Ventajas del ejercicio físico durante el embarazo

Beneficios de practicar deporte durante la gestación

La actividad física durante el embarazo no sólo es buena, sino altamente recomendable. Ponerse en forma ayuda a prevenir dolores de espalda en la embarazada y a controlar el peso en la gestación. Se recomienda realizar un ejercicio físico moderado ya que ayuda a fortalecer la musculatura, reduce el estrés durante el embarazo y es beneficioso para recuperar la figura después de la gestación. La natación y caminar son dos de las actividades físicas más recomendadas para mujeres embarazadas.

Ventajas del ejercicio físico en embarazadas

Ejercicio físico y embarazo

• Aumenta los niveles de endorfinas, neurotransmisores relacionados con sensaciones de bienestar y optimismo.
Fortalece los músculos, lo que ayuda a prevenir dolores lumbares, tan frecuentes en embarazadas, sobre todo en los últimos meses de gestación.
• Ayuda a controlar la tensión arterial y, en general, es beneficioso para la salud cardiovascular.
• Ayuda a recuperar la figura más rápidamente después del parto.
• Favorece el crecimiento de la placenta, lo que aumenta los niveles de nutrientes y oxígeno que recibe el niño.
• Mejora la calidad del sueño, muy importante durante la gestación, que a menudo conlleva problemas de insomnio o sueño de mala calidad.
Reduce los niveles de estrés y ansiedad.
• Aumenta los niveles de energía, en una época en que el cansancio suele ser una queja generalizada.

Consulta a tu médico durante el embarazo

Antes de iniciar cualquier programa de ejercicio, debes consultar al médico que sigue tu embarazo. Aunque la mayoría de las mujeres embarazadas pueden y deben hacer ejercicio durante todas las etapas del embarazo, hay situaciones concretas que desaconsejan la actividad física. Si el médico te da luz verde, pregúntale cuál es el tipo de ejercicio más indicado en tu caso, y vuelve a consultarle de nuevo en cada visita que hagas (hay ejercicios perfectos para el primer y segundo trimestre que pueden no estar indicados en la última fase del embarazo)

En general, se suele recomendar unos 60 minutos de ejercicio diario. Las mujeres no habituadas a hacer ejercicio deben empezar gradualmente, con 10 ó 20 minutos al día, para ir luego aumentando hasta los 60 minutos indicados (pueden sumarse tandas de 10 minutos hasta llegar a esa hora completa).

Ejercicios recomendados durante el embarazo

Por supuesto, están desaconsejados los ejercicios intensos que demandan gran cantidad de oxígeno, los que conllevan movimientos bruscos o exigen grandes esfuerzos puntuales. Entre los más aconsejados están:
• La natación 
• Montar en bici (mejor en bicicleta estacionaria, que evita los esfuerzos excesivos)
• Levantar pesas pequeñas (evitando los ejercicios en el suelo, que están desaconsejados durante el embarazo)
Caminar a paso ligero (a un ritmo que acelere un poco la respiración pero que permita mantener una conversación).

El ejercicio oestá desaconsejado en embarazadas con:

• Enfermedad cardiovascular
• Preeclampsia (hipertensión en el embarazo)
• Anemia
• Problemas tiroideos
• Epilepsia
• Complicaciones del embarazo
• Embarazo múltiple
• Pérdidas
Diabetes
• Cuello del útero incompetente

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!