5 cuentos de Rudyard Kipling para leer a los niños

Selección de los más fantásticos cuentos para niños de Rudyard Kipling

El libro de la selva es uno de los relatos más conocidos de Rudyard Kipling, un novelista e ilustrador británico. De una de las aventuras que vive Mowgli: Cómo empezó el miedo, parte el relato de cómo el tigre obtuvo sus rayas. A partir de ahí, surgen otra serie de relatos similares, escritos originalmente para su hija, y publicados en el libro Just So Stories for Little Children, en español conocidos como Los cuentos de así fue. 

En conmishijos.com hemos recogido 5 cuentos de Ruydard Kipling para leer a los niños. Son cuentos fantásticos, llenos de una gran creatividad e imaginación y donde la naturaleza y los animales tienen un papel fundamental.  

Cuentos de Rudyard Kipling para niños

1. El libro de la selva

2. El hijo del elefante

3. Cómo se creó el alfabeto

4. Cómo el leopardo consiguió sus manchas

5. Cómo el camello consiguió su joroba

El libro de la selva: cuento para niños de Kipling

El libro de la selva. Cuentos clásicos para niños

Existe una antigua leyenda india en la que se cuenta que un niño fue amamantado y criado por una familia de lobos. Negrita, una pantera, lo encontró un buen día envuelto en unos viejos pañales y lo llevó a la madriguera de los lobos.

-Señora Luba, como usted acaba de tener cachorrillos podrá criar a este cachorro de hombre que me he encontrado en la selva, ¿verdad que sí?

La familia lobuna estuvo de acuerdo y con ellos se quedó; Bien es verdad que Negrita vigilaba de que a Mowgli, como llamaban al niño, no le ocurrieranada malo. Así pasaban los años, el cachorro de hombre tenía ya diez, y era un chicarrón fuerte y listo.

Sigue leyendo El libro de la selva

Cuento de Rudyard Kipling: El hijo del elefante

Este cuento para niños, El hijo del elefante, fue escrito por Ruydard Kipling y fue publicado por primera vez en el Ladies Home Journal, en abril de 1900. Posteriormente pasó a formar parte de sus famosos "Cuentos de así fue" (Just so Stories). 

Este relato trata de explicar de una forma muy divertida e ingeniosa por qué los elefantes tienen la nariz tan larga, para ello recurre a un pequeño elefante, con una curiosidad tan grande que nunca paraba de hacer preguntas.  

El hijo del elefante. Cuento para niños de Ruydard Kipling

En tiempos remotos el elefante no tenía trompa, solo poseía una nariz oscura y curvada del tamaño de una bota. Movía su nariz de un lado a otro pero le resultaba imposible agarrar nada con ella. Este elefante tenía un hijo que tenía una insaciable curiosidad por todas las cosas. Constantemente estaba haciendo preguntas y a todos molestaba con esa insaciable curiosidad.

Preguntaba a su tía la avestruz porque le crecían las plumas de la cola. Preguntaba a su otra, la jirafa porque tenía tantas manchas en la piel. Molestaba también con sus preguntas a su rechoncho tío el hipopótamo para saber por qué tenía los ojos tan rojos. Del mismo modo, preguntaba a su peludo tío el mandril porque eran tan dulces los melones.

Todos le apartaban molestos por sus preguntas, pero y el elefante seguía lleno de curiosidad.

Sigue leyendo: El hijo del elefante

Cuento de Rudyard Kipling para leer a los niños: Cómo se creó el alfabeto

Este cuento para niños narra la historia de un hombre neolítico, Tegumai, que está pescando con su hija Taffy. Ella sugiere una forma de representar los sonidos del idioma tegumai en pictogramas. Juntos, desarrollarán un sistema de escritura utilizando objetos familiares y expresiones faciales. Así será como lograrán crear el alfabetoy ser recordados para siempre. Un bello relato que puedes leer con tus hijos para fomentar la lectura y la imaginación de los niños. 

cómo se creó el alfabeto

Su mamá quería que Taffimai Metallumai (la llamaremos Taffy, la mejor amada) se quedara en casa y ayudara a colgar las pieles para que se secasen en los grandes postes de secado fuera de su cueva neolítica, pero Taffy se escabulló con su papá bastante temprano y fueron a pescar. 

- Papá, he pensado en una sorpresa. Haz un ruido, cualquier tipo de ruido.

- ¡Ah! dijo Tegumai. ¿Eso servirá para empezar?

- Sí, dijo Taffy. Pareces un pez carpa con la boca abierta. Dilo otra vez por favor.

- ¡Ah! ah! ¡ah!, la complació su papá.  

- Ahora, vuelve a decir ah y mantén la boca abierta al final, y déjame ese diente. Voy a dibujar la boca de un pez carpa bien abierta.

Sigue leyendo: Cómo se creó el alfabeto

Cuento de Kipling para niños: Cómo consiguió el leopardo sus manchas

Este relato es muy útil para explicar de forma divertida y original algunas cuestiones de la naturaleza a los niños. Cuenta la historia de un lugar en el que todo tiene el mismo color, por lo que los animales no pueden esconderse del temible leopardo, pero un buen día, llegarán a un bosque lleno de sombras donde todo comenzará a cambiar.

cómo consiguió el leopardo sus manchas

En los días en que el mundo empezaba, el gran amado leopardo vivía en un lugar llamado Los escondidos. Un lugar caliente y brillante, donde había arena, rocas y matas de hierba y todo tenía el mismo color arenoso.

Allí vivía también la jirafa, la cebra, el antílope y el alce y todos eran de un color amarillo arenoso-amarillento-grisáceo por todas partes; pero el leopardo era el más exclusivo de todos, el más arenoso-amarillento de todos, una especie de animal con forma de gato.

Esto era muy malo para la jirafa, la cebra y el resto de animales, porque solía dormitar junto a una piedra o mata de hierba exclusivamente amarillenta-grisácea-pardusca, y cuando pasaban por allí, los sorprendía y les convertía en sus presas.

Sigue leyendo: Cómo el leopardo consiguió sus manchas

Cuento de Kipling para niños: Cómo el camello consiguió su joroba

Este cuento para niños y no tan niños: Cómo el camello consiguió su joroba, fue escrito por Rudyard Kipling y forma parte de su colección, Los cuentos de así fue (Just so Stories). Este relato es muy útil para explicar a los niños que la pereza y la vagancia tienen siempre una consecuencia. 

Cómo el camello consiguió su joroba

Érase una vez al principio de los tiempos, cuando el mundo era tan nuevo y los animales comenzaban a trabajar para el hombre. Había un camello que vivía en medio del desierto y era tan perezoso que no buscaba su comida por lo que se alimentaba de lo primero que veía: palos, espinas o matojos.

Cuando se cruzaba con alguien por el desierto, ni siquiere hablaba, tan solo decía:

- ¡Joroba!, solo ¡Joroba! y nada mas.

Un buen día, un caballo con una silla de montar en la espalda se le acercó y le dijo:

- Camello, eh camello, sal y trota como el resto de nosotros.

- ¡Joroba! dijo el camello; y el caballo se fue y le contó al hombre lo que había sucedido.

Sigue leyendo: Cómo consiguió el camello su joroba

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!