Alivio de las molestias musculares durante el embarazo

Consejos para prevenir las molestias en el embarazo

A lo largo del embarazo se producen numerosos cambios musculo-esqueléticos debido al progresivo aumento de peso, la acción de las hormonas y la adaptación postural.

En las últimas semanas, suelen aparecer las siguientes molestias.

Alivio de las molestias musculares durante el embarazo

Dolores habituales durante el embarazo

Calambres. El crecimiento del útero puede comprimir algún nervio, dando lugar a la aparición de calambres. Consejos para prevenirlos y aliviarlos:

1.   Camina todos los días.

2.   Realiza ejercicios con los tobillos (trazando círculos y líneas de arriba a abajo).

3.   Si tienes un calambre en la pantorrilla, estira la pierna y dirige los dedos del pie hacia arriba.

4.   La aplicación de calor o masajes puede resultar beneficiosa.

Dolor en la espalda. La curvatura de la espalda se modifica, y puede provocar molestias a nivel lumbar. Recomendaciones:

1.   Evita permanecer mucho tiempo en la misma posición, ya sea de pie o sentada.

2.   Si debes permanecer de pie, apoya alternativamente cada pie sobre un objeto a pequeña altura y dobla de vez en cuando las rodillas para descargar la espalda.

3.   Siéntate apoyando la espalda sobre el respaldo, con las piernas en ángulo recto con el suelo o cruzadas a la altura de los tobillos.

4.   Cuando levantes objetos del suelo, hazlo doblando las rodillas y no la espalda.

5.   Evita cargar pesos excesivos.

6.   Si el dolor te resulta incapacitante, puedes recurrir a la fisioterapia.

Piernas cansadas e edematosas. El aumento del tamaño del útero comprime algunas venas y dificulta el retorno venoso, ocasionando sensación de cansancio e hinchazón en las piernas. Consejos para minimizar las molestias:

1.   Descansa con las piernas en alto.

2.   Utiliza ropa cómoda y holgada, evitando las medias o calcetines que produzcan compresión local en las pantorrillas.

3.   No permanezcas demasiado tiempo en la misma posición.

4.   Camina a diario.

5.   Acaba la ducha con agua fría desde la cadera hacia los pies.

6.   Realiza los ejercicios recomendados por la matrona en el programa de Educación Maternal.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!