¿Cuándo pasar a la leche de continuación?

El doctor Patrick Tounian, experto en nutrición infantil, nos da la respuesta.

Cuando la diversificación alimentaria está bien consolidada, el paso de la leche de inicio a la leche de continuación permite garantizar las necesidades nutricionales del niño cuando este disminuye el consumo de leche.

Salvo por los lípidos, que se encuentran en menor proporción, las leches de continuación contienen algo más de proteínas, hierro, calcio, vitaminas, glúcidos… Esta concentración un poco más alta permite satisfacer las necesidades diarias en el momento en que la diversificación alimentaria lleva a una disminución relativa de la cantidad de leche.

El paso de la leche de inicio a la de continuación debe hacerse oficialmente cuando una de las comidas diarias del niño está totalmente diversificada, es decir, desprovista de leche infantil y compuesta por un puré de verduras y carne y un postre.

Las diferencias entre las dos leches no son grandes. Se puede esperar a que se acaben las reservas de leche de inicio para pasar a la de continuación. Incluso aunque una de las comidas esté totalmente diversificada. Sería absurdo tirar la lata sin haberla agotado. Los padres pueden estar tranquilos: una transición un poco temprana o un poco tardía no tendrá ninguna consecuencia en el crecimiento del niño.

Declaraciones recogidas por Frédérique Odasso
© Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!