Cómo bañar al bebé si detesta el agua (6 estrategias para el momento del baño)

A mi bebé no le gusta el momento del baño, ¿qué hago?

El momento del baño no siempre es placentero para el bebé, no siempre les parece que sea el mejor momento para jugar o disfrutar. Para algunos niños, entrar en la bañera y notar el agua cayendo por su cabeza o por su cuerpo supone algo desagradable, en consecuencia, comienzan a llorar o a gritar haciendo de este momento algo estresante para ellos y también para los padres.

¿Es tu caso?, ¿te resulta complicado bañar a tu bebé porque detesta el agua? Si se ha convertido en uno de los peores momentos del día tanto para tu hijo como para ti, es hora de poner en práctica una serie de estrategias para que ambos no tengáis que vivir esta situación angustiosa.

Cuando al bebé no le gusta el momento del baño

estrategias para bebés que detestan el momento del baño

Algunos bebés se asustan cuando están en la bañera, ya sea la bañera familiar o la pequeña adaptada a su tamaño. Incluso, puede suceder que un niño más mayor, comience a rechazar este momento aunque antes le gustara. Y, aunque un bebé no necesita bañarse todos los días, los niños que ya gatean y se mueven, requieren de más higiene, por lo tanto, no bañarles no es la solución. Te invitamos a que pongas en práctica estas pautas para bañar al bebé que odia el agua: 

1. Deja que el bebé juegue con el agua

Para que vaya familiarizándose con el agua, puedes colocar un barreño con agua en el suelo y meter juguetes dentro. Siéntate con tu hijo junto al barreño y deja que chapotee y se moje mientras se entretiene. Es una forma de que vaya familiarizándose con el agua.

2. Otra forma de lavarle el pelo

A algunos bebés y niños pequeños la sensación de sentir agua cayendo por su cabeza y su cara les resulta realmente desagradable. Si cada vez que lo haces, tu hijo se revuelve, grita molesto o llora, intenta no someterle a esta situación a diario. En realidad, no hace falta que laves su cabeza todos los días. Respeta su angustia y espacia los lavados de cabeza y mientras, puedes eliminar la suciedad o restos de comida con una esponja húmeda cuando esté fuera del baño. Reintroduce gradualmente el lavado de pelo intentando que no le caiga agua sobre la cara.

3. Baño sobre el regazo

Si a tu bebé no le gusta el agua, puedes probar para evitarle el disgusto del baño a asearle sobre tu regazo. Para ello necesitarás un barreño con agua y jabón para bebés, una esponja y una toalla. Coloca la toalla en tu regazo y a tu bebé sobre ella. Humedece la esponja en el barreño, escúrrela bien y ve lavándole el cuello, brazos, axilas y espalda. Para evitar que el bebé se quede frío, puedes lavarle primero de cintura para arriba y después genitales y piernas. Así, cuando le hayas lavado la parte de arriba, ponle un body y continúa con las extremidades inferiores. Deja los genitales para el final. Recuerda escurrir y limpiar la esponja después de limpiar cada zona.

4. Utiliza bañeras pequeñas

Los bebés pueden sentirse muy inseguros dentro de una bañera familiar, incluso aunque le tengas sujeto todo el tiempo. Es preferible emplear una bañera pequeña o incluso, si siente mucho miedo un barreño donde solo meta la parte inferior del cuerpo para que vaya acostumbrándose a la sensación del agua.

5. Métete con tu bebé en la bañera

Otra fórmula muy útil para ayudar a tu hijo a no sentirse angustiado durante la hora del baño, es meterte con él dentro. Abrázale y juega con él mientras le lavas. Verás como la situación cambia. Incluso, si tiene hermanos, puedes meterlos juntos en la bañera para hacer de este momento otro rato de juegos.

6. No alargues el baño

Si al bebé no le gusta, no insistas e intentes alargar el momento. Hazlo breve y rápido, basta unos breves minutos para que tu hijo esté aseado.

Consejos de seguridad para el momento del baño del bebé

- Nunca, bajo ninguna circunstancia, dejes sin vigilancia a tu bebé en la bañera.

- Antes de introducirle, prueba la temperatura del agua, podría estar muy fría o muy caliente. La temperatura óptima está entre los 30 y los 35º. 

- Mantén siempre el suelo seco de tu baño para evitar caídas cuando lleves al bebé en brazos.

- Vacía la bañera siempre después de cada baño.

- Evita los cambios de temperatura, no le saques del baño si la temperatura de la habitación contigua es fría. La estancia ha de estar en torno a los 21º.

- Si tu bebé todavía no se siente solo, cuando le bañes, rodea la espalda del bebé con el brazo y sujétalo firmemente con la mano en la axila.

- Ten a mano todo lo que vayas a necesitar para no desatender al niño: toalla, esponja, jabón, juguetes, etc.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • El baño del bebé

    El baño del bebé

  • Juguetes para el baño

    Juguetes para el baño del bebé

  • Consejos para bañar al bebe

    Cómo bañar a un bebé: consejos imprescindibles

  • La seguridad de los niños en el agua

    La seguridad de los niños en el agua

  • Niños con miedo al agua

    Niños con miedo al agua

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!