5 trucos para evitar las pesadillas de los niños

¿Sabes qué hacer ante las pesadillas y terrores nocturnos de nuestros hijos?

Las pesadillas y terrores nocturnos son muy habituales a lo largo de la infancia, pero no por ello debemos mostrarnos despreocupados ante esos episodios. Las experiencias de la vida diaria de nuestros hijos puede generarles ansiedad y preocupación quedando reflejado en sus sueños de manera negativa. Además, su gran imaginación contribuye a esta aparición de malos sueños que son angustiosos para ellos y preocupantes para los padres, sobre todo en los primeros años.

¿Pueden evitarse las pesadillas infantiles?

Las pesadillas suelen aparecer a partir de los dos o tres años de vida y se hacen más habituales hasta los siete años. En ellas quedan reflejados los miedos de los niños. Cuando despiertan no pueden evitar romper en llano y sentir ansiedad por lo "vivido" en sus sueños, que habitualmente recuerdan lal despertar. Existen una serie de técnicas que podemos poner en práctica los padres para ayudar a nuestros hijos a tener un sueño tranquilo y sin pesadillas. Lamentablemente, no es posible garantizar que las pesadillas no aparecerán, pero sí podemos contribuir a que sean menos frecuentes y más llevaderas para ellos. 

5 trucos para evitar que tengan pesadillas

  1. Rutinas de sueño: es importante para los niños que tengan definida una buena rutina de sueño en la que se vayan a dormir a la misma hora, siguendo las mismas rutinas cada noche. Igual de importante es que el horario de despertar sea también similar cada día de la semana. La clave es tratar de evitar lo máximo posible las alteraciones en su ritmo de sueño.

  2. Crear un ambiente agrabable antes de irse a dormir: hay que evitar la sobreexcitación de los niños antes de irse a la cama. No es recomendable que vea la televisión justo antes de acostarse, videojuegos u otros estímulos que alteren el momento de relajación previo a conciliar el sueño. Leerle un cuento antes de dormir es una buena idea para crear una atmósfera tranquila, agradable y de confianza con su madre o su padre junto él en ese momento previo a acostarse.

  3. La habitación a su gusto: trata de concederle la elección de los elementos que están en su habitación. Si hay una foto, un muñeco o algún objeto que altera su paz, no dudes en retirarlo. Es important que para los niños, su habitación sea un espacio de paz y armonía en el que se sienten seguros y pueden descansar relajados.

  4. La ocuridad: es muy habitual que los niños desarrollen su imaginación y sus miedos en un ambiente con demasiada oscuridad. Si es el caso de tus hijos, déjale una pequeña luz encedida para que pueda ver perfectamente los elementos que le rodean a la hora de dormir.

  5. Sentirse protegidos: al igual que leer un cuento con ellos antes de dormir les hace ver que están acompañados y protegidos, para fomentar esta sensación de seguridad, también es recomendable dejarles dormir con su juguete o peluche favorito.

 Si se produce una pesadilla... ¿Qué debemos hacer?

Aún siguiendo estas recomendaciones para evitar la aparición de pesadillas en sus sueño, puede que se produzcan en alguna ocasión. Y ese momento también debemos aprovecharlo para reaccionar de forma que ayudemos a nuestros hijos a que no vuelvan a repetirse estos desagradables episodios.

  • Acude a tranquilizarle y calmar la ansiedad generada por la aparición de la pesadilla. Es imporante que sienta que no están solo en ese momento de angustia que acaba de experimentar. Si es necesario, quédate un rato con él hasta que veas que está más calmado y pueda volver a dormirse.
  • Nunca le regañes o castiges si va a buscarte a tu cama para buscar consuelo ante una pesadilla. 
  • Cuando el niño tiene más de 7 años, podemos tratar de analizar con él la pesadilla. Lo recomendable es hacerlo en el momento que despierta porque así es cuando mejor lo recuerda y podremos explicarle que no se trataba de algo real que deba preocuparle.
  • Escucha con interés lo que te cuenta sobre su pesadilla, miedos y trata de analizarlo para buscar la forma de que comprenda que no debe agobiarle y pueda dormir en calma.

Patricia L. González
Redacción Conmishijos.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar