Trucos para reducir tu tripa después del parto

Un bonito vientre después de la maternidad. Sigue estos consejos.

¡No es fácil perder la panza! Durante todo el embarazo, la piel se somete a una dura prueba: se estira y se tensa. Después de dar a luz, pierde su elasticidad. Sigue nuestros trucos para recuperar un bonito vientre.

¡A trabajar!

Es normal tener el vientre redondo y la piel distendida después del parto. ¿Pero durante cuánto tiempo? A algunas mujeres les resulta más fácil recuperar la silueta que tenían antes del embarazo, pero otras van a necesitar más paciencia y rigor. ¡Que no cunda el pánico! Seguro que la tripa desaparecerá, pero despacito. Aunque nada te impide acelerar “un poco” el proceso. Todas soñamos con un vientre plano, tónico y firme después de dar a luz.

¿Cómo recuperar un vientre plano y un cuerpo firme después de la llegada del bebé? Tenemos algunos trucos que no te esperas. Cuidados de la piel, un sueño reparador, nada de regímenes draconianos… Y en cuanto a retomar el deporte, hay que arrancar despacio. Lo ideal sería caminar un poco, realizar algunas posturas de yoga, practicar una gimnasia suave, un poco de natación… Sigue nuestros consejos.

1. Nada de regímenes draconianos

Recuperar un bonito vientre después de la maternidad no sale gratis. Pero, tras el parto, hacer régimen no es una buena idea, en absoluto. Una buena alimentación, sana y equilibrada, contribuye a un aporte correcto de elastina y fibras colágenas para dar firmeza a la piel y devolverle su tonicidad. De modo que nada de privar al cuerpo de nutrimentos y vitaminas.

Las vitaminas A (especialmente el retinol), B, C, y E desempeñan un papel esencial en la protección de la piel y en el mantenimiento de su elasticidad y tonicidad. Estas vitaminas participan en la fabricación de las fibras de colágeno.

No dejes de tomar huevos, leche, carne de ave, nueces y almendras, pescado azul, aceite de girasol…

Pero ten cuidado con la sal, que retiene el agua y puede debilitar y relajar los tejidos conjuntivos.

2. Muchas horas de sueño

Con los llantos del bebé, los cambios de pañal, la lactancia o los biberones, es algo difícil de compaginar. La mejor solución es dormir mientras el bebé también duerme. Puede que pienses que eso no tiene nada que ver con la silueta ni el vientre, pero no es así. El sueño es importante para mantener una buena higiene de vida. ¿A que picoteas menos cuando estás más descansada? De modo que se imponen las pequeñas siestas.

3. Cuidados de la piel

Hoy en día hay muchos productos disponibles para ayudar a tonificar y dar firmeza a la piel. Suelen presentarse en forma de cremas hidratantes, ricas en vitaminas, que se aplican sobre la piel. Las cremas antiestrías son todavía mejores.

Puedes consultar a tu dermatólogo para escoger el producto más adecuado. Los productos a base de aceite de karité y de rosa mosqueta son bastante conocidos y contienen antielastasas.

La aplicación de una crema también requiere algunas precauciones para ayudar a la piel a recuperar su tonicidad y su firmeza. En las extremidades, la crema se aplica de abajo arriba. En algunas partes como el vientre o las caderas, se hacen movimientos circulares, como si se masajeara ligeramente esa zona.

No olvides calentar el producto con las manos antes de aplicarlo.

4. Ante todo, la reeducación perineal

Todas las mujeres que acaban de dar a luz deben hacer reeducación perineal. El ginecólogo o la matrona suelen recomendarla en la visita postparto. Antes de la reeducación perineal no debe realizarse ningún esfuerzo.

Las sesiones de reeducación se prolongan durante las seis semanas posteriores al parto, en función del modo en que se haya dado a luz y del estado de salud del bebé y de la madre.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Visita postnatal

    ¿Para qué sirve la visita postnatal?

  • Depresión postparto

    Depresión postparto

  • Cómo reducir la tripa después del embarazo

    Cómo reducir la tripa después del embarazo

  • Ejercicios recuperar parto

    7 ejercicios para recuperarse tras el parto

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!