Anorexia nerviosa en la adolescencia

Trastornos alimentarios en los adolescentes

La anorexia y la bulimia son enfermedades psiquiátricas del grupo de los trastornos de la conducta alimentaria que afectan del 1 al 4 % de las adolescentes y mujeres jóvenes. Son trastornos crónicos graves que requieren tratamiento continuado por un equipo coordinado de especialistas (pediatra, psiquiatra, psicólogo, psiquiatra infantil, endocrinólogo, dietista) para prevenir recaídas y complicaciones. Son mucho más frecuentes en mujeres que en varones, y los síntomas suelen iniciarse en la adolescencia o edad adulta joven. En muchos casos se acompañan o se complican con síntomas de depresión y ansiedad.

Síntomas de la anorexia nerviosa en los adolescentes

Anorexia en la adolescencia

Los síntomas principales de la anorexia nerviosa son:

- miedo intenso a ganar peso.
- distorsión de la imagen corporal o verse gorda a pesar de estar muy delgada.
- reducción del peso por debajo de lo normal, hasta llegar a malnutrición.
- en mujeres, pérdida de la menstruación durante al menos 3 ciclos consecutivos.

Los síntomas principales de la bulimia nerviosa son:

- episodios repetidos de atracones (comer mucha cantidad en muy poco tiempo con sensación de falta de control).
- comportamientos compensatorios inadecuados tras el atracón para evitar ganar peso (vómitos, uso de medicación, ejercicio, ayuno).
- los atracones y comportamientos compensatorios ocurren al menos 2 veces por semana durante 3 meses
- la imagen personal y la autoestima están muy influenciadas por el peso, talla y forma corporal.

Además existen los llamados trastornos de la conducta alimentaria no especificados, que son formas incompletas que no cumplen todos los criterios clinicos de anorexia o bulimia, pero que causan problemas. En el caso de formas incompletas de anorexia, no se debe esperar a que el peso baje mucho ni a que se pierda la regla para iniciar el tratamiento. Uno de los trastornos de la conducta alimentaria es el trastorno por atracones, donde hay atracones como en la bulimia, pero no hay episodios de vomíto, por lo que estos pacientes tienen obesidad. El trastorno por atracones es mucho más frecuente en personas que acuden a consultas de pérdida de peso y en personas con obesidad mórbida.

Causas de los trastornos de alimentación

Aún no se conocen las causas de la anorexia y la bulimia. Se sabe que hay una serie de factores psicológicos, físicos, académicos, y sociales que producen una caída de la autoestima y una falta de control. A partir de estos factores, una dieta de adelgazamiento restrictiva puede desencadenar el problema.

También hay factores genéticos, ya que los familiares de primer grado (padres, hijos, hermanos) de un paciente con anorexia tienen un riesgo 6-10 veces mayor de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria. Además, una historia de depresión en un familiar aumenta el riesgo de padecer anorexia o bulimia. Se piensa que los problemas de convivencia que se ven en algunas familias de chicas con anorexia son el resultado y no la causa de la enfermedad.

Estudios recientes demostraron que las pacientes con más riesgo de desarrollar anorexia eran las chicas más jovenes, que solían comer solas y que les gustaba leer revistas para adolescentes, donde uno de los temas principales es la figura, las dietas y el aspecto externo. 

Quien puede padecer anorexia y bulimia

Aunque la mayoría de los adolescentes se preocupan y critican su apariencia y hasta el 75 % de las chicas se ven "gordas", no todas ellas tienen un trastorno de la conducta alimentaria. La anorexia es unas 10 veces más frecuente en mujeres que en varones (90 de cada 100 pacientes con trastorno de conducta alimentaria son mujeres), y más de la mitad de los casos empiezan antes de los 20 años. Es por tanto una enfermedad de chicas adolescentes o jóvenes y muy pocas veces afecta a chicas antes de la pubertad, aunque recientemente se está observando un adelantamiento de la edad de inicio. 

Dr. César Soutullo Esperón. Especialista en Psiquiatría

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!