Mi bebé no coge el ritmo del sueño

Una solución para cada caso cuando el bebé tiene problemas para dormir.

Estabais preparados para pasar algunas noches en blanco después del nacimiento del bebé. Pero se suponía que las cosas se iban a ir reconduciendo día a día. Sin embargo, tu bebé se despierta varias veces cada noche, solo se vuelve a dormir entre tus brazos, duerme como un lirón durante el día y te llama en cuanto te acuestas. ¿Qué hacer?

¿A quién incomoda?

  • A tu bebé. A veces se vuelve cascarrabias y le cuesta coger el sueño.
  • A ti. No soportas verlo llorar y empiezas a estar agotada.

Una solución para cada caso

1. Duerme en cualquier momento

Vuelves del trabajo, impaciente por mimar a tu pequeño y te lo encuentras dormido, con los puños cerrados. El fin de semana, lo acuestas más tarde con la esperanza de dormir un rato más por la mañana. Pero nada, se despierta a media noche. Resulta un poco irritante.

Qué debes hacer

  • Ten paciencia. Tu bebé necesita varios meses para acomodarse al ritmo de la jornada. Al nacer, duerme de dieciséis a veinte horas al día. A los 3 meses, puede dormir seis horas seguidas, ¡pero no siempre por la noche! Hasta los 6 meses no podrá dormir de un tirón. Mientras, tendrás que ser tú la que te adaptes a su ritmo. De nada sirve despertarlo para darle el pecho o para jugar, así solo conseguirás alterar su reloj interno.
  • Aprende a descifrar las señales que te envía: ¿bosteza, se frota los ojos o manosea la almohada? Es el momento de acostarlo.

2. Solo se duerme en tus brazos

Todas las noches, media hora después de acostarlo, tu bebé se pone a llorar. Y tú lo coges en brazos para acunarlo.

Qué debes hacer

  • El sueño del recién nacido está compuesto de ciclos de una hora en los que a una fase de sueño tranquilo sigue otra de sueño agitado, durante la cual el bebé gesticula, hace muecas y gimotea. Pero no lo cojas en brazos: está soñando mientras duerme y lo despertarías.

  • Hacia los 8 ó 9 meses, tu bebé empieza a temer la separación. También en ese momento debes resistir la tentación de alargar los mimos. Es preferible que estimules su sueño bañándolo por la noche y prolongando el efecto relajante con un masaje. Establece un pequeño ritual a la hora de acostarlo: un cuento, una nana o un beso y… a dormir.

3. Se despierta por la noche

Los lactantes se despiertan varias veces durante la noche, pero tienen que volverse a dormir solos. Si el bebé se ha quedado aletargado en tus brazos, no comprende por qué se despierta en su habitación.

Qué debes hacer

  • Ayúdalo dándole puntos de referencia estables. Acuéstalo siempre en su cuna. Si le das el pecho, procura que no se duerma mientras mama.
  • Para ayudarle a diferenciar el día de la noche, procura que no duerma totalmente a oscuras durante el día y no enciendas la luz en plena noche.
  • Cuando le des el biberón de la noche, háblale en un tono más tranquilo.

Elisabeth Tzimakas con la colaboración de Lyliane Nemat-Pier, psicóloga y psicoanalista.
© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Control sueño del bebé

    La tabla de seguimiento del sueño del bebé

  • Bebé toda la noche despierto

    Mi bebé se despierta todas las noches

  • Recuperar el sueño

    ¿Cómo volver a dormir bien tras tener un bebé?

  • Mi hijo no consigue dormirse solo

    Mi hijo no consigue dormirse solo

  • Problemas del bebé para dormir

    Problemas del bebé para dormir

  • Tu bebé no quiere dormir

    Tu bebé no quiere dormir

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!