¿Cómo volver a dormir bien tras tener un bebé?

Sigue estos consejos para recuperar tu ritmo de sueño tras dar a luz.

Cuando por fin tu pequeño se ha dormido, solo piensas en una cosa: irte a la cama. Pero, en cuanto te acuestas, no puedes dormir. ¿Por qué? Vas a tener que regular tu reloj interno.

1. Para dormir bien no hay que hacer deporte avanzada la tarde…

  • Hacer un poco de gimnasia o caminar te relaja y renueva tu energía. El problema es que el organismo se regula “a la máxima potencia”: el cuerpo se acelera, la frecuencia cardiaca aumenta y segregas hormonas.

  • Consejo: no hagas deporte menos de 3 horas antes de acostarte. Es preferible que te mantengas más activa durante el día. Si de verdad quieres quemar calorías, da paseos largos con el cochecito. Tu bebé estará encantado y tú también. Un baño caliente también puede ayudarte a dormir.

2. … Ni realizar demasiadas actividades

  • Planchar, pasar la aspiradora, pagar las facturas, llamar a tu madre… ¿y luego acostarte? No esperes dormirte después de todo eso. El estrés impide que el cuerpo y la mente se relajen. Se contraen los vasos sanguíneos, las manos y los pies se enfrían y, entonces, te cuesta más coger el sueño.

  • Para luchar contra el estrés, date un baño de pies caliente, que hará bajar la temperatura de la parte media del cuerpo. También puedes leer un buen libro, escuchar música clásica y tomar una infusión o un vaso de leche caliente. Entonces, tu reloj interno estará predispuesto al descanso.

3. Para dormir bien, cena ligero

  • Una buena cena siempre es tentadora, sobre todo cuando te pasas el día acabándote los potitos de tu bebé. Pero sé prudente: si tienes mucho que digerir, tu sueño será más liviano. Es mejor que tomes un plato ligero y que no bebas demasiado (para no tener que levantarte por la noche).

  • El alcohol es un mal compañero: casi no tendrás periodos de sueño profundo y reparador y sí varias fases ligeras de sueños de las que te despertarás enseguida.

4. No duermas siestas muy largas

La siesta es muy beneficiosa siempre que no dure más de treinta minutos. Busca tu equilibrio personal y no te vayas a la cama hasta que no estés realmente cansada.

5. No te duermas con el bebé

  • A los bebés les gusta que les hagan caricias, los acunen o les den el pecho para ayudarles a dormir. Desgraciadamente, eso te cansa: segregas melatonina, una hormona que prepara tu cuerpo para el sueño. Entonces, te duermes y, media hora después, te despiertas de golpe, muchas veces porque oyes a tu bebé. Después ya se te han pasado las ganas de dormir.

  • La mejor solución es intentar que tu pequeño vaya aprendiendo poco a poco a dormirse solo.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Control sueño del bebé

    La tabla de seguimiento del sueño del bebé

  • El sueño del bebé

    El sueño del bebé

  • Estudios del sueño

  • Trastornos del sueño en padres y bebés

    Trastornos del sueño en padres y bebés

  • Trucos dormir a los bebes

    10 trucos para que los bebés duerman bien

  • Razones para leer un cuento a los niños

    10 razones para leer un cuento a los niños

Comentarios (1)

02 sep 2018 18:09 Mirna Pibencia

Yo nunca tuve problemas con mi peso, pero luego de dar a luz a mi hijo, se me hizo un martirio poder quitarme unos kilos que tenia de más, hice mucho ejercicio y seguí una dieta estricta, pero nada de eso me ayudó. Pero un día una mi suegra trajo a casa un producto que le dijeron me ayudaría se llama Mummy Magic Weight-Loss Tea de Secrets of Tea, en un primer momento me dio susto tomarlo, ya que no sabía si iba a afectar mi lactancia al dejar algún aditivo dañino para mi bebé, sin embargo este es un producto natural, que me permitió seguir con mi lactancia normalmente. A su vez me ayudó a perder esos kilos extra en cuestión de semanas comiendo todo lo que quería sin ninguna culpa. Mi recomendación es que lo uses y tengas paciencia que esa barriga se va a ir.