Cómo reaccionar ante los berrinches de tu hijo

Consejos para las rabietas de tu bebé

 Cómo reaccionar ante los berrinches de tu hijo

En casa, en el supermercado... Tu angelito grita y patalea. ¿Qué le pasa? Desde hace unos meses, tu hijo coge muchas rabietas. Y tú no sabes por qué.

El problema

Tu hijo tiene que aprender a manejar sus frustraciones, que a menudo se expresan a través de los berrinches.

¿A quién afecta?

  • A tu hijo. Que pierde el autocontrol.
  • A ti. Te sientes desestabilizada por su intensidad. Y, encima, temes que los demás te juzguen mal.

Solución, caso a caso

Necesita reafirmarse a través del berrinche

Artículo recomendado

Le vas a poner unas botas forradas y él quiere las sandalias. Cuando insistes, estalla el drama. Tienes la sensación de que tu hijo se enfrenta a ti por cualquier cosa. Lo que ocurre es que a esta edad necesita conocerse, saber lo que le gusta y lo que no... y eso es positivo.

Qué debes hacer: dale siempre la posibilidad de escoger (¿las botas o los zapatos?). ¿Temes la mirada de los demás? Piensa que es mejor que aprenda a autoafirmarse. Peor sería que fuese un niño apocado, ¿no crees? Si eso te afecta o se convierte en peligroso para su salud, mantente firme, pero valora su idea. A veces, un modo de desdramatizar es reírse juntos. Eso le hará sentirse comprendido y seguro.

Qué debes decir: "Entiendo perfectamente que prefieras ponerte las sandalias, pero hoy hace frío. Vamos a esperar a que el sol se digne a asomar la nariz".

Quiere hacerlo todo solo

Construye una torre de cubos y se derrumba. Lo ayudas y se pone furioso. es normal, hacia los 3 años, quiere hacerlo él solo.

Qué debes hacer: procura no hacerlo todo por él con el pretexto de que así vas más rápido. Estimula su autonomía sin minimizar las razones de su enfado.

Qué debes decir: "No es fácil, comprendo que te enfades. Pero seguro que lo conseguirás".

Se satura y se pone furioso

El berrinche es una reacción emocional natural frente a una situación de tensión. Y es más fácil que estalle si el niño está muy cansado o demasiado estimulado (luces de neón, ruido, viaje). Es demasiado pequeño para canalizarlo todo, tienes que ayudarlo.

Qué debes hacer. En público: se trata de una situación corriente, procura no dejarte intimidar por la mirada de los demás. Transmite calma a tu hijo. Permanece en contacto con él hablándole bajito y cogiéndole la mano. Intenta contenerlo lo mejor posible... evitando las patadas. En casa: ¿Estás tentada de enviarlo a su habitación? Puedes hacerlo, pero no más de dos minutos y con el único fin de ayudarle a encontrarse. Sobre todo, mantén el vínculo, deja la puerta abierta. Para él, a veces lo importante no es satisfacer sus deseos, sino que los escuches.

Qué debes decir: "¡Menudo ruido hacía ese tren! Ahora tienes una tormenta en la cabeza".

Agnès Barboux con la colaboración de Isabelle Filliozat, psicóloga.

© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Las rabietas de los niños

    Las rabietas de los niños

  • Comer solo

    Mi bebé quiere comer solo

  • Mi hijo quiere vestirse solo

    Mi hijo quiere vestirse solo

  • Bebe dormir solo

    Cómo hacer que el bebé duerma solo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!