Cómo estimular a bebé de 19 meses jugando

Tu hijo puede aprender muchas cosas de juegos y juguetes

Cómo estimular a bebé de 19 meses jugando

A los 19 meses, el pequeño avanza rápido en su motricidad fina, perfeccionando sus movimientos. Para favorecer ese desarrollo, es importante llevar a cabo una estimulación adecuada. El mejor medio es a través del juego.

Gracias a su creciente independencia, ahora el niño ya sabe lo que quiere y para qué lo quiere, por lo que probablemente muestre inclinación por unos juegos y actividades en detrimento de otros. Aprovecha esa circunstancia para estimular su desarrollo cognitivo y su creatividad a través de sus juegos preferidos.

A continuación te sugerimos varios juegos sencillos que harán las delicias de tu pequeño a esta edad.

Rellenar vasos de agua

Cuando haga buen tiempo, sal fuera con el niño. Lleva un cubo lleno de agua y varios vasos de plástico. Pide a tu hijo que llene los vasos. Este juego le ayudará a desarrollar la coordinación y a comprender leyes físicas básicas, como que el agua cae hacia abajo.

Colocar objetos

Pide a tu hijo que coja un objeto determinado y que lo coloque encima de la mesa, debajo del taburete, dentro de un cajón, debajo de la silla… Repite el juego designando otros objetos. A esta edad reconoce bien las palabras y probablemente ya dice algunas. ¡Anímalo a hacerlo!

Reconocer los colores

Instálate con él en su habitación y pídele que te señale los muebles y juguetes que hay de un determinado color. Felicítale cuando acierte, y si se equivoca, anímalo para que no se frustre. Si ya tiene un vocabulario suficiente, pregúntale de qué color es la cama, el coche de bomberos, su peluche favorito…

Levantar torres con bloques

Tu pequeño ya es capaz de apilar tres bloques de construcción para hacer una torre. También puede poner cuatro o hasta seis en fila, o formar un cuadrado o un rectángulo. Ofrécele tu ayuda e indícale como se hace para que te pueda imitar.

Leerle su cuento favorito

Aunque se lo hayas leído un millón de veces, hazlo de nuevo. A este edad, la repetición es fundamental. Así tu bebé aprende palabras nuevas y las afianza. Pídele, por ejemplo, que señale la “vaca” o el “perro” y que imite sus sonidos. ¡Le encantará!

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!