7 consejos para convivir con los adolescentes en vacaciones

¿Cómo afrontar el verano con hijos adolescentes?

Para algunas familias la convivencia con un/a adolescente durante las vacaciones estivales suele complicarse. Es necesario aprender a lidiar con la desgana del chico, la dependencia del grupo de amigos, los cambios de humor, los “noes” continuos… Es normal que los adolescentes se aburran en verano, bien porque no saben muy bien qué hacer o porque ya no les interesan las cosas que hacían otros años. 

Existen  muchos planes diferentes que servirán para afianzar lazos entre padres e hijos, evitar el aburrimiento además de convertirse en experiencias positivas y útiles para los más jóvenes. Es importante que los chicos conozcan qué esperamos ellos en sus vacaciones y buscar opciones para amoldar sus intereses en nuestra vida familiar.

La negociación con los adolescentes

Gran parte de los adolescentes desean levantarse tarde y pasarse horas con los dispositivos… Después ir con sus amigos o simplemente estar sin hacer nada gran parte del día. ¿Qué podemos hacer? La mejor solución es negociar pero, ¿cómo?

  • Dialogando sobre todos aquellos temas que generan conflicto: hora de levantarse, tiempo con los dispositivos, ayuda en casa, horario de llegada por la noche…
  • Planificando las propuestas, llegando a acuerdos que nos hagan sentirnos cómodos a todos y haciéndoles partícipes de ellos, toda la familia debe comprometerse a cumplir la rutina establecida.
  • Indagando sobre los gustos adolescentes, sobre aquellos detalles que les gustaría poner en práctica en verano… Los viajes en familia pueden ser divertidos para todos, las visitas a lugares naturales son muy recomendables.
  • Organizando el día a día de manera relajada, no olvidemos que están de vacaciones.

Los viajes de verano merecen una mención especial

Seleccionaremos la salida teniendo en cuenta el presupuesto. A veces estando cerca de casa puede ser igual de gratificante (conciertos, piscina, noches de cine, exposiciones de fotografía…)

Podemos ofrecerles más de una opción y valorar en familia los pros y los contras de cada una, de esta forma nadie se sentirá excluido. Siempre intentaremos buscar algunas alternativas… Si nuestro hijo piensa que se va a aburrir, podemos invitar a algún amigo suyo, a ellos les resulta excitante la idea de experimentar cosas nuevas y vivir aventuras con amigos.

Estableciendo unas reglas y rutinas básicas evitaremos muchos malentendidos y conflictos.

Actividades fuera de casa. Campamentos y Voluntariado

Hay muchos campamentos de aventura y al aire libre que ofrecen programas para los/las adolescentes. Hablaremos con nuestro hijo del gran abanico de posibilidades que se abre ante él: deportes, artes, música, teatro, informática, animales, cocina, idiomas… Para que este tipo de actividades sean una grata experiencia es importante que sean ellos quienes decidan hacerlas y que no las impongamos nosotros como una obligación.

No olvidemos también que los adolescentes aún necesitan que sus padres estén cerca, que hablen con ellos, les guíen y les aconsejen aunque a menudo pueda parecer todo lo contrario.

El voluntariado es otra opción a considerar. A veces los chicos/as quieren participar con entidades benéficas en centros de personas mayores, residencias, bibliotecas, ONGs… Son experiencias muy enriquecedoras que ofrecen conocer formas de vida diferentes.

Recomendaciones para convivir con adolescentes en verano:

  1. Mantener una actitud positiva y constructiva.
  2. Establecer unas rutinas básicas desde el principio.
  3. Participar de sus gustos e intereses.
  4. Escuchar sus opiniones y elegir destinos en común.
  5. Hacer planes en conjunto y que gusten a todos los miembros de la familia
  6. Organizar el tiempo y contemplar desconexiones tecnológicas negociadas.
  7. Recordar que nosotros también fuimos adolescentes.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!