9 alimentos que no debes darle a tus hijos antes de los 2 años

Debes tomar estas precauciones en la alimentación del niño antes de los 24 meses.

El sistema digestivo del bebé antes de los 24 meses es delicado, porque no está totalmente maduro. Hasta los 3 años, su estómago no produce todas las enzimas digestivas y el ácido necesarios para digerir los alimentos adecuadamente. Por eso es importante escoger bien lo que le damos de comer. Hay alimentos para los que aún no está preparado. Sin embargo, es frecuente que los padres den zumos, galletas o chuches a sus hijos menores de 2 años. A continuación te ofrecemos una lista de alimentos prohibidos a estas edades. 

1. Evita los alimentos con los que se puede atragantar

Sobre todo, no le des frutos secos, son la primera causa de atragantamiento infantil. A pesar de su valor energético y de que aportan vitaminas y minerales, los frutos secos no solo pueden producir asfixia, además, algunos provocan alergias. E, incluso triturados, pueden obstruir las vías respiratorias al pasar por ellas en lugar de por la vía digestiva.

Tampoco le des pasas, gominolas, verduras crudas, uvas enteras, aceitunas con hueso, palomitas de maíz… Y córtale las salchichas y la carne en trozos muy pequeños, no mayores de un centímetro.

2. Bebidas no nutritivas o azucaradas

Los refrescos contienen azúcar, colorantes, cafeína y otros aditivos perjudiciales para el bebé. Son poco nutritivos y a menudo alteran su apetito y su sueño o le producen diarrea. Además, favorecen la aparición de caries y aumentan las probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad en el futuro. En cuanto a los zumos, hay que evitar los envasados, demasiado dulces.

Por su parte, las bebidas como el café o el té contienen elementos que dificultan la absorción del hierro, por lo que tampoco son recomendables.

3. Miel

La miel puede estar contaminada con la bacteria transmisora del botulismo infantil, una enfermedad que puede llegar a ser mortal. Además, como el sistema inmunológico del bebé aún no está plenamente desarrollado, podría sufrir alergia al polen. 

4. Chucherías

Tienen un alto contenido en azúcar y otros aditivos poco recomendables como colorantes y espesantes. Al igual que las bebidas azucaradas o la bollería, las chuches contribuyen al riesgo e padecer sobrepeso u obesidad y a la aparición de caries.

5. Bollería

Especialmente la industrial, que es rica en grasas saturadas e hidrogenadas de baja calidad. Además, contiene mucho azúcar.

6. Embutidos

Su alto contenido en grasas y sal los hace poco recomendables para los bebés a estas edades.

7. Productos lácteos semidesnatados o desnatados

La leche adecuada para un niño de 24 meses es la leche de vaca entera. A esta edad, sus necesidades energéticas son muy altas y las leches semidesnatadas o desnatadas, que tienen pocas calorías, no las cubren. Lo mismo vale para los yogures y otros derivados.

8. Conservas

Tienen mucha sal y llevan conservantes que pueden ser perjudiciales.

9. Determinados pescados y mariscos

Aunque el pescado es muy saludable y debe incluirse en la dieta de los más pequeños, hay algunos, como el pez espada, el atún rojo o el mero, que tienen una alta concentración de mercurio y pueden alterar el desarrollo neuronal en niños menores de 3 años. En cuanto a los mariscos, a estas edades son difíciles de digerir y pueden producir alergias. 

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!