólicos y durante unos meses lo pasan mal, lo que conlleva constantes llantos y períodos de sueño cortos. Sin embargo, la mayor parte de los bebés superan esta fase en unos meses. 

Consejos para ayudar a eructar al bebé si está dormido

Durante la toma, bien sea del pecho o del biberón, el bebé puede tragar mucho aire, por lo tanto, es fundamental hacerle eructar para que no se sienta molesto tiempo después y sufra de los consabidos cólicos de gases. Aunque se haya quedado dormido y tenga una expresión tranquila y plácida, debes intentar que eructe antes de volver a acostarlo. Te explicamos cómo puedes ayudarle a sacar el gas si se quedó dormido mientras comía: 

No le pongas en posición sentada

Si tu bebé saca mejor los gases cuando le sientas sobre tus rodilla y le sujetas la barbilla mientras le das palmaditas en la espalda, evita realizarlo cuando está dormido. Esta posición puede despertarle y, lo que deseas es sacarle el aire, pero dejarle descansar, relajado y calmado. 

Revista Popi

Coloca al bebé en tu hombro

Si alimentas a tu bebé en una posición semi-erguida, puedes moverlo suave y lentamente hacia arriba para colocarlo sobre tu hombro. Es una posición cómoda para seguir durmiendo mientras tu balanceo y una ligera presión sobre su espalda empujará la barriguita del bebé y le ayudará a liberar el gas. 

Mantén al bebé erguido sobre tu pecho

Al igual que en la posición anterior, puedes levantar a su bebé de la posición semierguida mientras come hasta que esté totalmente erguido sobre tu pecho, en una posición más baja que la anterior. Esto puede resultar más cómodo si estás sentada en un sillón ya que los bebés se encuentran seguros acurrucados con las piernas en posición de rana sobre tu cuerpo. Dale suaves palmaditas sobre la espalda o muévele ligeramente hacia arriba y abajo mientras presionas levemente su espalda. 

Saca el aire a tu bebé entre un pecho y otro o a la mitad del biberón

Cuando el bebé está tomando leche durante la noche, puede encontrarse somnoliento y tomar casi sin darse cuenta. Por lo tanto, puedes ayudarle a eructar al cambiarle entre un pecho y otro, o antes de que se acabe el biberón. 

Coloca al bebé sobre tu antebrazo

Después de alimentarlo, puedes alejarlo lentamente de tu pecho para girarle y dejar que su barriga descanse sobre tu antebrazo. Coloca su cabecita en la curva de tu codo y deja que sus piernas queden colgando a ambos lados de tu brazo. Esta posición ejerce presión sobre su vientre y le ayudará a eructar, pero puedes ayudarle mientras acaricias suavemente su espalda. 

Qué hacer si no logro que el bebé eructe por la noche

Si su bebé está muy dormido tras la toma y, por más que lo intentas, no consigue hacerle eructar, no insistas demasiado.A veces, los bebés no necesitan eructar tanto durante la noche porque comen más lentamente y no ingieren tanto aire mientras se alimentan.

En caso de que tras un rato acostado se despierte llorando, tómale entre tus brazos y tranquilízalo. Comprueba si necesita que le cambies el pañal, aliméntalo de nuevo si es necesario y trata de ayudarle a eructar tras la toma. 

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!