7 razones por las que debes hablar mucho a tu bebé

Tu bebé comprenden más de lo que crees, háblale mucho

Lo que prepara al bebé para el comienzo del uso del lenguaje es el sonido de las palabras, pues su cerebro se acerca así a éste incluso antes de que comience a comprender qué significan los términos que empleamos al hablarles. De esta forma también se inician en la dinámica de hablar y escuchar y en su cerebro se fortalecen las conexiones necesarias para el lenguaje.

Hablar al bebé aunque todavía no maneje el lenguaje es fundamental y mucho más importante de lo que realmente piensas. El lenguaje es fundamental para las personas y, comienza a adquirirse desde las primeras etapas del bebé. Te explicamos por qué debes hablar mucho a tu bebé, incluso si todavía no comprende muchas de las palabras que le dices.

Ver +: ¿Cómo se hace entender un bebé?

¿Cuándo empieza a hablar un bebé?

razones por las que has de hablar con tu bebé 

El ritmo de crecimiento y desarrollo no es igual para todos los niños. De la misma manera, la evolución del lenguaje varía de unos bebés a otros.

A modo orientativo, vuestro hijo adquirirá las siguientes habilidades a nivel del lenguaje:

- Recién nacido. Reacciona al sonido y se asusta con el ruido. Emite gemidos.

- 2 meses. Cuando le habláis, sonríe y balbucea.

- 4 meses. Gira la cabeza hacia el sonido. Dice monosílabos (pa, le, be) y "ajo". Grita para llamar la atención. Hace pedorretas.

- 6 meses. Se gira hacia el sonido a 40-50 cm del nivel del oído. Emite sílabas (da-da, ba-ba) y parlotea cuando le habláis.

- 9 meses. Localiza sonidos a un metro de distancia por encima o debajo de su nivel. Dice bisílabos (papá, mamá). Responde a su nombre y entiende algunas palabras como "no" y "adiós".

- 12 meses. Su vocabulario incluye dos o tres palabras con significado además de "papá" y "mamá". Comprende más palabras.

- 15 meses. Su vocabulario contiene de tres a seis palabras. Es capaz de señalar una parte de su cuerpo. Entiende órdenes simples.

- 18 meses. Posee un vocabulario de diez-quince palabras. Imita palabras. Utiliza palabras frases (ejemplo: bobo cae) y aparece el "no". Señala dos o tres partes de su cuerpo. Cumple órdenes sencillas. Escucha una historia, mirando los dibujos y nombrando objetos.

- 2 años. Su vocabulario incluye de veinte a cincuenta palabras. Usa frases de dos o tres palabras con verbo y pronombres (yo, mi, tu). Señala hasta cuatro partes de su cuerpo y nombra al menos una. Cumple órdenes con dos pasos.

Ante cualquier duda, el pediatra es el profesional más cualificado para orientaros sobre el desarrollo del lenguaje de vuestro bebé.

Ver +: El desarrollo del bebé mes a mes

Por qué debes hablar mucho con tu bebé

1. Los bebés comprenden mucho más de lo que a menudo sospechamos. Puede que no entienda el significado de muchas palabras, sin embargo, percibe la intención de los padres o la actitud emocional con la que se les habla. De hecho, un bebé que todavía no habla puede responder a la forma en la que nos comunicamos con ellos con alegría o emoción.

2. Hablar al niño le ayuda a adquirir las normas del lenguaje. Aunque no pueda hablar, un bebé aprende a distinguir entre palabras y entiende que cada una de ellas puede tener un diferente significado.

3. Si los padres o cuidadores no hablan con el bebé y no hay una comunicación verbal con él, puede producirse un retraso en el desarrollo del lenguaje que puede afectar al aprendizaje futuro del bebé. 

Ver +: Juegos para estimular a tu bebé

3. Cuando hablamos con el bebé le ayudamos a comprender el mundo y a clasificar lo que está sucediendo.

4. Hablar con el bebé hace que nos preste atención, por lo tanto, las palabras nos ayudan a controlar esa atención.

5. Fomenta la conexión con el niño y mejora el vínculo estableciendo una relación más cercana y próxima con el bebé que la que establecen aquellos cuidadores silenciosos.

7. Después del nacimiento, las células del cerebro se unan para formar redes especializadas, por lo tanto, la comunicación frecuente puede hacer que los niños tengan mejores resultados escolares más adelante en ortografía, lectura, expresión oral o comprensión auditiva. 

¿Cómo hablar con el bebé?

- Al hablarles, debemos acercarnos para que puedan vernos los labios, así empiezan a relacionar un sonido con su vocalización. Lo que importa no es solo lo que decimos, sino cómo lo decimos. Incluso los bebés perciben mucho a través del lenguaje corporal o el estado de ánimo. El contacto visual también juega un papel muy importante.

- Cuando el bebé produzca sonidos y balbucee, esto es, que te responda, demuéstrale tu emoción. Así le animarás a hablar más. 

- Los juegos de aparecer y desaparecer, por ejemplo, también son muy útiles en este ámbito, pues les enseña la dinámica de turnarse, que es la que más tarde emplearán al hablar con los demás. 

- Es bueno también hablar al bebé mientras se hacen actividades cotidianas con ellos, tales como bañarle, vestirle, cambiarle el pañal mientras se acompañan con descripciones sobre lo que estamos haciendo: "Ahora vamos a ponerte la camiseta de cuadros" o "ahora voy a coger tu biberón".

- O, sencillamente recurrir a expresiones del rostro o modificaciones en la voz, sin que sean demasiado exageradas, para llamar su atención.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!