Ejercicio físico idóneo para embarazadas

Los benefícios de los ejercícios físicos para la embarazada

Mantenerte en forma durante el embarazo tiene muchas ventajas para la salud. La práctica de ejercicio físico mejora la tensión arterial y protege frente a la diabetes gestacional, ayuda a mantener el peso adecuado, puede mejorar tu postura y aliviar la tensión de espalda y los calambres en las piernas lo que proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al embarazo y parto con menos riesgos. Así mismo, aumenta el bienestar psicológico reduciendo la ansiedad, la depresión y el insomnio.

Ejercicios físicos indicados para embarazadas

Ejercicios físicos para las mujeres embarazadas

El ejercicio moderado puede fortalecer los músculos del abdomen, la pelvis y la parte baja de la espalda tan necesarios durante el trabajo de parto.

Antes de comenzar a hacer ejercicio, debes consultar a tu ginecólogo o matrona porque puede haber alguna causa que contraindique la actividad física durante la gestación, como amenaza de aborto, riesgo de parto prematuro, un cuello uterino incompetente, placenta previa, o preclampsia.

Si ya eras deportista, puedes seguir con el programa de ejercicios que seguías antes de quedarte embarazada, pero deberá irse adaptando a las modificaciones tanto anatómicas como funcionales que experimenta la gestante según avanza el embarazo.

Si no realizas ejercicio habitualmente debes elegir una actividad que no sobrecargue mucho el cuerpo, como caminar o nadar. Ahora no es el momento para hacer un deporte extremo. Los deportes más recomendables son la marcha, natación y ciclismo, que pueden realizarse hasta bien avanzado el embarazo siempre que se eviten terrenos con riesgo de caídas. Y se aconsejan paseos de 20-30 minutos que pueden aumentarse gradualmente hasta 1 hora al día a una intensidad que permita hablar con un acompañante.

Yoga y Pilates también son especialmente recomendables en el embarazo pues estiran la musculatura y preparan la pelvis para el parto.

El ejercicio debe realizarse de forma regular (5 sesiones de 20-30 minutos por semana) y no de forma intermitente o discontinua.

Ejercicios físicos a evitar en el embarazo

Evita cualquier actividad que pueda suponer un riesgo para el embarazo como aquellos deportes que aumentan la presión abdominal, como saltos o el baloncesto, o exigen un excesivo trabajo de la musculatura abdominal, la gimnasia aeróbica, deportes con riesgo de golpes como el esquí, el tenis o montar a caballo. Y tampoco se recomienda bucear, ya que no es seguro para el sistema circulatorio del bebé.

Antes de empezar cualquier actividad física, consulte con un profesional de la salud. No todas las mujeres embarazadas pueden hacer ejercicio, especialmente si tienen un embarazo de riesgo o sufren de una enfermedad cardiaca o pulmonar. Tambien debes decidir qué tipo de ejercicio quieres realizar. Escoge aquellas actividades que te resulten mas placenteras y agradables a así disfrutarás a la vez que te mantienes en forma.

Cuando hagas ejercicio, presta atención a tu cuerpo y a cómo te sientes. No te extralimites y consulte con tu médico si presentas algunos de estos síntomas:

- hemorragia vaginal
- mareos o aturdimiento
- falta de aire
- dolor de pecho
- palpitaciones o sensación de taquicardia
- pérdida de líquido por la vagina
- contracciones uterinas

Con un poco de cuidado y disciplina podrás mantener un estado físico saludable, te sentirás mejor y con más energía.

Ana Tejeda
Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!