10 juegos Montessori para bebés y niños (actividades para hacer en casa)

Divertidas y estimulantes actividades Montessori para el aprendizaje de los niños

El método Montessori ofrece a los niños una estimulante y divertida forma de aprender. Son actividades en las que los sentidos juegan un papel fundamental. Se trata de ofrecer a los niños una forma de experimentar y descubrir por ellos mismos, basándonos en la gran capacidad de aprendizaje que tienen los niños en edades tempranas. 

Ver también: Método Montessori para padres novatos

Si quieres poner en práctica esta filosofía en tu casa, te proponemos 10 juegos Montessori para bebés y niños aplicados a distintas áreas: las matemáticas, las ciencias, la motricidad fina o la vida práctica. 

Juegos Montessori para bebés (para la vida práctica)

Juegos montesssori para bebés y niños

Artículo recomendado

Uno de los puntos básicos en los que se basa la filosofía Montessori es que los padres no debemos dirigir a los niños como si fueran marionetas, pero sí debemos ofrecerles las vías y canales para que ellos puedan aprender y adquirir autonomía, es decir, puedan hacer cosas por ellos mismos. Estos juegos cotidianos inspirados en la filosofía Montessori les enseñarán a colaborar en casa y participar de las tareas: 

Ver también: ¿qué es el espíritu Montessori?

1. Lavar los juguetes

Los juguetes que usamos en el parque se ensucian y manchan, por lo tanto, organizar una actividad Montessori de lavado de juguetes es una tarea excelente. Es conveniente que, puedas dar al niño un escalón para que pueda llegar al lavabo o la pila para que pueda alcanzar al lugar donde se lavarán los juguetes.

También debes preparar materiales que el niño pueda agarrar y usar para limpiar y puedes preparar una secuencia para el lavado: barreño con agua y jabón, barreño para el aclarado y trapo. De esta manera, el niño podrá pasar su pala del parque por el primer barreño para lavarlo con un estropajo, después lo aclarará y finalmente lo secará. 

2. Guardar juguetes y libros

Organiza y adapta la habitación de tu hijo para que, después de jugar, pueda ordenar y guardar cada cosa en su lugar. Puedes tener una caja de un color para guardar coches, otra para las muñecas y unos estantes para los libros. Y, todo ello, ha de estar al alcance de su mano para que pueda hacer esta actividad de vida práctica sin tu ayuda.

Juegos Montessori para mejorar la motricidad fina

El juego debe abordar una sola actividad a la vez. Además, la estética también cuenta porque, co­­mo señalaba María Montessori, la belleza invi­­ta a la actividad. 

Ver también: claves para poner en práctica el Método Montessori

3. Ensartar palillos

Toma una bandeja de las que vienen en el supermercado y, después de limpiarla realiza dibujos y formas en la parte trasera, por ejemplo, un cuadrado, un círculo, un rectángulo, etc. Después dale a tu hijo unos palillos, deberá insertarlos alrededor de la figura para darle forma.

4. Trasvase de objetos

Prepara un cuenco con cuentas de colores y dos o tres botellas de plástico. Pide a tu hijo que distribuya las cuentas por colores, es decir, en una botella las rojas, en otra las verdes y en otra las azules.

5. Juego con macarrones

Prepara una torta con plastilina y pincha sobre ella distintos palillos. Pide a tu hijo que ensarte macarrones tipo pluma en cada uno de los palillos.

Juegos Montessori para niños de matemáticas

El método Montessori se basa en favorecer un lugar don­­de el pequeño pueda manejarse con un máximo de autonomía y de implicarle en la vida cotidiana del hogar para que aprenda mediante la prác­­tica. Por lo tanto, puedes pedirle de forma habitual que te traiga 3 gomas de borrar, cinco lapiceros o seis macarrones. Además, puedes realizar estas otras actividades de matemáticas.

6. Número y cantidad

Para que los niños aprendan a relacionar un número con su cantidad, puedes preparar nueve tarjetas, cada una con un número. Después, prepara cuentas de colores, piedrecitas, gomas, o cualquier objeto pequeño.

Coloca las tarjetas en fila y pide al niño que ponga bajo cada tarjeta la cantidad que marca el número. 

7. Sumas y restas

Una estupenda actividad Montessori para ayudar a tu hijo a comprender el concepto de sumar y restar y además, ayudarle a hacerlo solo, es usar números y contadores. En este caso, también necesitas tarjetas con números y contadores, que pueden ser piedras de colores.

Coloca dos tarjetas, por ejemplo el 4 y a su lado el 3. En el medio pon una tarjeta con el signo de la suma. Pide a tu hijo que debajo de cada número ponga tantas piedras como marque la tarjeta. Una vez hecho, solo deberá contar en voz alta para darse cuenta que cuatro piedras y tres piedras son 7 piedras. Puedes usar el mismo sistema para las restas.

Juegos Montessori para aprender ciencias

El niño está deseando realizar actividades "verdaderas" que tengan sentido en su vida cotidiana o que tengan relación con el entorno que conocen. 

8. Animales y cosas

Para que tu hijo aprenda la diferencia entre lo que es un ser vivo y un ser inanimado, puedes recortar distintas imágenes de revistas: un perro, una mesa, una tortuga, una cuchara, etc.

Coloca todas las imágenes sueltas sobre la mesa y pide a tu hijo que coloque sobre un papel todo lo que sea un ser vivo, y sobre otro papel, todo lo que sea un objeto.

Puedes emplear el mismo sistema para enseñarle la diferencia entre seres vertebrados e invertebrados, diferencia entre los medios de transporte, etc.

9. ¿Qué flota y qué se hunde?

Los niños generalmente se emocionan al descubrir que cosas se hunden cuando las pones en el agua y cuáles flotan. Para aprender este principio, puedes tomar una jarra y llenarla de agua. Después coloca en una bandeja distintos objetos: un tapón de corcho, un tapón de plástico, un trozo de papel, un juguete, etc.

Toma dos cajitas y pide a tu hijo que coloque en una los objetos que se han hundido y en otra los que han flotado. Así podéis comentar por qué razón sucedió la flotabilidad o no a cada tipo de material.

Juego sensorial Montessori para niños

La estimulación de los sentidos es una máxima del método Montessori. Saber discernir los distintos sentidos y utilizarlos en la vida cotidiana será un paso importante en el aprendizaje de tu hijo.

10. Caja sensorial

Toma una caja de cartón y realiza dos agujeros circulares del tamaño suficiente como para que tus hijos metan sus manos. Coloca dentro de la caja distintos objetos, de diferentes texturas y tamaños: un trozo de tela, una piña, un gel frío, un bote de cristal, etc.

Pídele que tome uno a uno y describa qué siente: ¿está frío?, ¿es suave?, ¿es rugoso? Quizás acierte o no de qué objeto se trata, pero en el camino habrá aprendido mucho sobre lo que el tacto le dice de cada elemento.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!