La zorra y la cigüeña. Fábulas con valores para niños

Fábulas cortas para transmitir valores a los niños

Las fábulas son unos relatos breves, generalmente protagonizados por animales que tienen cualidades humanas, de los que se extrae una lección de vida. Es por ello que, las fábulas son un recurso fantástico para enseñar a los niños distintos valores.

Esta fábula con valores para niños, La zorra y la cigüeña, les enseña que no hay que reírse de los demás, ni hacer a otras personas, lo que no queremos para nosotros. En ocasiones, estas lecciones calan más en los niños, cuando las escuchan a través de cuentos o historias.

Fábulas de Esopo para niños: La zorra y la cigüeña

 fábula de esopo con animales

La zorrasimempre había comentado ante los demás animales que la cigüeña era muy boba, le gustaba mofarse de ella y un buen día, decidió ir un poco más allá de los insultos y quiso hacerle una broma.

La invitó a cenar a su casa y preparó una deliciosa comida que dispuso sobre una mesa bien adornada. Cuando llegó la cigüeña, sintió que el dulce aroma de los alimentos le abría el apetito pero... 

Al senarse a la mesa, se dio cuenta de que la zorra había puesto toda la comida en platos muy grandes y llanos, así que, no podía llevarse ni un solo bocado porque su largo y fino pico le impedía degustar tan ricas viandas.

Sin embargo, la cigüeñano protesó, miró a la zorra, le agradeció la invitación y se fue. Y allí quedó la zorra, muerta de la risa.

Pocos días después, ambos se volvieron a encontrar cerca del estanque, y en esta ocasión, fue la cigüeña la que invitó a cenar a la zorra. La zorra aceptó de buen gusto y pensó para sí: 

"Esta cigüeña sigue siendo tan boba, que incluso después de lo que pasó en mi casa, sigue queriéndome agradecer la invitación".

La cigüeña había trabajado mucho para preparar una comida exquisita y, a la hora indicada, la zorra se presentó en su casa dispuesta a comer los alimentos que había preparado la cigüeña. La zorra comenzó a salivar al percibir los exquisitos olores que llegaban de la cocina y se sentó rápidamente a la mesa, para poder dar cuenta de las viandas. Pero, cuando se sentó en la mesa, se dio cuenta de que todos los alimentos estaban servidos en tarros y vasijas de cuello muy largo, tanto que solo cabía el pico de una cigüeña, y no el hocico de una zorra.

La cigüeña comenzó a comer con apetitoy, cuando hubo terminado, le dijo a la zorra que la miraba con disgusto: 

- ¿Ves? Es una comida tan sabrosa como la que tu preparaste.

Moraleja: no hagas nunca a los demás lo que no quieres que te hagan a ti, y también puede extraerse una segunda moraleja, donde las dan, las toman.

Recursos escolares para trabajar con los niños

Esta fábula de Esopo, La zorra y la cigüeña, nos permite trabajar con los niños la adquisición o mejora de algunas habilidades: 

- Puedes utilizarla como dictadodurante la clase de Lengua para mejorar la caligrafía y la escritura de algunas palabras difíciles.

- Te invitamos a trabajar la comprensión lectora de los niños realizándoles preguntas sobre el texto como, ¿qué animales protagonizan esta fábula?, ¿quién invita primero a su casa a comer?, ¿por qué no pudo comer la zorra?

- Es también un buen recurso para la clase de Valores o Religión, ya que trata asuntos como las burlas hacia los demás, las bromas de mal gusto, la humillación o las críticas.

Más fábulas para leer con tus hijos

La paloma y la hormiga

El caballo y el asno

La zorra y las uvas

La cigarra y la hormiga

El lobo con piel de cordero

Fábula de La lechera

El león y el mosquito

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (1)

01 abr 2020 12:12 Mikelino

Muchas gracias!!!!!