Cómo iniciar la lactancia mixta

Sigue estos consejos para combinar la lactancia materna y el biberón.

¿Te vas a reincorporar pronto al trabajo y deseas iniciar la lactancia mixta para mayor comodidad? Sigue estos consejos para que la transición transcurra sin problemas.

¿Qué es la lactancia mixta?

La lactancia mixta consiste en alimentar al bebé dándole en parte leche materna y en parte leche infantil, en biberón.

¿Se puede optar por la lactancia mixta desde el nacimiento?

Sí, pero hay que saber que la lactancia materna puede ser más corta, porque la secreción de leche no tendrá tiempo de afianzarse ni de ajustarse correctamente. Al no estar suficientemente estimulada al principio, la secreción puede disminuir, sobre todo tras la caída de hormonas.

Por eso es aconsejable la lactancia materna exclusiva durante los primeros 15 días o, aún mejor, durante las tres primeras semanas. Así tu bebé tendrá tiempo de acostumbrarse a agarrar el pecho sin verse obligado a aprender además a tomar el biberón. De este modo la secreción de leche se afianzará.

El primer biberón

Empieza la lactancia mixta introduciendo un biberón al día. Para que siga mamando bien del pecho, dale el biberón de modo que tu pequeño coloque la lengua del mismo modo en los dos casos. Para que el bebé no abandone la lactancia materna hay que lograr la mejor succión posible.

El flujo de leche del biberón tiene que ser parecido al de tu pecho. En caso contrario preferirá el biberón, que es más rápido.

En cuanto se haya habituado a ese primer biberón y veas que tus pechos no están congestionados, introduce el segundo biberón.

¿Cada cuánto tiempo darle el pecho?

Para que la secreción de leche se mantenga, debes mantener tres tomas al día, siendo recomendable cuatro durante los dos primeros meses.

¿Hasta cuándo la lactancia mixta?

¡Hasta cuando tú quieras! Es el niño el que puede cansarse antes del pecho y preferir el biberón, por el que la leche circula más rápido y no requiere esfuerzo.

¿Ha mamado lo suficiente?

Se considera que un bebé ha mamado lo suficiente si durante las primeras semanas las heces son abundantes (una después de cada toma y, luego, una al día), si moja a menudo el pañal (5 ó 6 veces al día) y si su curva de crecimiento es regular.

Stéphanie Letellier
© Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!