El rey Midas. Cuento infantil para educar en valores

Cuentos de la mitología griega para niños

El rey Midas, aunque muchos no lo sepan, es una historia procedente de la mitología griega. Por lo tanto, es una estupenda forma de enseñar estos relatos clásicos a los niños, al mismo tiempo que les educamos en valores.

Y es que, este relato corto tiene una moraleja: la persona ignorante rara vez alcanza la felicidad, pues no sabe valorar lo que tiene. La historia del rey Midas, así lo demuestra.

Ver +: Cuentos de la mitología griega para niños

Migología griega para niños: Cuento del Rey Midas

El rey Midas. Cuento infantil para educar en valores

Había una vez un rey muy bueno que se llamaba Midas.

Sólo que tenía un defecto: que quería tener para él todo el oro del mundo.

Un día el rey Midas le hizo un favor al dios Dionisos, cuido de una pesona de su séquito con mucha amabiliad. Y Diosisos agradecido le dijo:

- Lo que me pidas, te concederé.

- Quiero que se convierta en oro todo lo que toque - dijo Midas.

- ¡Qué deseo más absurdo, Midas! Eso puede traerte problemas. Piénsalo, Midas, piénsalo.

- Eso es lo único que quiero.

- Así sea, pues - dijo el dios.

Y fueron convirtiéndose en oro los vestidos que llevaba Midas, una rama que tocó, las puertas de su casa. Hasta el perro que salió a saludarlo se convirtió en una estatua de oro.

Y Midas comenzó a preocuparse. Lo más grave fue que cuando quiso comer, porque todos los alimentos se volvieron de oro. Entonces Midas no aguantó más. Estaba a punto de morir porque ni siquiera podía comer. Salió corriendo espantado en busca de Dionisos.

- Te lo dije, Midas - sentenció el dios Dionisos-, te lo dije. Te has comportado como un estúpido. Si quieres salvar tu vida, báñate en la fuente donde nace el río Pactolo, y perderás al instante el don que te di. 

El rey Midas. Cuentos para niños

Midas corrió hasta el río y se hundió en sus aguas. Así estuvo un buen rato. Luego salió con bastante miedo. Las ramas del árbol que tocó adrede, siguieron verdes y frescas.

¡Midas era libre! Desde entonces el rey vivió en una choza que él mismo construyó en el bosque. Y ahí murió tranquilo como el campesino más humilde.

Y sí, esa también es la razón por la que hay tanto oro en las arenas del río Pactolo, porque allí fue donde se bañó el alocado rey Midas para dejar de ser el rey más rico del mundo, y también el más desdichado.

FIN

Moraleja: El mito de Midas nos invita a una reflexión sobre las cosas que realmente tienen valor en la vida, por encima de las riquezas. 

Actividades de comprensión lectora

- El dios Dionisos ofrece a Midas un don, ¿por qué es tan generoso con él?

- Midas se da cuenta en seguida del error que ha cometido, ¿qué tragedia se desencadena por culpa del don que pidió?

- ¿Qué defectos crees que tiene el rey Midas del cuento?

- ¿Qué don pedirías tú si el dios Dionisos te ofreciera esa posibilidad?

Más cuentos de la mitología griega

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (3)

23 sep 2021 16:02 Kai

Buen mito solo que te equivoco en dionisos y diosisos

28 jun 2021 02:09 Nicolás Gosselin

Excelente cuento, aunque ya había oído hablar de él, me permite recordar qué somos y hacia dónde vamos.

24 nov 2020 22:57 mariangel

execelente