Qué es la preeclampsia en el embarazo

Complicaciones en el embarazo

La preeclampsia, una complicación grave del embarazo, plantea desafíos significativos tanto para las mujeres embarazadas como para los profesionales médicos. Esta condición, caracterizada por hipertensión arterial y la presencia de proteínas en la orina después de las 20 semanas de gestación, puede poner en riesgo la salud tanto de la madre como del feto si no se detecta y maneja adecuadamente. 

preeclamsia en el embarazo

¿Qué es la preeclamsia?

También conocida como Toxomía Gravídica, se trata de una dolencia que se produce durante el embarazo, en mayor número de casos en la segunda mitad y hacia las últimas semanas, y cuyos síntomas principales son: hipertensión arterial, edemas producidos por la retención de líquidos y altos niveles de proteínas en la orina.

¿En qué tipos de embarazos puede aparecer preeclamsia?

  • Mujeres en su primer embarazo
  • Mujeres con antecedentes familiares de preeclampsia
  • Gestantes en embarazos múltiples
  • Madres adolescentes
  • Mujeres de 40 o más años de edad
  • Mujeres con hipertensión previa al embarazo

Síntomas de preeclamsia en el embarazo

Que tengamos hinchazón o hipertensión aisladas no son sinónimo de padecer preeclampsia en el embarazo, sino que, para que ésta sea diagnosticada correctamente han de presentarse tres síntomas antes descritos. Además, padecer algo de hinchazón durante el embarazoes normal, pero la hinchcazón que aparece durante la preeclampsia suele ser más acentuada (sobre todo en cara y manos y pies) y no remite tras periodos de descanso.

Los síntomas a los que se debe prestar atención son:

  • Aumento de peso de más de 2 kg en una semana.
  • Hinchazón de cara, párpados, manos, pies o tobillos.
  • Alteraciones en la visión: Visión borrosa, doble, ver estrellitas luminosas, intolerancia a la luz.
  • Dolores abdominales intensos, vómitos o náuseas importantes.
  • Cefaleas intensas y persistentes.

¿Cómo se diagnostica la preeclamsia?

No hay una prueba concreta que indique que la embarazada padece preeclampsia, sino que ésta será diagnosticada por el médico en caso de que observe síntomas en la gestante (o ésta se los refiera), tras realizar diversos análisis, como de sangre u orina.

¿Qué riesgos implica la preeclamsia para el embarazo?

La preeclampsia puede ser leve, moderada o grave, dependiendo de la presión arterial y la pérdida de proteínas en la orina. En caso de preclampsia leve no tiene por qué comportar ningún riesgo para madre o feto, llevándose un control médico adecuado, haciendo reposo y llevando una dieta sana.

En los casos de preeclampsia severa, en cambio, hay graves riesgos tanto para la salud del feto, mediante alteraciones placentarias, como para la de la madre, pudiendo afectar a órganos principales. Es por esto que en caso de preeclampsia grave suele recomendarse adelantar la fecha del parto en lo posible, incluso en casos de prematurez importante.

¿Se puede prevenir la preeclamsia?

Al no saberse aún qué la produce no es posible recomendar ningún fármaco o sustancia que prevenga la preeclampsia, pero los riesgos que comporta se pueden minimizar en gran medida con un adecuado control médico y un diagnóstico precoz, prestando especial atención la gestante a padecer los síntomas antes descritos y comunicándoselo a su médico si fuese el caso.

La preeclampsia en el embarazo sigue siendo un desafío importante en la obstetricia, pero los avances en la detección temprana y el control de esta problema han mejorado significativamente los resultados para las mujeres embarazadas y sus bebés. Con una atención prenatal adecuada y una intervención oportuna, podemos minimizar los riesgos asociados con esta condición y garantizar embarazos más seguros y saludables.


Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!