Viajar durante el embarazo: consejos para unas vacaciones embarazada

Viajes estando embarazada: lo que debes y no debes hacer

¿Hasta cuándo podré viajar durante el embarazo?, ¿Puedo coger aviones estando embarazada?, ¿es peligroso hacer un viaje largo en coche? Este tipo de preguntas son las que te surgirán si tienes la oportunidad de moverte de ciudad y estás esperando un bebé.

Ante la duda, lo primero que has de hacer es consultar a tu médico. En cualquier caso, si tu embarazo no es de riesgo, puedes viajar siempre y cuando tomes las precauciones oportunas. Te explicamos qué debes y no debes hacer si viajas durante el embarazo para que puedas disfrutar de tus vacaciones sin temor o angustia.

¿Puedo viajar durante el embarazo?

Consejos para viajar durante el embarazo

La respuesta es simple: ¡sí! Las mujeres embarazadas no tienen que irse de vacaciones durante nueve meses. Sin embargo, debes estar bien preparada para el viaje. Te contamos a qué cosas debes prestar atención cuando viajes en avión, coche y tren.

Viajar en avión estando embarazada

Si no se trata de embarazo de riesgo, no hay problema en que viajes en avión. Sin embargo, cada compañía aérea tiene su propia política con respecto a las mujeres embarazadas. Por lo general, hasta la semana 28 de gestación, no te pedirán nada, pero a partir de ese momento deberás presentar un documento firmado por tu médico que indique que no hay riesgo para que vueles. A partir de la semana 36 de embarazo está desaconsejado volar y la compañía puede dejarte en tierra.

Otras cosas que debes considerar: 

  • En un vuelo, es beneficioso para las mujeres embarazadas reservar un asiento en el pasillo. Esto le da un poco más de espacio para las piernas y facilita el acceso al baño.
  • Como el riesgo de trombosis es mayor en vuelos más largos, pregunta a tu médico sobre si debe usar medias de compresión.
  • Intenta levantarte durante el vuelo para estirar las piernas y favorecer la circulación.
  • Si viajas con una aerolínea sin problemas, no significa que puedas ingresar en el país de destino sin problemas. En los EE. UU., por ejemplo, debes demostrar que tienes un seguro médico adecuado. Ante la duda, pregunta a tu ministerior de exteriores cuál es la política que aplican en el país al que viajas.

Viajes en coche durante el embarazo

Es obligatorio usar el cinturón de seguridad. La banda inferior ha de quedar lo más baja posible y bien ceñida a la pelvis, nunca sobre el vientre. La banda superior ha de quedar entre los dos pechos y pasar alrededor del vientre, no por encima de éste. 

Tanto si conduces tú como si vas de acompañante, realiza descansos frecuentes porque permanecer sentada durante períodos prolongados restringe la circulación sanguínea en el área pélvica.

En caso de frenazo muy brusco o accidente, consulta a tu médico incluso aunque no tengas lesión aparente para excluir cualquier lesión no visible o daño al bebé. 

Ver +: Viajar en coche estando embarazada

Viajar en tren estando embarazada

Un viaje en tren es una forma muy cómoda de viajar embarazada. Puedes levantarte a caminar y estirar así las piernas en cualquier momento, puedes caminar por los vagones de una punta a otra. 

En cualquier caso, si vas a viajar con mucho equipaje, quizás sea deseable que alguien pueda ayudarte y recogerte en el vagón o incluso enviar las maletas a tu destino.

Otras cuestiones a considerar si te vas de vacaciones estando embarazada

En general, es posible viajar durante todo el embarazo, sin embargo, muchos médicos desaconsejan un viaje largo en el primer trimestre, ya que el riesgo de complicaciones y aborto espontáneo es mayor. De esta manera, el segundo trimestre es perfecto para irte de vacaciones ya que han pasado los riesgos asociados al primer trimestre y además te sentirás más llena de energía y no estarás tan cansada y pesada como en la recta final del embarazo.  

Médico en el extranjero

Comprueba siempre qué centros de salud tienes en el lugar al que te diriges y dónde tendrías que acudir en caso de alguna urgencia relacionada con tu embarazo.

Si viajas a Europa, es conveniente que te saques la Tarjeta Sanitaria Europea. Es un documento personal e intransferible por el que tienes derecho a recibir las prestaciones sanitarias que resulten necesarias, durante tu estancia en el territorio de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo y en Suiza.

En caso de que viajes a otros países convendría que tuvieras algún seguro médico contratado y debes considerar si el destino al que viajas tiene las condiciones médicas e higiénicas necesarias para garantizar tu estado de salud y el de tu bebé.  

Viajes a países exóticos

Si tienes previsto un viaje a algún país exótico, recuerda que algunas de las vacunas recomendadas para esos países están desaconsejadas en el embarazo. Si vas a viajar lejos y tienes algún tipo de duda, consulta a tu ginecólogo.

El último mes, no viajes

Durante el último mes es recomendable que permanezcas en tu lugar de residencia o en aquel lugar donde tienes pensado dar a luz. Es la recta final del embarazo, no conviene que te esfuerces en exceso y el parto podría adelantarse por lo que es preferible que estés tranquila y sin viajar.

Nunca viajes embarazada si...

Aunque te apetezca mucho viajar, incluso unas vacaciones pueden ser estresantes y agotadoras para una embarazada. No es conveniente que te muevas de tu localidad si sufres de sangrado, tienes riesgo de parto prematuro o tu embarazo está muy avanzado (a partir de las 36 semanas de embarazo). Piensa que un embarazo de 37 semanas se considera a término, por lo tanto, el bebé podría nacer en cualquier momento.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!