Cómo lograr que el bebé acepte el biberón

Sigue estos consejos para pasar del pecho al biberón.

Has dado el pecho a tu bebé desde que nació y es algo que os gusta a los dos. Pero ya sea porque te reincorporas al trabajo o simplemente porque necesitas un relevo, tu pequeño tiene que aprender a tomar el biberón.

Te enfrentas al destete con cierta aprensión. ¿Aceptará el biberón? ¿Nuestro vínculo será menos estrecho? Seguramente te haces muchas preguntas. Es verdad que se trata de una etapa delicada. Sigue nuestros consejos para afrontarla mejor.

Para aceptar el biberón, necesita tranquilidad

Al dar el pecho a tu bebé, has creado un vínculo físico y afectivo muy fuerte con él. Con el biberón, no tendrás las mismas referencias.

Qué debes hacer. Necesitarás varios intentos para que el bebé se acostumbre. No se va a traumatizar porque el resultado no sea concluyente la primera vez. Pide a su padre u a otra persona que le dé el biberón, porque para tu bebé es difícil ver que le niegas el pecho cuando está en tus brazos. Escoge un momento en que estés totalmente disponible para darle el primer biberón. Si usa chupete, elige el mismo tipo de tetina.

Si lo rechaza, no lo fuerces. Haz una pausa, paséalo en brazos y luego ofrécele otra vez el biberón. ¿Sigue sin aceptarlo? Espera un día o dos e inténtalo de nuevo o prueba con una cuchara, una pipeta o una taza. Entre los dos encontraréis la mejor solución.

Qué debes decirle. No olvides susurrarle palabras tiernas y hacerle caricias.

No debe beber el biberón demasiado rápido

Tu bebé, que se pasaba media hora al pecho, puede que se termine el biberón en cinco minutos justos. Y es que mamar del pecho requiere un esfuerzo de succión mayor al que impone la tetina. En consecuencia: con el biberón, el bebé va demasiado rápido y puede que sienta cierta frustración y llore.

Qué debes hacer. En primer lugar, escoge una tetina de flujo mínimo. Si eso no basta, escoge una tetina de silicona que, al ser menos flexible que el látex, tiene el flujo más lento. Por último, haz una o dos pausas en cada toma de biberón y espera a que eructe.

Tu bebé cogerá el ritmo de forma natural. Mientras tanto, si echa de menos la succión, puedes ofrecerle un chupete.

Si pasas al biberón, no quemes etapas

¿Ves con satisfacción que ha aceptado el primer biberón y quieres repetir la experiencia en la toma siguiente? Puedes desilusionarlo y te dolerán los pechos, porque estarán demasiado congestionados. Tu organismo tiene que adaptar la producción de leche al ritmo de las tomas de pecho.

Qué debes hacer. Actúa de forma progresiva. Para empezar, sustituye una sola toma de pecho por un biberón, a poder ser el de última hora de la tarde. Dos o tres días después, introduce un segundo biberón, y así sucesivamente. Si quieres, puedes mantener una toma de pecho por la mañana o por la noche.

Si sientes dolor, deja salir la leche presionando y estirando suavemente los pechos hasta el límite de la areola. Haz esto hasta que te sientas bien. Si los dolores son fuertes, tu médico te recetará antiinflamatorios compatibles con la lactancia materna.

Elisabeth Tzimakas con la colaboración de Marie Thirion, pediatra.

© Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Lactancia mixta

    Cómo iniciar la lactancia mixta

  • Consejos para cuidar el pecho durante la lactancia

    Consejos para cuidar el pecho durante la lactancia

  • Mastitis y lactancia materna

    Mastitis y lactancia materna

  • Complicaciones de la lactancia materna

    Complicaciones de la lactancia materna

  • Bebe rechaza biberon

    Mi bebé ya no quiere el biberón

  • Bebés que regurgitan

    Después de tomar el biberón, el bebé regurgita

  • Cambiar del pecho al biberón a tu bebé

    Cambiar del pecho al biberón a tu bebé

  • Tipos de biberón

    Tipos de biberón

  • Bebé con su biberón. Dibujo infantil para pintar

    Bebé con su biberón. Dibujo infantil para pintar

  • 7 pasos para preparar un biberón

    7 pasos para preparar un biberón

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!