Coronavirus: pautas para una vuelta al colegio de los niños más segura

Protocolo de seguridad de UNICEF para una vuelta al colegio más segura en época de coronavirus

El coronavirus está considerado hoy en día como una emergencia de salud pública a nivel internacional. Es una enfermedad que afecta a personas de distintas edades y condiciones y, de forma más severa, a quienes tienen una patología previa. Mientras se encuentra la vacuna para el COVID 19, podemos prevenir la transmisión ya que sabemos que se transmite a través del contacto con una persona infectada o al tocar una superficie contaminada pro el virus. 

Para lograr una la vuelta al colegio de los niños más segura en época de coronavirus, UNICEF ha lanzado un protocolo para prevenir contagios en el aula. Se trata de unos principios básicos que pueden ayudar a estudiantes, padres, maestros y personal de la escuela a detener su propagación.

Coronavirus: normas básicas en escuelas infantiles y colegios 

Coronavirus: vuelta al colegio segura

UNICEF ha elaborado un protocolo de acción que puede ayudar a prevenir contagios en las escuelas infantiles y colegios. Son normas básicas de seguridad que pueden ayudar a que no se propague en las aulas el contagio:

1. Los estudiantes, maestros y otro personal enfermos no deben venir a la escuela.

2. Las escuelas deben hacer cumplir el lavado de manos regular con agua potable y jabón, o con alcohol hidroalcohólico, así como realizar una desinfección diaria de la escuela. 

3. Las escuelas han de proporcionar agua, saneamiento y gestión de deshechos. 

4. Desde la escuela se ha de promover el distanciamiento social.

Pautas para seguir desde la escuela infantil y los colegios

Según UNICEF sería recomendable que desde las escuelas se desarrollen planes de emergencia para garantizar que son centros seguros en la vuelta al colegio. Para garantizarlo, es aconsejable que se cancelen los eventos o reuniones que se suelen realizar en la escuela, así como garantizar que los niños se laven las manos de forma frecuente preparando estaciones de lavado de manos o colocando gel desinfectante en cada aula y en zonas comunes del colegio. 

- En el aula, sería deseable que los pupitres de los niños estuvieran separados unos de otros por un metro de distancia. 

- Es importante que desde la escuela se pueda limpiar y desinfectar a diario las instalaciones, especialmente aquellas que tocan muchos niños como barandillas, zonas de juego, manijas de puertas, ventajas, juguetes, etc. 

- Se recomienda asimismo que se cancelen asambleas, juegos deportivos y otros eventos que suponga la reunión masiva de niños y adultos. 

- Si el maestro sospecha que un niño puede estar enfermo, desde la escuela se debería garantizar un protocolo para separarle sin crear estigma, así como un proceso para informar a los padres y autoridades sanitarias si es necesario. Incluso, si hay absentismo por parte del alumno a causa del confinamiento, se debería planificar la continuidad en el aprendizaje mediante estrategias de elearning.

- Desde la escuela se debería promover el intercambio rápido y eficaz de información con la comunidad de padres y madres, así como con las agencias sanitarias.

Pautas para los padres de los estudiantes

Es importante que los padres sepan reconocer los síntomas del COVID (tos, fiebre, dificultad para respirar, etc) en su hijo para poder tomar medidas inmediatas que eviten el contagio a otros niños desde el primer día de la vuelta al colegio. Y es que, si bien la enfermedad no se manifiesta de forma tan virulenta con los niños, sí se han dado casos de ingresos en UVI en menores. 

Recuerda que los síntomas pueden ser similares a los de una gripe o un resfriado común, por lo tanto, si tu hijo tiene síntomas, deberías: 

- Mantenerlo en casa y no llevarlo a la escuela.

Notificar a la escuela los síntomas del niño y solicitar material para que el niño pueda seguir aprendiendo mientras está en casa.

Explicarle a tu hijo lo que ocurre con palabras sencillas y mantener la calma para no alarmarle en exceso.

Si tu hijo no muestra síntomas y puede acudir a la escuela, es preferible que el aprendizaje lo realice en el aula. Aun así, debe ser muy consciente y tener mucha información sobre las medidas de higiene que ha de llevar a cabo. Enseñar buenas prácticas de higiene para la escuela y otros lugares públicos es fundamental para frenar los contagios: 

- Hay que lavarse las manos con frecuencia.

- Toser o estornudar en el codo o en un pañuelo de papel que se desechará en un recipiente cerrado.

- No tocarse la cara con las manos.

- Deben mantener una distancia con los demás niños evitando abrazos y besos.

Además, es importante que los padres ayudemos a nuestros hijos a sobrellevar el estrés que conllevan todas estas medias y que pueden conducirles a regresiones o a sentirse ansiosos o irritables

Para ello, debemos hablar de forma frecuente con los niños, escuchar sus preocupaciones y darles respuestas sencillas y claras a sus preguntas. Asimismo, el refuerzo positivo ante una buena conducta es fundamental, hemos de felicitarles cuando llevan a cabo todas estas prácticas, y más aun si lo hacen de forma autónoma. 

Además, es conveniente que estés al día de la información que llega desde el colegio, así como colaborar con ella y preguntar cómo podemos apoyar para garantizar la seguridad escolar. 

Fuente: UNICEF

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!