7 maravillosos beneficios del ajedrez para los niños

¿Por qué es tan bueno que los niños jueguen al ajedrez?

El ajedrez es uno de los juegos de mesa más antiguos que se conocen. Hoy en día se sigue jugando y además existen importantes competiciones en torno a él, no solo porque es divertido, sino también por sus múltiples beneficios para niños y mayores y el alto reto mental que supone.

Es un juego al que pueden enfrentarse los niños desde bien pequeños y supone una gran ventaja para el desarrollo cognitivo de los niños. Se puede jugar en tablets, en viajes, en extraescolares, en competiciones online y presenciales... Te explicamos cuáles son los maravillosos beneficios del ajedrez para los niños y qué pueden aprender de este milenario juego. 

Por qué tiene tantos beneficios el ajedrez para los niños

7 beneficios del ajedrez para niños

Desde hace varias décadas se vienen realizando estudios que demuestran que jugar al ajedrez tiene un alto impacto en el desarrollo de los niños, un impacto muy positivo que conviene resaltar. Algunos de estudios demuestran que el ajedrez eleva el cociente intelectual de los niños, aunque si bien es cierto, otros ponen en duda que influya sobre el desarrollo de la inteligencia. Si bien es cierto que, educadores, psicólogos y otros profesionales relacionados con la infancia afirman que los beneficios del ajedrez para los niños son inmensos. ¿Quieres saber algunos?

1. El ajedrez fomenta las habilidades cognitivas de los niños

Artículo recomendado

Los niños que aprenden a jugar al ajedrez y tienen un compromiso habitual con este juego, así como los que lo practican de forma constante: 

  • Mejoran su pensamiento estratégico y analítico.
  • Fomentan su capacidad para planificar y anticiparse a determinados movimientos del contrincante.
  • Desarrollan habilidades para resolver problemas.
  • Aprenden a aplicar distintas reglas.
  • Aumentan su capacidad de memoria.

2. El ajedrez mejora la capacidad de concentración de los niños

Los niños que juegan al ajedrez han de mantenerse atentos durante toda la partida. Han de prestar atención tanto a los movimientos que ha realizado su oponente como a la situación de la partida, por lo tanto, supone un excelente entrenamiento para la atención.

3. El ajedrez estimula la creatividad de los niños

En una partida de ajedrez, no todo son movimientos estándar, los niños desarrollan su creatividad para variar sus movimientos y encontrar nuevas soluciones a las distintas situaciones que se van planteando durante la partida. Es un excelente vehículo para desarrollar la imaginación.

4. Fomenta la paciencia en la infancia

Los niños suelen ser impacientes por naturaleza, pero han de aprender que hay algunas tareas o acciones que llevan su tiempo y además, hay que trabajarlas para lograr que sean efectivas. El ajedrez es un juego de mesa ideal para que los niños sepan que no se gana con un solo movimiento o un golpe de suerte, sino con la estrategia correcta a largo plazo. 

5. Enseña a tolerar la frustración

El ajedrez es un juego, para ganar una partida, quizás haya que perder muchas antes y además, de estas pérdidas, se aprenderá mucho. Por lo tanto, es perfecto para enseñar a los niños a lidiar con la pérdida y con la frustración

6. El ajedrez ayuda los niños a trabajar sobre la confianza en sí mismos

Cada movimiento correcto puede ser un gran éxito para los niños, el ajedrez no es un juego de azar, se basa en el trabajo, la persistencia y las capacidades de uno mismo.

7. El ajedrez ayuda a los niños a mejorar sus habilidades sociales

A muchos niños les cuesta aprender sobre el concepto de deportividad. Los niños que juegan al ajedrez se benefician del aprendizaje de habilidades sociales y deportivas ya que han de tratar a sus oponentes con respeto y aprender a perder y ganar con elegancia. Este tipo de desarrollo de habilidades sociales es esencial donde la deportividad muchas veces, se deja de lado. 

En conclusión, el ajedrez es un juego de mesa milenario que ha llegado hasta nuestros días porque despierta un gran interés en la sociedad, es un juego que "engancha". Y, lo mejor, es que además los beneficios del ajedrez para niños y adultos son innumerables, tanto a nivel cognitivo, como a nivel social.

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!