5 trucos para que tus hijos recojan su habitación

No desesperes, tener la habitación de tus hijos recogida ¡es posible!

Lo sé. Todas las madres tenemos ya desgastada la frase "recoge tu habitación" dicha de mil y una maneras: de buen humor, preguntando, añadiendo "...o estarás castigado", con paciencia... Y aunque lo hemos dicho tantas veces, todavía nos cuesta conseguir que su habitación esté recogida y no parezca una gymkana de mochilas, ropa, zapatos y juguetes. Pero no desesperes ¡tenemos la solución! Pon en práctica estos 5 trucos, sin saltarte ninguno, y al final ¡conseguirás ver una habitación recogida! Y ojalá duré mucho...

1. Es su responsabilidad: crea un hábito

Por mucho que sientas la tentación de recoger tú misma la habitación de tus hijos porque estás cansasa de verlo todo por el medio, no lo hagas. Es fundamental que tus hijos, desde una edad temprana, asuman que mantener ordenado su cuarto es su responsabilidad y, como tal, deben asumirla como parte de sus obligaciones diarias. Eso sí, con los más pequeños funcionará dar ejemplo y en las primeras veces ponerte a recoger la habitación con ellos, explicándole cómo debe hacerlo.

Para ayudarles a ser responsables con el orden su habitación, es necesario que creemos en ellos un hábito, de forma que poco a poco sea algo que les saldrá de forma natural sin ser necesario repetir una y otra vez eso de "¡recoge tu cuartooooo!". Para crear el hábito de recoger la habitación, tendremos que ser constantes y organizados: no dejes pasar un día sin que lo hagan adelantándote tú y marca un momento más o menos constante en el día para realizar esta tarea (antes de cenar, después de hacer los deberes...)

2. ¿Cómo y cuándo?

Está claro que los elementos de su habitación tienen su sitio y deben colocarse bien. Pero tenemos que tener en cuenta su opinión a la hora de ordenar sus cosas. Si por ejemplo, tus hijos prefieren colocar un juguete concreto en la estantería en lugar de en la caja de los juguetes, tendremos que ceder. Es importante que ellos decidan también algunos puntos del orden de la habitación, de forma que se sientan partícipes y no se tomen la tarea simplemente como una orden. De igual manera, debemos elegir el mejor momento. Es decir, no será buena idea hacerle recoger su habitación justo cuando empiezan sus dibujos favoritos.

3. Jugar a recoger

Con los más pequeños siempre funciona preparar cualquier tarea como si fuera un juego para que no la rechacen desde el primer momento. Podemos ponernos a recoger con ellos a ver quién guarda más juguetes o jugar a ver quién es más original colocando los muñecos en la estantería.

4. Refuerzo positivo

Cuando haya terminado de recoger su habitación, aplaude su tarea. Recuérdale lo bien que lo ha hecho y lo agradable que es ahora estar en una habitación recogida. Si hay alguna pega que comentarle para que mejore la próxima vez, díselo después de haber reforzado positivamente que haya recogido su habitación.

5. No desesperes

Es posible que te cueste varios días o semanas conseguir que recojan su habitación sin proclamar una infinidad de protestas, pero lo conseguirás. Poco a poco se creará el hábito y con las pautas marcadas será una tarea más de su día a día que deben realizar.

Patricia L. González
Redacción Conmishijos.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar