Test de embarazo: cosas que debes saber antes de hacerte la prueba

Consejos para usar una prueba de embarazo casera

Un pequeño dispositivo será capaz en tan solo unos minutos de dar respuesta a una de las preguntas más importantes en tu vida: ¿estoy embarazada? Son los test de embarazo caseros. 

No se trata de magia, sino de ciencia, el test de embarazo es capaz de detectar la presencia de hormona gonadotropina coriónica humana (hCG), que solo es presente cuando la mujer queda embarazada y es posible detectarla días después de la concepción a través de este pequeño palito sobre el que se orina. 

Si crees que puedes estar embarazada y tienes en tus manos un test de embarazo, estas son las cosas que debes saber antes de realizar la prueba que confirmará o no tu estado de gestación. 

Test de embarazo: cosas que has de saber

Test de embarazo, lo que debes saber

Puedes adquirir un test de embarazo en cualquier farmacia y, en tan solo unos minutos, este palito mostrará la respuesta que tanto deseas conocer: te dirá si estás o no embarazada. El sistema que utiliza este sistema es el de la detección de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en la orina de una mujer. La hCG se crea durante el embarazo y se puede detectar poco tiempo después de la concepción

Dónde comprar un test de embarazo

Es posible que los encuentres en grandes superficies, ya que algunos disponen de un espacio de parafarmacia que vende estas pruebas de embarazo. Sin embargo, siempre los encontrarás en farmacias. No necesitas tarjeta sanitaria o receta para adquirir uno. 

Es importante que verifiques su caducidad antes de comprarlo ya que, si la fecha ha vencido, no se garantiza su efectividad. 

Qué hacer cuando tengas el test de embarazo

Antes de lanzarte a realizarte la prueba de embarazo, lee las instrucciones con detenimiento, incluso aunque te hayas hecho alguna hace tiempo. Cada fabricante puede mostrar el resultado positivo o negativo de una determinada manera y, puede requerir de más o menos tiempo de espera.

Cuándo hacer la prueba de embarazo

Si sospechas que puedes estar embarazada pero todavía no tienes falta de menstruación, puede que los niveles de hormona hCG sean tan pequeños que el test dé negativo a pesar de estar embarazada. 

Una prueba de embarazo casera puede detectar niveles elevados de hCG de 12 a 14 días después de la concepción, por lo tanto, es a partir de ese momento cuando puedes obtener un resultado fiable. Por más ganas e impaciencia que tengas, conviene que te lo realices cuando el test puede reconocer la hormona del embarazo, si la hubiere. El nivel de hCG en su orina se duplica cada dos o tres días, por lo tanto, esperar significa que no tendrás que desperdiciar una prueba de embarazo al obtener una lectura inexacta la primera vez. Recuerda que, cuanto más esperes para realizar una prueba, más preciso será su resultado.

En cuanto al momento del día, los expertos recomiendan realizar la prueba a primera hora de la mañana, con la primera orina, ya que la concentración de la hormona gonadotropina coriónica humana, será mayor. 

Cómo realizarte la prueba del embarazo

Sea como fuere que muestre el resultado el test de embarazo que has adquirido, en todos ellos la prueba consiste en orinar sobre una parte del dispositivo. Se trata de destapar una especie de almohadilla absorbente que recogerá la orina y valorará la concentración de hCG. Si te ves capaz, puedes orinar sobre la misma prueba. Sin embargo, si crees que no vas a atinar o te vas a manchar, puedes orinar sobre un vasito de plástico o un recipiente para orina e introducir posteriormente la cánula del test de embarazo.

Hay un límite de tiempo para leer la prueba de embarazo

Según el coste y fabricante del test de embarazo, podrías ver en la ventana de resultado, desde una raya a un signo más, pasando por una carita sonriente. Lo importante es que, te fíes del tiempo de espera recomendado en las instrucciones, ni más, ni menos. Si dejas que la prueba repose durante mucho tiempo, quizás no puedas leer bien el resultado y, si te apresuras, no habrá dado tiempo a que se muestre. A menudo las personas verán líneas de evaporación cuando la orina comience a evaporarse de la prueba y piensan que ha dado positivo.

Qué hacer después de la prueba: si obtienes un resultado negativo

Si su resultado es negativo o no es concluyente y, después de unos días no te ha venido el período, espera unos días más y vuelva a realizar la prueba. Si te has realizado el test de embarazo demasiado pronto, puede que estés embarazada pero todavía no haya unos niveles de la hormona del embarazo suficientes. En caso de que pasen demasiados días y siga dando negativo, es más que probable que no estés embarazada, deberías consultar a tu médico esta incidencia para que valore por qué sufres de amenorrea.

Qué hacer después de la prueba: si obtienes un resultado positivo

Si tu prueba de embarazo ha dado positivo, no hay lugar a dudas, estás embarazada. No existe posibilidad de que la prueba haya dado un resultado erróneo ya que se basa, como hemos visto, en detectar la presencia de una hormona que solo es presente cuando se ha producido la concepción. En definitiva, puedes obtener un falso negativo, al realizar la prueba demasiado pronto, pero no puedes obtener un falso positivo, al menos estos casos son rarísimos y solo se dan en casos de haber tenido un aborto espontáneo reciente o si estás tomando medicamentos para la fertilidad. 

Si el test de embarazo dio positivo, debes pedir cita con tu médico para comenzar con el seguimiento de tu embarazo y poderte realizar las pruebas oportunas. Un análisis de sangre terminará de confirmar tu embarazo. 

Nunca conserves un test de embarazo utilizado

Si te has realizado un test de embarazo y dio negativo, no lo guardes para usarlo en una próxima vez. Una vez utilizada la almohadilla absorbente, el test dará un resultado y quedará inutilizado para próximas ocasiones. 

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!