Remedios naturales para la salida de los dientes

Toma nota de estos trucos caseros para aliviar las molestias por la erupción dentaria.

Mejillas rojas, encías inflamadas, eritema de las nalgas, diarrea o fiebre moderada: son los síntomas de los primeros dientes que se abren camino. Fitoterapia, homeopatía, masaje o nutrición: prueba estos cuatro remedios naturales y eficaces para aliviar a tu bebé cuando le duelen los dientes.

1. Erupción dentaria: recurre a la nutrición 

En la mayoría de los casos, los incisivos inferiores aparecen entre los 6 y los 7 meses.

Aunque tu bebé todavía se alimenta casi exclusivamente de leche, ya empieza a probar la fruta y la verdura en compota o en puré. En el momento de la erupción dentaria, debería gustarle “trabajar las encías” con una zanahoria ecológica lavada y pelada o con malvavisco, regaliz o violeta en palo, que se venden en farmacias.   

La zanahoria tiene fama de ayudar a la erupción dentaria gracias a su acción favorable al crecimiento, pero, además, regula el tránsito intestinal alterado de tu bebé. Sin embargo, se desaconseja antes de los 6 meses debido a su alto contenido en nitratos.

En cuanto a las raíces de malvavisco, violeta o regaliz, tu bebé puede mordisquearlas a voluntad, porque no tienen ninguna contraindicación para la salud.

Truco: Escoge una zanahoria larga y dura para que tu bebé no se pueda tragar un trozo entero. Siéntalo en su hamaca durante toda la sesión de masticación y vigílalo.

2. Erupción dentaria: recurre a la fitoterapia

Masajear las encías de tu bebé con un gel adaptado es el mejor medio de aliviar el dolor asociado a la salida de los dientes. Utiliza un gel gingival de salvia ecológico, que tonificará los tejidos y aliviará el dolor.

También puedes vaporizar sobre las encías un aerosol ecológico a base de extractos de própolis. Esta sustancia resinosa elaborada por las abejas se utilizaba ya en el antiguo Egipto por sus virtudes antibióticas, cicatrizantes y antiinflamatorias. Es un remedio adecuado para la higiene bucal: su acción anestésica se adapta perfectamente a las inflamaciones gingivales.

Truco: Una pulsera de ámbar o de avellano puede aliviar la erupción dentaria de tu bebé y la piel roja del eritema de las nalgas, y le hará bajar la fiebre. Además, gracias a su acción benefactora en la circulación de la energía, ayuda a dormir a los más pequeños. Se vende en farmacias. 

3. Erupción dentaria: recurre a la homeopatía

En caso de dolor, dale alguno de estos compuestos:

  • Boiron Camilia: en cuanto aparezcan los primeros síntomas, presiona una dosis en la boca de tu bebé. Si al cabo de un cuarto de hora no aprecias mejoría, dale otra dosis. 
  • Si la mejilla del lado donde le está saliendo el diente está roja o caliente, dale Chamomilla 9 CH: dos gránulos tres veces al día, hasta que le salga el diente.

Truco: Aplasta los gránulos en un biberón de agua.

4. Erupción dentaria: recurre al masaje

Para reducir la inflamación de las encías, puedes estimular los dos puntos siguientes, en un sentido y luego en el contrario, durante unos minutos: el primero se encuentra en el dorso de la mano, derecha o izquierda. Masajea el punto situado en el ángulo formado por los huesos entre el pulgar y el índice. el segundo está en el pie, en el borde exterior del segundo dedo. Estos masajes debería aliviar el dolor. 

Truco: Practica el masaje cuando tu bebé esté descansado, al despertarse por la mañana o después de la siesta.

Cathy Selena
© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!