5 consejos para aliviar la espalda cuando tienes un bebé

Cuidar de tu bebé te puede provocar problemas de espalda. Alívialos con estos trucos.

Alimentarlo, bañarlo, acostarlo, cargar con él... Aprende a proteger tu espalda en tu vida diaria con el bebé aplicando unas pocas reglas muy sencillas.

1. Para darle el pecho

  • Siéntate bien cómoda en un sofá más bien bajo. Para evitar las tensiones debidas al peso del bebé, apoya los brazos en el reposabrazos y mantén los hombros y la espalda relajados.

  • Si el sillón es demasiado alto, apoya la planta de los pies en un taburete o en una pila de libros. Puedes colocar varios cojines en las rodillas para que el bebé esté a la altura de tus pechos.

2. Durante el baño o cuando lo cambias

  • Encaja bien una tabla de madera en los bordes de la bañera y coloca la bañerita del bebé encima.

  • Si lo bañas en tu bañera, ponte de rodillas sobre un cojín, con los muslos pegados a la pared de la bañera y la espalda lo más recta posible. Así podrás ocuparte del pequeño con tranquilidad.

  • El cambiador tiene que ser lo suficientemente alto para que no tengas que inclinarte hacia el bebé. Ten en cuenta esta referencia: no debe estar más bajo que la punta de los huesos de las caderas.

3. Cuando cojas el moisés o el cuco

  • Inclínate levantando la pierna hacia atrás, de modo que tu cuerpo permanezca horizontal.
  • También puedes agacharte separando las piernas, con las rodillas dobladas y abiertas hacia fuera.
  • Sobre todo, mantén la espalda recta e incorpórate bien derecha.

4. Cuando acuestes al bebé

  • Coloca el colchón de la cuna en la posición más alta (si el modelo lo permite) para inclinarte lo menos posible.
  • Apoya el pie bien plano sobre una silla pegada a la cuna.
  • Al coger al niño de la cuna o al dejarlo en ella, apóyate sobre la silla e inclina el tronco (manteniendo la espalda recta).

5. Cuando salgas de paseo con él

  • De pie, cuando tienes a tu pequeño contra tu pecho, debes mantener la espalda bien recta. Para ayudarte, colócate en posición perpendicular a una mesa o un mueble sobre el que puedas apoyar el muslo.

  • ¿Llevas a tu bebé en un canguro? Es duro para la espalda. Para aliviarla, colócate el portabebés bastante alto. Ten en cuenta esta referencia: tienes que poder abrazar la parte alta de la cabeza del niño bajando el mentón. El fular portabebés, que mide aproximadamente 0,70 m x 1,10 m, es un excelente modo de llevar a tu pequeño.

  • Si eliges el cochecito o la silla de paseo, comprueba que las asas son suficientemente altas: tus manos deben estar a la altura de la punta de tus caderas.

Consejo Extra

Es todas estas situaciones, utiliza ropa y calzado cómodos. No uses tacones de más de 3,5 cm. Si son demasiado altos, el cuerpo compensa la inclinación hacia delante acentuando la curva lumbar, provocando dolor de espalda.

Noémie Colomb
© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios (1)

02 sep 2018 18:10 Mirna Pibencia

El postparto es una etapa muy complicada, yo tuve problemas para adelgazar unos kilos extra que me quedaron y ninguna dieta parecía surtirme efecto y los ejercicios tampoco me ayudaban. Sin embargo todo esto cambio cuando empecé a tomar el Mummy Magic Weight-Loss Tea de Secrets of Tea, es producto natural que ayudo a que mi metabolismo se acelerara y en poco tiempo empecé a quitarme esos kilos de más, comiendo todo lo que quería y sin hacer ejercicios. Lo más importante es que pude bajar de peso con un producto que no contenía aditivos químicos y me permitieron seguí amamantando.