Infecciones del tracto urinario

Se trata de las infecciones más frecuentes. La presencia de bacterias en la orina se denomina bacteurina, aunque su presencia no siempre es sinónimo de infección: te contamos cómo se diagnostica.


¿Qué son?

Las infecciones más frecuentes en el hombre son las del tracto urinario. Están producidas por variedad de microorganismos: bacterias, virus, parásitos y hongos. Las infecciones del tracto urinario (ITUs) engloban varios síndromes clínicos, entre los que destacan: cistitis (dolor, ardor y frecuencia urinaria), pielonefritis (dolor lateral, fiebre, síntomas sistémicos), prostatitis, abscesos intrarrenales... Existen diferentes factores predisponentes a la infección como son: sexo: son más frecuentes en mujeres debido a características anatómicas
actividad sexual
embarazo
hipertrofia prostática
cálculos renales, tumores..
edad: más frecuentes en niños y ancianos por deficiencias en la inmunidad. La presencia de bacterias en orina se denomina bacteriuria. Esto no siempre es indicativo de infección. Un recuento bacteriano mayor de 100.000 UFC (unidades formadoras de colonias)/ml. acompañado de respuesta inflamatoria es indicativo de INFECCIÓN URINARIA. En general la CONTAMINACIÓN por microbiota uretral debido a una mala recogida de la muestra, se correlaciona con un recuento menor de 100.000 UFC/ml. Existen excepciones a lo anterior, donde es posible el diagnóstico de infección urinaria con recuentos inferiores a 105 UFC/ml. Entre estas figuran: niños con reflujo vesicouretral (daño renal)
embarazadas (riesgo de ITU asintomática y daño fetal)
procedimientos invasivos en tracto urinario.
pacientes sondados
síndrome Uretral Agudo
pacientes con tratamiento antibiótico previo
ingesta elevada de líquidos
pacientes con obstrucción urinaria
pielonefritis aguda Para diagnosticar una infección de tracto urinario se debe recoger una muestra de orina y enviarla al Laboratorio de Microbiología para la realización de cultivo y observación microscópica.

¿Cómo debe recogerese la muestra?

La calidad de la muestra es fundamental para poder diferenciar una contaminación de una infección. La muestra utilizada para el diágnostico es la orina, recogida de la porción media de la micción o en condiciones especiales por punción suprapúbica, a través de sonda vesical o ureteral. La orina recogida de la porción media de la micción es lo más habitual por la facilidad de su recogida. Se deben tomar ciertas precauciones para evitar la contaminación: lavar los genitales externos y zonas más próximas con agua y jabón, las mujeres separar con las manos los labios mayores, y tras desechar la primera porción de la orina, recoger la porción media en un recipiente de boca ancha estéril. Es recomendable recoger la muestra a primera hora de la mañana. La recogida de orina en lactantes y niños pequeños es más complicado. Se emplean bolsas especiales que se pegan al periné de las niñas o alrededor del pene de los niños. Si antes de una hora no se ha recogida la muestra o la bolsa se ensucia, hay que sustituirla, ya que la contaminación con microbiota fecal es un problema bastante frecuente.

  • Punción suprapúbica: una vez desinfectada la zona con un yodóforo, se toma la muestra aspirando por punción transcutánea con jeringa directamente de la vejiga. La interpretación de los resultados en este caso difiere bastante de lo comentado anteriormente, teniendo en cuenta y valorando cualquier tipo de microorganismo aislado.
  • En pacientes sondados la orina se obtiene pinchando a través de ella desinfectada previamente. La sonda, propiamente dicha, no es una buena muestra y debe ser rechazada en el laboratorio, debido a la contaminación frecuente. También se puede utilizar el sondaje para la obtención de muestra ureteral.
  • En los casos de prostatitis, existe un protocolo de toma de muestra pero debido a su complejidad, se realiza la toma de dos muestras de orina (micción media), antes y después de haberse realizado un masaje prostático.
La muestra, cualquiera que sea, debe ser enviada al laboratorio rápidamente para evitar sobrecrecimientos de microoorganismos. Si esto no es posible se debe conservar a 4 ºC.
DETERMINACIONVOLUMEN (ml)COMENTARIOS
BACTERIA2Primera orina de la mañana
HONGOS>20Primera orina de la mañana
MICOBACTERIAS>20Primera orina de la mañana 3 días consecutivos
ANAEROBIOS1Aspirado suprapúbico, enviar en sistema de transporte de anaerobios
VIRUS10-15Primera orina de la mañana.
PARASITOS Orina 24 horas

¿Cómo se diagnostica?

Examen microscópico El examen microscópico de la orina permite apreciar la citología de la orina (hematíes, leucocitos, células epiteliales), y bacterias. La visualización de hematíes, leucocitos y cilindros en un número significativo constituye un hallazgo patológico. La mayoría de las infecciones de las vías urinarias se acompaña con más de 10 leucocitos/mm3 El recuento de más de 10 células descamativas/mm3 indica una mala recogida de la muestra. 1.- Diagnóstico de ITU de etiología bacteriana: Se siembra 1-10 m l. de orina en medios de cultivo apropiados (Agar Sangre y CLED). Tras 24 horas de incubación en condiciones adecuadas, generalmente a 35ºC, se realiza el recuento e identificación de las colonias desarrolladas. La identificación de las bacterias se basa en:

  • Tinciones: morfología bacteriana (cocos, bacilos cocobacilos, levaduras...) y comportamiento tintorial ( Gram, acido-alcohol resistencia)
  • Pruebas bioquímicas
Una vez identificada la bacteria se realiza un antibiograma para determinar la sensibilidad a distintos antibióticos y elegir el tratamiento más apropiado. 2.- Diagnóstico de ITU de etiología fúngica: Una vez centrifugada la orina, se siembra el sedimento en medios específicos (Saboureaud) para el aislamiento de hongos y/o levaduras. La identificación se basa también en pruebas bioquímicas, determinándose además la sensibilidad a distintos agentes antifúngicos. 3.- Diagnóstico de tuberculosis renal: Dentro de las micobacterias la especie más importante es Mycobacterium tuberculosis. Para el aislamiento de este género bacteriano se requieren medios más específicos (Lowestein-Jensen, Coletsos) y tiempos de incubación más prolongados. Se requieren 2-3 semanas para observar colonias de Mycobacterium tuberculosis, aunque no se descartan los cultivos como negativos hasta pasadas 8 semanas. La identificación y pruebas de sensibilidad también se deben realizar en este caso. 4.- Diagnóstico de ITUs de origen parasitario: El parásito más común en este tipo de infecciones es Trichomonas vaginalis. Se realiza un examen microscópico del sedimento de orina recogida durante 24 horas o en su defecto la primera porción de la orina para visualización del parásito. Otros parásitos (Schistosoma haematobium) pueden causar infecciones aunque son raras en nuestro medio. 5.- Diagnóstico de ITU de etiología vírica: Las causas virales son raras aunque es posible recuperar ciertos virus de la orina en ausencia de enfermedad del tracto urinario. Los poliomavirus humanos JC y BK, Citomegalovirus y Adenovirus pueden detectarse en orina por técnicas de detección de antígeno y cultivo en líneas celulares adecuadas.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Otitis externa aguda

    Otitis externa aguda

  • Otitis media aguda

    Otitis media aguda

  • Otitis media supurativa

    Otitis media supurativa

  • Estudio de la audición

    Estudio de la audición

  • ¿Qué es la conjuntivitis neonatal?

    ¿Qué es la conjuntivitis neonatal?

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!