9 consejos prácticos para entrenar la atención de los niños

Cómo ayudar a tus hijos a mejorar la atención y la concentración.

Actualmente los niños se distraen de forma continua, cualquier cosa suele llamarles poderosamente la atención; en realidad esto es lo habitual, pero debemos tratar de ayudarles a que focalicen en la tarea a realizar. Mejorar la atención de nuestros hijos es un reto que compartimos muchos padres y madres.

Consejos para mejorar la atención y la concentración 

Cada vez nos encontramos más niños con problemas de concentración. El elevado número de estímulos y de informaciones nuevas, conduce a una importante dispersión atencional e incluso a sufrir estrés. Por ello, aprender a mantener la atención y seleccionar un estímulo determinado de entre todos los que hay a su alrededor, se convierte en una tarea difícil para las familias y los docentes. Una vez conseguido esto, el niño podría aprender a sostener la atención durante un tiempo en ese estímulo y pasaría después a concentrarse, una habilidad indispensable en el proceso de aprendizaje.

Consejos prácticos:

  1. Mantener la habitación de estudio con los mínimos distractores. Los dispositivos electrónicos, videojuegos, móviles… estarán fuera en el momento de realizar los deberes diarios, y el espacio estará limpio y ordenado.
  2. Establecer un periodo de tiempo para cada actividad o tarea, de tal manera que puedan crearse rutinas mentales de atención y concentración.
  3. No utilizar periodos de tiempo muy largos para cada actividad y hacer una pequeña pausa entre ellas para descansar.
  4. Dormir suficientemente según cada edad, puesto que el cansancio no es un buen aliado para una atención plena.
  5. Definir las tareas y obligaciones de nuestros hijos de forma periódica: qué han de hacer, cómo han de hacerlo y elaborar un listado de todo ello.
  6. Detectar el momento del día en el que el niño se concentra más fácilmente, para que sea ahí cuando realice las tareas que requieren más atención.
  7. Dieta equilibrada, pues una buena alimentación es básica para afrontar el día, con  alimentos ricos es fósforo, ácidos grasos Omega 3 y calcio.
  8. Motivar con pequeños incentivos y con frases de empoderamiento: “tú puedes hacerlo”, “estoy seguro de que lo podrás lograr”.
  9. Ejercicios de mindfulness; en casa esta práctica disminuirá los niveles de estrés de toda la familia.

Entrenar a los más pequeños en Mindfulness implica una iniciación en el mundo de la meditación y de la atención centrada en el momento presente, utilizando la respiración como elemento clave para calmar mente y cuerpo. Hoy en día nuestra conciencia está inmersa en entornos de ruido y prisa, estamos permanentemente preocupados, dispersos y ansiosos por lo que se hace necesaria la calma emocional desde  los primeros años, una conexión con el exterior desde un mundo interior más relajado. 

Ejercicios y juegos que podemos hacer en familia

  • Juegos de memoria y asociación visual utilizando cartas, relacionando dibujos…
  • Laberintos.
  • Búsqueda de objetos en la casa, previamente escondidos.
  • Juegos de ordenar cosas con un criterio determinado.
  • Ejercicios de completar dibujos siguiendo una serie de números.
  • Rompecabezas.
  • Juegos de sostener la mirada.
  • Juegos utilizando el cronómetro o el temporizador. 

¿Qué es el MULTITASKING?

El MULTITASKING consiste en  realizar varias tareas al mismo tiempo. La atención sostenida o concentración procura que  mantengamos el estado de alerta hacia una o varias fuentes de información durante un periodo continuado o prolongado de tiempo, no obstante, las generaciones actuales conciben el tiempo y el espacio inmersos en la velocidad, la simultaneidad y la instantaneidad.

¿Existe demasiada estimulación tecnológica en nuestra sociedad?

Las generaciones actuales se muestran insaciables a la hora de consumir información suministrada con herramientas tecnológicas, les aburren las actividades duraderas y su filosofía es “No perder el tiempo”. Móviles, mensajes de texto, redes sociales, navegación, juegos, escuchar música… El hecho de realizar “muchas actividades al mismo tiempo” no debe ser sinónimo de desorden sino todo lo contrario, se hace indispensable una planificación y organización de tareas para potenciar estas capacidades de manera dinámica desde las propias aulas y desde los hogares, no puede existir disonancia sino concordancia.

Resulta prioritario favorecer las tecnologías pero no deben faltar estrategias que den soporte a los niños para el desarrollo de sus habilidades cognitivas, socio afectivas e interpersonales. Es necesario tener en cuenta que el nativo digital puede desarrollar una mayor capacidad de memoria visual, pero si se encuentra ante un ejercicio que requiere atención sostenida prolongada aparecerán, en algunos casos, importantes dificultades.

 Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com
 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!