El desarrollo del bebé de 22 meses

Desarrollo motor, el lenguaje, la conducta y la conducta.

Tu pequeño ya camina con seguridad y también corre, aunque a veces pierda el equilibrio. Cada vez controla mejor sus movimientos, por lo que es capaz de quitarse los zapatos, lavarse las manos o saltar de la cuna. En esta etapa, ya sabe lo que quiere hacer y lo que no, y empieza a manifestar sus preferencias, por eso se vuelve más terco. 

El desarrollo motor con 22 meses

Tu hijo ya camina, corre, salta, se agacha y vuelve a levantarse.... No para quieto. Probablemente quiera subir las escaleras, es un nuevo reto al que debe enfrentarse de la mano de un adulto.

Gracias al desarrollo de su motricidad fina, verás que tu hijo muestra preferencia por una de las dos manos y sabrás si es zurdo o diestro.

¿Tu hijo salta de la cuna? Puede que haya llegado el momento de que pase a dormir en una cama, sobre todo si la cuna se le ha quedado pequeña. Pero antes debes asegurarte de que está preparado para el cambio, porque no todos los bebés lo encajan bien. Explica a tu hijo que en la cama tendrá más espacio y estará más cómodo. Colócala en el mismo lugar donde estaba la cuna, cúbrela con el mismo edredón y acuéstalo con los mismos peluches, eso le dará seguridad.

El lenguaje a los 22 meses

No pasa un día sin que tu hijo aprenda nuevas palabras. Ya es capaz de pronunciar una frase formada por un sustantivo y un verbo ("quiero pan") y sabe dar las gracias o pedir las cosas por favor. Además, cada vez se le entiende mejor. Pero si tu hijo aún no muestra mucho interés por comunicarse verbalmente, no te preocupes, el desarrollo del lenguaje depende de muchos factores y cada niño tiene su ritmo.

A los 22 meses, los niños tiene ya un nivel de comprensión alto. Entienden mucho más de lo que son capaces de expresar, lo que a veces genera frustraciones.

La conducta

En esta etapa, el bebé está poniendo a prueba su autonomía. Quiere saber hasta dónde llegan los límites. Por eso se opone a lo que le ordenas o intenta hacer lo contrario. Permite que el niño descubra por sí mismo esa autonomía, pero dejándole siempre claro que la última palabra la tienes tú. Eres su referencia, lo necesita para no sentirse perdido.

Como está descubriéndose a sí mismo, a veces el niño no sabe lo que le gusta y lo que no, o no acepta que no es capaz de hacer ciertas cosas solo. Eso provoca una frustración que, a menudo, desemboca en berrinche: es su forma de reafirmarse. ¿Cómo reaccionar? Intenta darle a escoger, razonar con él y transmitirle calma cogiéndole la mano y hablándole con voz suave. Pero, si la situación se desboca, debes imponerte.

Los miedos de los bebés con 22 meses

A esta edad, el miedo es muy común en los niños. Pueden asustarse por cosas reales (como quedarse solo o estar con desconocidos) o por cosas que son producto de su imaginación (como la bruja o los monstruos).

Tómate en serio los miedos de tu hijo y no los minimices ni te rías de ellos. Ayúdale a superarlos. Averigua qué es lo que le asusta y habla con él para que sepa que le comprendes y no está solo. Explícale que tú también sentías miedo de pequeña y que lo superaste y que él también lo conseguirá. Léele cuentos que le ayuden a canalizar sus miedos infantiles y no le obligues a acercarse a lo que le atemoriza, como a un perro, por ejemplo.

Si tiene pesadillas por las noches, establece un ritual a la hora de acostarlo y acude a su lado cuando te llame. También puedes dejar encendida una luz tenue o colocar una lamparilla quitamiedos en su habitación.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Enfado bebe

    La conducta del bebé a los 22 meses

  • Alimentacion a los 22 meses

    La alimentación del bebé a los 22 meses

  • Bebé de 22 meses

    Bebé de 22 meses

  • Pesadillas infantiles

    5 trucos para evitar las pesadillas de los niños

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!