15 juegos de verano para niños (diversión al aire libre)

Actividades y juegos para realizar con tus hijos al aire libre

Jugar es una fuente de aprendizaje en la infancia, quizás la mejor ya que a través de los juegos los niños aprenden de forma más amena, divertida, natural y sencilla. 

Los juegos al aire libre proporcionan una excelente manera de estimular a los niños de distintas formas: hacen ejercicio, fomentan la relación con otros niños, aprenden valores, estimulan la creatividad, bajan la ansiedad y, en general, es fuente de bienestar. El verano es la época por excelencia para poder disfrutar de los juegos al aire libre, ya sea en la playa, la piscina o la montaña, te proponemos todos estos juegos de verano para niños.

15 divertidos juegos de verano para niños

Juegos de verano para niños

1. Consigue la bandera

Esconde cinco palitos de helado, cada uno de un color diferente en el jardín o en el parque. Los niños tendrán que encontrar cada uno de los palitos y, cuando lo hagan, pondrán una línea de ese color en sus caras hasta crear una bandera(si prefieres que no se pinten la cara, puedes atarles una cinta con ese color en la muñeca). 

Artículo recomendado

Ganará quién encuentre más rápido todos los colores. Si quieres complicar el juego, los jugadores habrán de enfrentarse mientras buscan los palitos al jugador que se encargará de perseguirlos. Cuando toque a uno de ellos, habrá de borrar un color de su cara.  

2. Carrera de obstáculos

Escoge obstáculos que coincidan con las habilidades o edad de tu hijo y los demás niños. Habrás de crear una carrera en la que pueden sortear aros, saltar mochilas, pasar por debajo de cintas o dar la vuelta a varios árboles. 

Las carreras de obstáculos son muy divertidas y puedes organizar varias categorías distintas, desde la más sencilla a la más complicada. 

3. El escondite

El escondite es un divertido juego tradicional, perfecto para jugar al aire libre en verano. No necesitas ningún material para jugar al escondite, ¡sólo mucha imaginación!

El objetivo del juego del escondite es ocultarse y no ser descubierto hasta el final. Por eso no conviene jugar con los niños menores de 3 o 4 años, ya que pueden sufrir miedo o ansiedad si no entienden que finalmente todos los participantes aparecen.

4. Bombas de agua

Este juego consiste en llenar de agua globos y colgarlos estratégicamente. Los niños deberán situarse debajo de ellos (preferiblemente en la piscina o un entorno donde puedan mojarse) e intentar explotar con sus manos la mayor cantidad de globos. 

Si quieres complicar un poco el juego, puedes hacer como en el juego de la piñata, en el que hay que vendarse los ojos para lograr romper los globos. 

5. Juego del pañuelo

Las normas del juego del pañuelo están diseñadas para premiar la rapidez y la agilidad. Ser el primero en reaccionar y saber colaborar con los compañeros son algunas de las claves para que este juego sea un entretenimiento educativo y muy divertido.

Lee las normas del juego del pañuelo

6. Castillos de arena

La arena es un excelente elemento para el juego cretivo en la infancia. Con arena y un poco de agua, tus hijos pueden construir castillos, puentes, túneles y cualquier otro elemento que se inventen. Pueden jugar en el arenero del parque o bien en la playa. Y, si en tu jardín no hay arena, puedes adquirir tu propia caja de arena para hacer posible este divertido juego.

7. Simón dice

Papá o mamá serán los guías de este juego en los que los niños tendrán que hacer lo que Simón dice, por ejemplo, "Simón dice: los niños vestidos de rojo hacen la croqueta en el suelo", "Simón dice: corre al agua date un chapuzón y vuelve", "Simón dice: dar cuatro saltos a la pata coja". 

8. Carreras

Hay muchas maneras en que los niños pueden correr de un lado del jardín: una pierna, tres patas (dos niños juntos con la pierna de en medio atada), hacia atrás, andar en cangrejo, el más rápido, el más lento, el medio, con un cubo de agua, etc. Deja que los niños se turnen para mencionar el estilo de la carrera. Además de ser un perfecto juego de verano para niños, es una buena manera de que los niños practiquen ejercicio físico.

Ver también: juegos de carreras de sacos

9. Malabarismos

Un niño puede aprender los conceptos básicos de malabares en una tarde y aprovechar esa habilidad durante todo el verano. Pueden usar pelotas hechas con papel de aluminio para comenzar a practicar y no hacerse daño. Encontrarás vídeos tutoriales en Youtube para que puedan hacer bailar tres pelotas. 

10. La Rayuela

Este popular juego se conoce también como truque, luche, el cuadrado, la chilena o el volantín. La Rayuela requiere una cierta agilidad, y también ayuda a los niños a aprender los números.

Lee las reglas de la rayuela

11. El helicóptero

Una persona se sitúa en el centro y hace girar una cuerda de saltar en el suelo. Los jugadores tienen que saltar la cuerda a medida que se acerca. Si la cuerda te golpea, estás fuera. La última persona en pie es el siguiente helicóptero.

12. Salto del agua

Este juego es una versión del anterior más complicada. Los niños que saltan la cuerda llevan en sus manos cubos de agua y, el reto consiste en no derramar nada de agua. El que tenga más agua al final de cinco o diez saltos, es el que ha ganado la partida. 

13. El gato y el ratón

Este juego, es de nuevo otra versión del anterior.El ratón comienza el juego saltando la cuerda giratoria. El gato tiene que seguir, haciendo la misma cantidad de saltos. El gato ha de perseguir al ratón y si logra tocarle ha ganado el juego. 

14. Balón prisionero

Este juego es preferible con niños más mayorcitos y usando una pelota de goma para no hacer daño. El objetivo es golpear a tus oponentes con la pelota mientras esquivas que te golpeen a ti mismo. Si atrapas una pelota que te ha sido lanzada, el lanzador está fuera. Este es un juego de ritmo rápido y con reglas de sentido común acordadas (es decir, sin apuntar a la cabeza).

15. Formas con nubes

Ver nubese inventar historias realmente debería estar en la lista de juegos al aire libre de verano de todos, ya sean niños o adultos. Solo hay que tumbarse boca arriba, mirar al cielo y lanzar toda la imaginación posible para detectar distintas formas y figuras entre las nubes.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículo recomendado

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!