18 fábulas de animales para niños. Cuentos cortos con moraleja

Fábulas cortas para leer con tus hijos y educarles en valores

Los grandes fabulistas de la historia como Esopo, Samaniego o la Fontaine utilizan para sus cuentos con moraleja protagonistas como leones, ratones, zorros, caballos, asnos o cuervos. Y es que, en las fábulas, los personajes son generalmente animales que tienen cualidades humanas. A través de sus aventuras y desventuras, aprendemos grandes lecciones sobre la vida y la actitud hacia los demás.  

En conmishijos.com recogemos una selección de fábulas de animales para niños, son cuentos cortos con moraleja, es decir, con una enseñanza que podemos transmitirles a través de las historias que les ocurren a sus protagonistas.

Fábulas cortas de animales para niños

Fábulas de animales para niños

Las fábulas, a diferencia de los cuentos, tratan de transmitir una moraleja final, por lo tanto, resultan un recurso muy útil para educar a nuestros hijos en valores. Si buscas fábulas de animales para leer con tus hijos, puedes comenzar con alguna de estas 18 que hemos seleccionado para ti. 

1. Fábulas para niños: la liebre y la tortuga

Fábula con moraleja para niños: la liebre y la tortuga

En el mundo de los animales vivía una liebre muy orgullosa, porque ante todos decía que era la más veloz.

Por eso, constantemente se reía de la lenta tortuga.

- ¡Miren la tortuga! ¡Eh, tortuga, no corras tanto que te vas a cansar de ir tan de prisa! -decía la liebre riéndose de la tortuga.

Sigue leyendo la fábula de La liebre y la tortuga

2. Ratón de campo y ratón de ciudad: fábulas cortas con moraleja

Ratón de campo y ratón de ciudad

Érase una vez un modesto ratoncito que vivía tranquilo y feliz en el campo. Su casita estaba dentro del tronco de un árbol y allí, entre árboles y campiña tenía todo lo que un ratón de campo podría desear. Aunque no abundaba, no le faltaba grano que comer, ni espacio para jugar y corretear.

Un buen día, le vino a visitar su primo, el ratón de ciudad, que quedó espantado por el silencio, la tranquilidad, los olores y el sabor de la comida del campo. El ratón de ciudad, horrorizado por todo lo que veía, le dijo a su primo que no había nada como vivir en la ciudad y le invitó a su casa para que lo comprobara por él mismo. 

Lee la fábula completa de Ratón de campo y ratón de ciudad

3. Fábulas con moraleja: el ratón y la rana

Un ratón de tierra se hizo amigo de una rana, para desgracia suya. La rana, obedeciendo a desviadas intenciones de burla, ató la pata del ratón a su propia pata. Marcharon entonces primero por tierra para comer trigo, luego se acercaron a la orilla del pantano.

La rana, dando un salto arrastró hasta el fondo al ratón, mientras que retozaba en el agua lanzando sus conocidos gritos. El desdichado ratón, hinchado de agua, se ahogó, quedando a flote atado a la pata de la rana.

Los vio un milano que por ahí volaba y apresó al ratón con sus garras, arrastrando con él a la rana encadenada, quien también sirvió de cena al milano.

Moraleja: Toda acción que se hace con intenciones de maldad, siempre termina en contra del mismo que la comete.

4. Fábula corta: El perro del hortelano

Fábulas infantiles. El perro del hortelano

Un labriego tenía un enorme perro como guardián de sus extensos cultivos. El animal era tan bravo que jamás ladrón alguno se atrevió a escalar la cerca de los sembrados.

Fábula corta completa: el perro del hortelano

5. Fábulas de Esopo: el cuervo enfermo

Un cuervo que se encontraba muy enfermo dijo a su madre:

- Madre, ruega a los dioses por mí y ya no llores más. 

- ¿Y cuál de todos, hijo mío, tendrá piedad de ti? ¿Quedará alguno a quien aún no le hayas robado la carne?

Moraleja: No te llenes innecesariamente de enemigos, pues en momentos de necesidad no encontrarás un solo amigo.

6. Cuento con moraleja: El caballo y el asno

Fábula para niños del caballo y el asno

Un hombre tenía un caballo y un asno.

Un día que ambos iban camino a la ciudad, el asno, sintiéndose cansado, le dijo al caballo:

- Toma una parte de mi carga si te interesa mi vida.

Sigue leyendo la fábula del caballo y el asno.

7. Fábulas de animales: la paloma y la hormiga

Fábula para niños de la paloma y la hormiga

Obligada por la sed, una hormiga bajó a un arroyo; arrastrada por la corriente, se encontró a punto de morir ahogada.

Una paloma que se encontraba en una rama cercana observó la emergencia; desprendiendo del árbol una ramita, la arrojó a la corriente, montó encima a la hormiga y...

Sigue leyendo la fábula de la paloma y la hormiga.

8. Fábulas de animales de Esopo: La rana gritona y el león

Oyó una vez un león el croar de una rana y se volvió hacia donde venía el sonido, pensando que era de algún animal muy importante. Esperó y observó con atención un rato, cuando vio a la rana que salía del pantano, se le acercó y la aplastó diciendo:

- ¡Tú, tan pequeña y lanzando esos tremendos gritos!

Moraleja: Quien mucho habla, poco es lo que dice. 

9. Fábulas de animales con moraleja: la gallina de los huevos de oro

Gallina de los huevos de oro

Érase un labrador tan pobre, tan pobre, que ni siquiera poseía una vaca.

Era el más pobre de la aldea. Y resulta que un día, trabajando en el campo y lamentándose de su suerte, apareció un enanito que le dijo:

-Buen hombre, he oído tus lamentaciones y voy a hacer que tu fortuna cambie. Toma esta gallina; es tan maravillosa que todos los días pone un huevo de oro.

Lee la fábula completa de la gallina de los huevos de oro

10. Cuento con moraleja para niños: La zorra y las uvas

Fábula de la zorra y las uvas

En una mañana de otoño, mientras una zorra descansaba debajo de una plantación de uvas, vio unos hermosos racimos de uvas ya maduras, delante de sus ojos. Deseosa de comer algo refrescante y distinto de lo que estaba acostumbrada, la zorra se levantó, se remangó y se puso manos a la obra para comer las uvas.

Lee lo que ocurre con La zorra y las uvas

11. El león y la cabra: fábulas cortas para niños

Encontró un lobo a una cabra que pastaba a la orilla de un precipicio. Como no podía llegar a donde estaba ella le dijo:

- Oye amiga, mejor baja pues te puedes caer. Además, este prado donde estoy, está verde y crecido.

- Bien sé que no me invitas a comer a mí, sino a ti mismo, siendo yo tu plato.

Moraleja: Conoce siempre a los malvados, para que no te atrapen con sus engaños.

12. La oveja negra, fábulas cortas de animales

Cuentos infantiles de animales

La prudencia tiene ojos y lengua, eso nadie puede dudarlo. Lástima que casi siempre ande cabizbaja y bale en chino

Esta pudiera ser la introducción a la historia de la oveja negra, precisamente escogida por el tigre para apoderarse del rebaño.

Lee la fábula completa de La oveja negra

13. Fábula corta para niños: La zorra y el cangrejo de mar

Queriendo mantener su vida solitaria, pero un poco diferente a la ya acostumbrada, salió un cangrejo del mar y se fue a vivir a la playa. Lo vio una zorra hambrienta, y como no encontraba nada mejor para comer, corrió hacia él y lo capturó. Entonces el cangrejo, ya listo para ser devorado exclamó:

- ¡Merezco todo esto, porque siendo yo animal del mar, he querido comportarme como si fuera de la tierra!

Moraleja: Si intentas entrar a terrenos desconocidos, toma primero las precauciones debidas, no vayas a ser derrotado por lo que no conoces.

Más fábulas de animales para niños con moraleja

14. El lobo con piel de cordero

15. El conejito ingenioso

16. Rufo

17. Los tres cerditos

18. El león y el ratón en inglés

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (1)

27 may 2020 22:52 ODALYS ABRIL HERNÁNDEZ ÁLVAREZ

Este popular cuento sirve como magnífico ejemplo para que los niños entiendan el valor del esfuerzo y del trabajo. El hecho de que las casas de los dos cerditos holgazanes acaben por los suelos, mientras que la del cerdito más trabajador sea la que aguante y les sirva de cobijo, no es pura casualidad. Pone de manifiesto la importancia de esforzarse y trabajar si de verdad queremos vencer todo tipo de dificultades.

El cuento también habla de otro valor como es la inteligencia. Lo hace a través del personaje del cerdito mayor, quien reflexiona a la hora de elegir el material con el que fabricará su casa y se decanta finalmente por los ladrillos una vez que ha valorado sus ventajas.

Por otro lado el cuento también refleja el valor del ingenio, que les sirve a los cerditos para librarse definitivamente del lobo cuando creen que no tienen nada que hacer. Una vez más el ingenio vence a la fuerza.