¿Por qué mi bebé ahora come menos?

Pierde el apetito… ¡porque se hace mayor!

Tu hijo, que antes engullía encantado los platos que le preparabas y siempre recibía con agrado las novedades culinarias, ahora mira la comida con poco entusiasmo. ¿Y si fuera algo normal?

Ha perdido su buen apetito

¿Qué pasa? Nada anormal. Que tu bebé crece, solo eso. Al nacer, su mayor placer y su máxima distracción era alimentarse, cómodamente instalado en tus brazos. Pero ahora ha descubierto que hay muchas otras curiosidades que satisfacer.

Descubre el mundo

Sentado o a gatas, ponerse de pie tampoco le asusta. De pronto, los días se le pasan volando. Y si además le interrumpes un juego apasionante para sentarlo a la mesa, puedes imaginarte hasta que punto se siente contrariado.

Artículo recomendado

Como crece, tiene problemas: en su vida, no todo es color de rosa. ¿Hay cambios de horarios, una nueva niñera, o estás menos disponible? Puede que sienta un nudo en el estómago, como tú cuando estás disgustada. Con un poco de paciencia y muchos mimos seguro que no desdeña tanto las comidas.

¿Cómo reaccionar?

Cuando su apetito se vuelve caprichoso, no le fuerces a comer, porque podrías bloquearlo. Es difícil luchar contra esta tendencia que tenemos todas las madres a querer sobrealimentar a nuestros pequeños y a inquietarnos cuando no quieren comer. Sin embargo, los pediatras nos tranquilizan: un bebé nunca se deja morir de hambre.

© Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!