Mi bebé quiere dormir boca abajo, ¿es peligroso?

La respuesta de Béatrice Di Mascio, pediatra

"Mi hija de 10 meses quiere dormir boca abajo, ¿es peligroso?". La pediatra Béatrice Di Mascio responde a esta pregunta.

Las medidas de seguridad en relación a la ropa de cama y al modo de acostar a los recién nacidos aconsejan imperativamente la posición supina, sobre todo para limitar el peligro de muerte súbita del lactante. Esas medidas se pueden mantener fácilmente durante los primeros meses de vida, pero a partir del momento en que el niño aprende a girarse, resulta más complicado.

Dormir al bebé boca abajo, ¿sí o no?

Dormir al bebé boca abajo, ¿es peligroso?

Al inicio de su vida, el recién nacido no puede regular naturalmente su temperatura y no sabe sostener la cabeza por falta de tono muscular. Por eso está prohibido acostarlo boca abajo. Esa postura incrementa el riesgo de ahogo y de hipertemia (aumento excesivo de la temperatura corporal), dos fenómenos que están implicados en la muerte súbita del lactante.

Artículo recomendado

Las normas a la hora de acostar al bebé durante los primeros meses de vida son drásticas:

  • Nada de edredón, colcha ni almohada
  • Nada de espacio entre el protector de la cuna y los barrotes
  • Nada de peluches y juguetes en los que el niño pueda meter la cabeza.
  • El niño tiene que dormir de espaldas, en un saco de bebé y sobre un colchón firme.
  • Hay que airear la habitación todos los días y la temperatura no debe superar los 19 o 20 ºC.

Revista Popi

Cuando un niño aprende a darse la vuelta, ya no hay modo de mantener estas medidas e impedirle que duerma boca abajo, que es una postura naturalmente más agradable porque favorece la digestión.

Si un niño de 10 meses duerme boca abajo, no hay que inquietarse. A esa edad, regula mejor su temperatura corporal y ha adquirido suficiente tono muscular para volverse y levantar la cabeza. Ya no corre peligro de ahogarse al aplastar la nariz contra el colchón. Pero hay que seguir respetando las medidas de seguridad para la ropa de cama: colchón firme y nada de edredón, peluches, etc.

Declaraciones recogidas por Frédérique Odasso
© Enfant.com

Cómo acomodar al bebé en la cama

Las noches en vela y la falta de sueño serán algo habitual las primeras semanas de vida de un bebé. No solo se despertará para alimentarse y no podrá pasar mucho tiempo entre toma y toma, sino que además, todavía no ha adquirido una rutina de sueño. En definitiva, los bebés pueden dormir hasta 16 horas, sin embargo, serán pequeños sueños a lo largo de todo el día. 

El cansancio que ello supone no debe ser un obstáculo a garantizar y vigilar la seguridad del niño en la cuna, debes asegurar que se cumplan estas condiciones: 

- Nunca dejes dormir al bebé con una almohada hasta que al menos tenga dos meses, la almohada podría caer sobre su carita, provoando que se sofoque o se asfixie.

- Tampoco introduzcas juguetes o peluches dentro de su cama por el mismo motivo.

- Ponle a dormir boca arriba. Como hemos visto, los médicos creen que es la posición más segura ya que, según los estudios, los bebés que duermen boca abajo parecen tener más riesgo de sufrir muerte súbita.

- Usa un colchón firme para el bebé y una sábana que sea ajustable y no se pueda enrollar a su cuerpo si se mueve.

- Asegúrate que el bebé tiene la ropa adecuada para no pasar frío, pero tampoco para pasar calor. Muchos padres tienden a sobreabrigar a sus bebés.

- Si la cuna en la que duerme el bebé es grande, sitúale hacia los pies de la misma para que no pueda deslizarse hacia abajo dentro de las sábanas.

- No uses edredones si el bebé es menor de un año.

- Si usa un saco de dormir, no le cubras encima con una manta. 

- No añadas capas de ropa a la cama si el niño está enfermo o con fiebre, ni le metas una bolsa de agua caliente o manta eléctrica.

El riesgo de muerte súbita del lactante aumenta cuando el niño está demasiado abrigado o en la habitación hace mucho calor. El riesgo aumenta si el bebé tiene fiebre o está enfermo. También es importante que el bebé no pase frío. Para que el bebé tenga una temperatura adecuada, debes vigilar que el calor de la habitación ronde los 18-20º. A esa temperatura, un bebé con pijama, necesitará cubrirse con una sábana y manta adecuada o también con un saco de domir. 

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Recuperar el sueño

    ¿Cómo volver a dormir bien tras tener un bebé?

  • Problemas del bebé para dormir

    Problemas del bebé para dormir

  • Tu bebé no quiere dormir

    Tu bebé no quiere dormir

  • Enseñar a dormir al bebé

    Enseñar a dormir al bebé

  • Ritmo sueño bebe

    Mi bebé no coge el ritmo del sueño

  • Ayudar al bebé a darse la vuelta

    Cómo ayudar a tu bebé a darse la vuelta

  • Control sueño del bebé

    La tabla de seguimiento del sueño del bebé

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!