El burro flautista. Fábula corta en verso de Tomás de Iriarte

Cuentos con moraleja para leer con tus hijos

Tomás de Iriarte fue un escritor cuyo nombre ha pasado a la historia por ser uno de los fabulistas más conocidos. Después de casi 300 años, sus cuentos en verso con moraleja, siguen estando vigentes y son perfectos para transmitir enseñanzas a los niños. En esta fábula en verso: El burro flautista, podemos enseñar a los niños que, cuando logramos algo por casualidad, no significa que sepamos hacerlo y que el aprendizaje y el estudio es lo que necesitamos para considerarnos expertos en algo.

El burro flautista: fábula de Tomás de Iriarte

El burro flautista, fábula en verso 

Esta fabulilla,
salga bien o mal,
me ha ocurrido ahora
por casualidad.

Cerca de unos prados
que hay en mi lugar,
pasaba un borrico
por casualidad.

Una flauta en ellos
halló, que un zagal
se dejó olvidada
por casualidad.

Acercóse a olerla
el dicho animal,
y dio un resoplido
por casualidad.

En la flauta el aire
se hubo de colar,
y sonó la flauta
por casualidad.

«¡Oh!», dijo el borrico,
«¡qué bien sé tocar!
¡y dirán que es mala
la música asnal!».

Sin reglas del arte,
borriquitos hay
que una vez aciertan
por casualidad.

Morajela: que el burro tocara la flauta no le convertía en músico, por lo tanto, cuando conseguimos hacer por casualidad, no nos convierte en expertos.

Fábula en prosa: El burro flautista

Había una vez un borrico que paseaba tranquilo por el prado en un día soleado. Aquel día así, por casualidad, encontró una flauta que se había dejado olvidada un chiquillo.

El burro se acercó a oler aquel extraño instrumento y, por casualidad, dio un soplido provocando que el aire entrara por la flauta y ésta sonase. 

El burro soprendido por el sonido que había emitido, se dijo a sí mismo: ¡Pero si sé tocar música!, ¡y habrá quien dice que los burros no sabemos hacer nada!

Y es que, algunos borricos, aciertan algunas veces, así, por casualidad.

Ejercicios para entender la fábula de El burro flautista

Practica con tus hijos la comprensión lectora realizándole estas preguntas sobre el texto: 

- ¿Sabía tocar el burro la flauta?

- ¿Por qué consigue tocarla bien una vez?

- ¿Por qué crees que es un burro el protagonista de esta fábula?

- ¿Qué rasgos humanos tiene el borrico de esta fábula?

Más fábulas con moraleja para niños

8 fábulas para educar en valores a los niños

- Fábulas sobre lobos con moraleja

- Las mejores fábulas de Esopo para niños

- 18 fábulas de animales para niños

- Fábulas infantiles sobre la generosidad

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!