¿Cuándo hablará mi bebé?

Estimula a tu bebé para facilitarle el aprendizaje del lenguaje.

"Ta", dice tu hijo sonriendo y señalando con el dedo el juguete que desea. Para tu gusto, su repertorio es demasiado limitado. Sin embargo, ya habla... a su manera. Procura estimularlo.

Aprender a hablar es algo natural. Tu pequeño empieza a balbucear sus primeras palabras a fuerza de oírte hablar. Los bebés aprenden a hablar entre los 10 meses y los 3 años, no todos al mismo ritmo, pero sí pasando por las mismas etapas.

Del parloteo a las primeras palabras

Al final de su primer año, tu bebé reconoce e imita su lengua materna. Su parloteo solo contiene sonidos calcados de la lengua que oye. Aún no se reconoce ninguna palabra, pero sí una o varias sílabas como "ta" o "ma" que, a veces, van agrupadas "baba".

Para hacerse entender mejor, tu pequeño utiliza gestos y cambios de entonación. Su mirada, el dedo señalador o la expresión de su cara forman parte del mensaje hablado y te ayudan a interpretarlo. Su palabra cobra la apariencia de una afirmación, una pregunta, una orden o una llamada. Aunque no utiliza palabras de verdad, parece que ya construye frases reales. Como si canturreara una canción cuya letra no recuerda.

El niño pasa progresivamente del vocablo a la palabra. A partir de los 18 meses, combina palabras y frases rudimentarias. Poco a poco va dejando de hacer gestos con la mano. Después de los 2 años, ya construye frases más largas y con más palabras.

Hablar es crecer

A fuerza de escucharte cuando le hablas y de sumergirse en un universo de palabras, tu pequeño comprende enseguida lo que le dicen e intenta expresarse.

Cada uno tiene su ritmo. Entre los 12 y los 24 meses, los pequeños tienen mucho que aprender: caminan, exploran su entorno y utilizan el orinal. Cada niño aborda estas experiencias de forma distinta. Algunos son más "motrices" y puede que accedan al lenguaje más tarde. Otros, más tranquilos y observadores, parlotean antes y enseguida construyen frases.

Cada cual tiene su estilo. Cada niño aborda el lenguaje en función de su temperamento. Algunos ponen el énfasis en la sonoridad y escogen palabras que corresponden a sílabas que conocen y que les gusta pronunciar. Otros, más intuitivos, juegan con el ritmo y la melodía del lenguaje y forman pequeñas frases de las que, de vez en cuando, sobresale una palabra rodeada de sílabas sin significado. Un tercer grupo, formado por niños más prudentes, esperan a saber pronunciar casi correctamente las palabras antes de decirlas y, luego, las organizan en frases.

¿Cómo estimular los intercambios?

Desde que tu hijo nació, lo estás alimentando con palabras y ternura. A partir de los 12 meses, el niño toma conciencia de su individualidad y desea abrirse al lenguaje. Así puedes ayudarle:

  • Interpreta todas la sílabas u otros vocablos de tu hijo dándoles un sentido. Si dice "ta" mientras señala la cuchara, pregúntale: "¿Quieres la cuchara?" y muéstrasela. Así el niño asocia el objeto con la palabra. Poco a poco, irá repitiendo la palabra "cuchara" a su manera.
  • Léele cuentos sencillos, adaptados a su edad.
  • No dejes que vea la tele solo o con sus hermanos mayores. No hay ninguna interacción entre la pequeña pantalla y tu hijo, que permanece pasivo ante ella.

¿Por qué no hablar un idioma extranjero?

¿En casa habláis varios idiomas? No dudes en utilizarlos con tu bebé. Enseguida los distinguirá y aprenderá simultáneamente. El bilingüismo y multilingüismo nunca retrasan el desarrollo del lenguaje.

En cambio, no le pongas grabaciones para iniciarlo en una lengua extranjera. Es mejor que aprenda idiomas a través de un intercambio espontáneo y natural con su entorno.

¿Y si tarda en hablar?

El ritmo de acceso al lenguaje varía de un niño a otro. ¿El tuyo se resiste un poco? Si ves que comprende lo que dices e intenta comunicarse, no debes preocuparte. Por el contrario, si no reacciona cuando le hablas, si no responde a los estímulos o si lo ves demasiado tranquilo o excesivamente irascible, hay que averiguar qué pasa. Tu pediatra pedirá que le hagan una prueba de audición o te derivará a un psiquiatra infantil.

Noémie Colomb con la colaboración de Mazy Varraud, ortofonista en el centre médico-psyco-pédagogique (CMPP).
© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Bebes que hablan

    Así hablan los bebés antes de los 3 meses

  • ¿Por qué no habla todavía?

    ¿Por qué no habla todavía?

  • Cómo los niños aprenden a hablar

    Cómo los niños aprenden a hablar

  • ¿Cuándo debe hablar un niño?

    ¿Cuándo debe hablar un niño?

  • ¡Mi hijo ya habla!

    ¡Mi hijo ya habla!

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!