Qué le ocurre a tu cuerpo después del parto

Tu cuerpo después del parto

Tras haber dado a luz, habrás de enfocarte en el cuidado de tu bebé, sin olvidarte de cuidar de ti misma. Y es que, tu cuerpo ha pasado por un proceso largo y delicado, además de por el intenso momento del parto, por lo tanto, es conveniente que sepas qué ocurrirá en tu cuerpo durante el posparto. Estas primeras semanas se sucederán los entuertos, loquios, aumento del tamaño de los senos o la molestia de los puntos si has tenido una epidural.

Volver a la normalidad: tu cuerpo tras el parto

tu cuerpo tras el parto

El puerperio es el periodo que comienza tras el parto y finaliza a las 6-8 semanas del mismo. A nivel físico, tu cuerpo experimenta una serie de cambios para recuperar el estado previo al embarazo. En este período es importante que descanses lo máximo que puedas y tu bebé te deje, sigas las recomendaciones de tu obstetra y tu matronay lleves una vida lo más tranquila posible.

Cambios en tu abdomen

Es normal que te sientas mal al ver cómo ha quedado tu cuerpo tras dar a luz, tu abdomen no estará duro y abultado, sino blando y sin forma. Tu barriga no está plana y tardará unos meses en recuperar un aspecto similar al que tenía antes del embarazo.

Los músculos del abdomen y la pelvis deben recuperar el tono inicial perdido por la presión y distensión a la que han estado sometidos durante el embarazo y el parto. No se recomienda hacer ejercicio abdominal hasta que no se haya recuperado la musculatura del suelo pélvico. Para ello, se practicarán precozmente los ejercicios de Kegel.

Cambios en los pechos

Las mamas experimentan un gran cambio para adaptarse a la lactancia. Aumentan de tamaño y al tercer o cuarto día se produce la subida de la leche. Notarás tensión en el pecho y, los primeros días de lactancia pueden resultar molestos hasta que te adaptes a dar el pecho a tu bebé.

Los entuertos tras el parto

Para que el útero recupere su tamaño y peso anterior, se producen contracciones llamadas entuertos. Pueden ser molestos, sobre todo durante el amamantamiento. Son dolores espasmódicos en el abdomen y, aunque te recuerden a los dolores de las contracciones, has de saber que son totalmente normales, es más, es una señal de que tu cuerpo está volviendo a la normalidad. La buena noticia es que solo durarán unos días.

Si estas contracciones son intensas, puedes aliviarlas con un analgésico suave, siempre previa consulta con tu médico habitual.

Flujo con sangre

Los loquios son secreciones sanguinolentas que se expulsan por la vagina. Varían de color (rojo, rosado, marrón) y disminuyen en cantidad con el paso de los días. Es más abundante al principio y va disminuyendo a lo largo del paso de los días. A menudo, el flujo continúa hasta que llega el primer período menstrual.

En estos casos, se recomienda usar compresas, pero no es conveniente utilizar tampones ya que pueden causar una infección.

Cambios en la vejiga

Notarás que sientes ganas frecuentes de orinar los primeros días tras el parto, ya que el cuerpo está eliminando los líquidos que ha ido acumulando a lo largo de la gestación. Es frecuente que este momento sea difícil al principio, debido a las molestias en la zona genital, pero es absolutamente conveniente intentar hacerlo cuanto antes tras el parto.

Para facilitar el momento puedes levantarte y caminar y, si tienes puntos de episiotomía, puedes verter agua templada sobre ellos al orinar para que la piel no te moleste tanto.

La función intestinal en el posparto

Hacer caca es uno de los momentos que más temen las mujeres que acaban de pasar por un parto, ya que implica una presión en  una zona de por sí dolorida. Debes saber que no necesitas defecar uno o dos días tras el parto, pero conviene que recuperes la función intestinal cuando ants. Para lograrlo, bebe agua abundante y lleva una alimentación rica en fibra para estimular tu intestino. 

No esperes cuando sientas ganas de ir al baño y no sientas miedo de hacerlo, es muy improbable que salte algún punto pero, si sientes angustia, puedes colocar una compresa limpia sobre los puntos mientras lo haces.

La menstruación tras el parto

La menstruación suele reanudarse al término de este periodo. Si das el pecho a tu bebé, la menstruación puede retrasarse unos meses, pero esto no significa que no seas fértil.Después del parto, la pérdida de peso es de unos 5 Kg. Al final del puerperio, habrás perdido otros 4 Kg por la eliminación progresiva de líquidos acumulados durante el embarazo.

Los puntos de la episiotomía

Si te han practicado una episiotomía, los puntos pueden resultarte molestos durante unos días. Sin embargo, al cabo de una semana estarás muy recuperada y se habrán ido absorbiendo o cayendo. 

Para superar esta molestia te ayudará realizar ejercicios de suelo pélvico cuanto antes, además debes mantener siempre los puntos limpios y secos. Si notas mucha presión, puedes sentarte sobre un flotador o tumbarte. Si crees que puede haber surgido algún problema o infección, no dudes en consultar a tu matrona.

Alimentación en el posparto

La dieta que lleves debe contener todos los nutrientes. La ingesta de fibra y una buena hidratación (2-3 litros de líquidos al día) ayudarán a prevenir el estreñimiento. No es momento para hacer dietas adelgazantes. Debes estar bien nutrida y fuerte para afrontar la lactancia materna y la recuperación posparto.

 

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Recuperación postparto

    Recuperación postparto

  • Postparto después del embarazo

    Postparto después del embarazo

  • Cómo prevenir la depresión postparto

    Cómo prevenir la depresión postparto

  • Episiotomía en el parto

    Episiotomía en el parto

  • Ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico

    Ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!