Cómo educar en valores

Educar a nuestros hijos e hijas no es tarea fácil. Pero es importante que seamos conscientes de que educar a los niños y niñas es una tarea de múltiples agentes y a veces, incluso, aliados externos que ni siquiera imaginamos. 

Contamos con una generación de niños y niñas que tiene en sus manos el peso del futuro y a la que hay que transmitir los valores de cuidado y respeto a todas las personas. Para inculcar un pensamiento solidario que hará de niños y niñas los adultos/as que contribuirán al desarrollo social es necesario partir de la responsabilidad educativa, tanto de madres y padres como de los demás adultos que les rodean: familiares, amigos/as,… 

Foto: Ganadores de la 35 edición

La necesidad de una educación que se refuerza en comunidad atraviesa la familia, el contexto personal y la escuela, pilares sobre los que se sustenta el crecimiento y el aprendizaje de nuestros hijos e hijas.

Educar en valores

Si bien es indiscutible que padres y madres somos los principales educadores, la escuela desempeña también un papel fundamental. Los docentes no solo transmiten a nuestros hijos una serie de conocimientos matemáticos, de historia, lengua, geografía o idiomas. Los profesores y profesoras nos ayudan a prepararles para la vida adulta, a conseguir el empoderamiento de niñas y niños, y eso incluye algo muy importante que a menudo pasamos por alto: la educación en valores, como el respeto a los demás, la empatía, el compañerismo, la superación…

Valores que comparten ciertas entidades como el Grupo Social ONCE que en el marco del aniversario de su nacimiento, el próximo 13 de diciembre, quiere seguir ayudando a los docentes a educar en valores y contribuir a una sociedad más justa e inclusiva a través de su Concurso Escolar.

La inclusión, la llave del futuro que debemos dar hoy a nuestros hijos

Podemos educar a nuestros hijos en un sinfín de valores, pero hay algunos imprescindibles, que pueden cambiarles la vida y, lo que es más importante, pueden cambiar la vida de muchas otras personas a su alrededor. Valores en los que el tiempo que padres, madres y docentes dediquemos, se convertirá en una auténtica inversión para los más pequeños y para toda la sociedad.

Como la inclusión en innovación en el aula. Un valor que trabaja muchos otros (empatía, solidaridad, respeto…) y que los educadores consideran un pilar fundamental para la sociedad que estamos construyendo. La inclusión es, según la UNESCO, un proceso de búsqueda interminable para encontrar los mejores caminos para responder a la diversidad de niños y niñas en las aulas. Es aprender a vivir con la diferencia y desde la diferencia. Es una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad.

Foto: Ganadores de la 35 edición  

Por eso el Concurso Escolar del Grupo Social ONCE, en su 36 Edición, invita a los niños y niñas de Primaria y Secundaria a convertirse en abanderados de la inclusión, porque en junio de 2020 Madrid tiene el honor de acoger el World Blindness Summit. En esta Cumbre Mundial de la Ceguera se recibirá a las delegaciones de 190 países, en representación de 285 millones de personas ciegas de todo el mundo.

Trabajando en equipo con sus compañeros de aula, niños y niñas tienen la oportunidad de crear la bandera y el himno por la inclusión. Una creativa y divertida actividad de empoderamiento infantil con la que sensibilizar a toda nuestra sociedad e inspirar a niños y adolescentes de todo el mundo.

El Concurso ONCE es una actividad gratuita que ofrece multitud de recursos educativos al profesorado: vídeos, material didáctico descargable, formaciones online con especialistas… Además, solo por participar, todos los niños y niñas reciben como reconocimiento una pulsera que les acredita como abanderados de este Movimiento por la Inclusión; un regalo que les hará sentirse muy especiales. También cuenta con premios provinciales y autonómicos muy interesantes, como la posibilidad de realizar juntos una actividad para toda la clase valorada en 400 euros, o el gran premio para los ganadores nacionales: unos días inolvidables en la Sierra de Madrid al final de curso, en el Campus ONCE, conviviendo con niños y niñas de distintos colegios de España.

Si esta iniciativa, la inclusión, el empoderamiento infantil y la educación en valores son temas de tu interés, tal vez deberías empezar a seguir las redes sociales del Concurso ONCE (Facebook, Twitter, Instagram) y su nuevo blog.

El plazo de inscripción y participación está abierto hasta el 31 de enero. Si tu hija o hijo no está participando con su clase, aún estás a tiempo de informar a su profesor o profesora de esta interesante actividad educativa que tal vez no conozca y seguro que apreciará.