4 formas de potenciar las defensas de los niños

Consejos eficaces para mejorar el sistema inmunitario de tus hijos.

A los padres nos preocupa que las defensas de nuestros hijos estén 'a tope' para combatir virus y bacterias que se multiplican a su alrededor. Pero, ¿sabes cómo ayudar en el día día a su sistema inmunitario con sencillas rutinas?

Nuestros hijos están rodeados de virus y bacterias en los colegios, parques y al entrar en contacto con otros niños. Por ello, es fundamental que ayudemos a sus defensas a estar listas para combatir estos agentes externos con la mayor fuerza posible. Existen rutinas que podemos incorporar a nuestra vida cotidiana con las que ayudaremos a potenciar el sistema inmunológico de nuestros hijos.

Trucos para mejorar las defensas de tus hijos

1. No descuides la alimentación

Es el factor más importante. Mantener una alimentación equilibrada para toda la familia nos ayudará a tener un sistema inmulógico más fuerte y sano. A cualquier edad es recomendable mantener una alimentación sana, pero para los niños lo es mucho más. Evita la bollería industrial y los alimentos saturados de grasas y azúcares perjudiciales para el organismo. Un truco: trata de sustitur dulces y chucherías por piezas de fruta presentadas de una forma original y divertida. 

2. Actividad física y deporte

El ejercicio físico es un hábito que debería formar parte de nuestra rutina diaria, tanto para niños como para mayores. Pero, sobre todo los niños, tienen mucha energía que quemar y su cuerpo necesita darle salida. Y es que, realizar deportes y actividades físicas además de fomentar muchos valores en su educación le permitirá realizar un mejor desarrollo de sus defensas y su sistema respiratorio. Especialmente recomendable (si las condiciones meteorológicas lo permiten) es realizar estas actividades al aire libre, en contacto con el sol y lejos de ambientes altamente contaminados.

3. Dormir mucho y bien

Las horas de descanso son imprescindibles para tener un buen sistema inmunitario. Si tus hijos no duermen lo suficiente o la calidad de su sueño no es la adecuada, debes tomar medidas. Es mucho más importante de lo que puedes pensar, los niños deben dormir las horas suficientes (más de 8 horas diarias) y de calidad. Si fuera necesario, no dudes en habituar a tus hijos a echarse la siesta.

4. Buenos hábitos de higiene

Habitualmente muchas infecciones por virus y bacterias pueden llegar a nuestros hijos por no tener buenos hábitos de higiene. No olvides estas recomendaciones, por evidentes que parezcan:

  • Que tus hijos utilicen siempre su propio vaso y cubiertos. No deben compartilo con otros niños, tampoco con sus hermanos.
  • Lavarse las manos antes de comer, cenar, merendar... y después de haber estado en contacto con focos de virus y bacterias (el parque, un centro comercial, al llegar del colegio...).
  • Ventilar nuestra casa, al menos durante 10 minutos al día.

Patricia L. González
Redacción Conmishijos.com

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!