Infección urinaria en el embarazo: síntomas y tratamiento

Estoy embarazada y tengo ganas frecuentes de orinar y dolor o escozor miccional, ¿qué hago?

La infección urinaria es la enfermedad más frecuente del aparato urinario y de todo el organismo después de las respiratorias. En el mundo se estima en 150 millones el número de infecciones urinarias por año. Pero además, es la infección más común en las embarazadas. 

Por lo tanto, es importante conocer cuáles son los síntomas de la infección urinaria en el embarazo y qué has de hacer si presentas unas señales claras de esta patología. 

Ver +: Molestias comunes en el embarazo: dudas íntimas

Qué es una infección urinaria

Infección urinaria en el embarazo

La infección urinaria se define como la presencia de gérmenes en la orina. Habitualmente son bacterias (bacteriana) y excepcionalmente, hongos (micótica) o virus (vírica). Es una patología que se detecta realizando un cultivo de la orina y analizando si existe un crecimiento de bacterias significativo. 

Cuando esta infección afecta a la vejiga y produce dolor o escozor miccional, aumento de la necesidad de hacer pis pero poca micción y a veces orina sanguinolenta (hematuria), se denomina cistitis. Es un cuadro que cursa siempre sin fiebre. En caso de aparecer fiebre, indica que además hay otro órgano afectado, como puede ser el riñón. 

Es una patología que padecen las mujeres con una proporción muy superior a los hombres, sólo en los bebés lactantes la proporción niños frente a niñas es mayor.

Es una enfermedad cuya vía de entrada habitual es la uretra y, ascendiendo, alcanza la vejiga, próstata y riñón. La forma de contagio puede ser la actividad sexual, infección tras manipulación o sondaje.

Sin embargo, hay una mayor predisposición a padecer infección urinaria en caso de: diabetes (el número de infecciones es más elevado en las mujeres diabéticas) y embarazo (riesgo mayor de infección bacteriuria asintomática que, si no se trata, puede provocar complicaciones en el último trimestre).

Recomendaciones ante una infección urinaria en el embarazo

Durante el embarazo, la acción de ciertas hormonas produce cambios en el sistema urinario. Los uréteres se dilatan, favoreciendo la aparición de infecciones urinarias.

Además, el útero ejerce presión sobre la vejiga, de manera que la mujer siente la necesidad de orinar con más frecuencia. Los consejos que trasladan los expertos a las mujeres embarazadas en estos casos es: 

- No aguantar la micción.

- Beber al menos dos litros de agua al día.

- Acudir al médico en caso de presentar síntomas urinarios: dolor en la parte baja del abdomen, escozor o molestias al orinar, fiebre para poder recibir tratamiento farmacológico.

Para diagnosticar la infección urinaria, suele realizarse una análisis de orina, además de prestar atención a las sintomatología.

Cómo se trata la infección urinaria en embarazadas

Para tratar la infección del tracto urinario es importante acudir al médico para poder obtener un diagnóstico y recibir el tratamiento adecuado. En este caso, el ginecólogo preescribirá antibióticos y analgésicos. Es fundamental tomar la medicación los días pautados, y no abandonarla al percibir mejoría ya que existe riesgo de reinfección. 

En cualquier caso, es importante no confundir las ganas frecuentes de orinar durante el embarazo con la infección urinaria. Las ganas de orinar con mayor frecuencia se producen durante las primeras semanas, debido a la aparición de hormonas placentarias y una mayor eficacia de los riñones para eliminar más rápidamente los residuos del cuerpo; y al final del embarazo, el bebé presiona la vejiga al adoptar la posición para el nacimiento, causando de nuevo una mayor frecuencia de micciones.

Ver +: Aumento de las ganas de orinar durante el embarazo

Sin embargo, las ganas frecuentes de orinar si hay infección se acompañan con: dolor o ardor al orinar, deseo de orinar inmediatamente después de orinar, sangre en la orina y poca micción a pesar de esas ganas constantes de ir al baño.

Estos pueden ser los síntomas de una infección del tracto urinario, la infección más común durante el embarazo y si no se tratan, pueden causar otras infecciones más graves o una amenaza de parto prematuro.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!