Las hormonas en el embarazo

Los niveles de hormonas aumentan durante el embarazo para favorecer el desarrollo del bebé

Una vez se ha producido la fecundación, una serie de hormonas en el embarazo comenzarán a actuar. Algunas son propias del embarazo y otras modifican simplemente sus niveles. En el embarazo la producción de progesterona, estrógenos, lactogeno y hormona gonadotropina corionica o HCG aumentan sus niveles para estimular el crecimiento del útero, para ayudar en el el crecimiento de las mamas para la futura lactancia y para favorecer el desarrollo del bebé. 

Las hormonas del embarazo

Las hormonas en el embarazo

Hormona Gonadotropina Corionica Humana (HCG): es una hormona sintetizada por células especializadas del embrión y es propia del embarazo. Comienza a aumentar sus niveles justo después de la implantación del embrión y se encuentra presente en la orina y la sangre materna. 

Es la hormona que se utiliza para diagnosticar el embarazo, tanto en los test de orina como en las pruebas sanguíneas. A veces sus niveles elevados no solo indican la existencia de embarazo, sino que también puede indicar la presencia de un embarazo ectópico o una mola (fecundación anormal) El aumento de los niveles de esta hormona causa las temidas nauseas y/o vómitos del embarazo.

Lactogeno placentario: es otra hormona propia del embarazo producida por la placenta. Prepara las glándulas mamarias para la lactancia y además proporciona energía suficiente para el correcto desarrollo del bebé.

Los valores de esta hormona se pueden medir en sangre. Los niveles deben estar dentro de ciertos parámetros, ya que valores muy aumentados o disminuidos pueden diagnosticar otros problemas.

Estrógenos: los niveles de estas hormonas aumentan durante el embarazo para estimular el crecimiento del útero y que el desarrollo del bebé sea el correcto. También favorecen el estímulo de la producción de leche y aumentan el volumen del pecho. Tienen un papel muy importante en todo el desarrollo del embarazo, parto y lactancia materna.

Progesterona: esta hormona ayuda a la preparación del útero para la implantación del embrión. También colabora en el desarrollo de las mamas y relaja el útero para evitar que se produzcan contracciones antes de tiempo.

Mª Jesús Montes Montes. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!