Cuento corto de La caja de Pandora. Mitología griega para niños

Cuento para explicar la mitología griega a los niños en forma de cuentos

El mito de la caja de Pandora, es uno de los relatos mitológicosque forman parte de la cultura de la Antigua Grecia. Unos relatos y leyendas con los los griegos trataban de darle sentido a aquello que les rodeaba.

La caja de Pandora cuenta la historia de una bella mujer, creada por Hefesto, a petición de Zeus para castigar a Prometeo a quien ya había encadenado a una roca. Zeus le regala una caja que contenía todos los males del mundo que quedaron libres ante la curiosidad de Pandora, pero junto con ellos, se escapó también un valor muy importante para afrontarlos: la esperanza. 

Para que tus hijos conozcan un poco más acerca de la mitología griega, hemos convertido el mito de la caja de Pandora en un cuento corto infantil.  

El mito de Pandora explicado para niños

el mito de la caja de Pandora para niños

Hace mucho, mucho tiempo, había en el Olimpo dos hermanos llamados Prometeo y Epimeteo, eran buenos dioses, con un gran corazón. Sin embargo, un buen día, Prometeo se metió en problemas con el dios de los dioses, Zeus.

Zeusafirmaba que el hombre no merecía tener el fuego pero, Prometeo, que tenía un corazón bondadoso y sabía cuánto necesitaba el hombre el fuego para poder mantenerse caliente y poder comer, se lo dio en secreto. Cuando Zeus se enteró entró en cólera, su mandato había sido ignorado. Cómo castigo, Zeus encadenó a Prometeo a una roca durante muchos años.

Fue un castigoterrible pero, aun así, no fue suficiente condena para Zeus, quien decidió ir tras el bueno de Epimeteo y así hacer sufrir a Prometeo. El retorcido Zeus, tenía para él otro castigo distinto. Primero, ordenó a Hefesto, el dios que forjaba, esculpía o modelaba, que creara una hija para él. Hefesto modeló en barro a una bella mujer, la dio vida y se la entregó a Zeus, quien la llamó Pandora. 

Y así, siguió Zeus con su plan, a continuación se acercó a Epimeteo y le dijo: 

- Tu hermano hubo de ser castigado por desobedecer mis órdenes, pero sé lo solo que te has quedado sin la compañía de Prometeo, es por ello que he decidido darte en matrimonio a mi hija, la bella Pandora. 

Epimeteo, tenía un corazón bondadoso, pero no era tonto y sospechó de las intenciones de Zeus, estaba seguro de que tramaba algo. Sin embargo, nada más ver a Pandora se enamoró de ella y ambos se casaron. 

Como regalo de boda, Zeus le dio una caja a los recién casados y con ella, venía una llave y una nota que indicaba "no abrir". 

¿Imaginas lo que ocurrió? Es demasiada la tentación que puede sentir alguien al tener algo prohibido, incluso para la hija de un dios era irresistible la curiosidad por saber qué contenía la caja. 

Y así Pandora, un buen día usó la llave y abrió la caja. En aquel mismo instante, todas las cosas malas del mundo escaparon de ella: la envidia, la enfermedad, el miedo, el odio, la ira...

Pandora aterrada, cerró la caja de golpe, pero ya era demasiado tarde. Abatida, se echó a llorar.

Epimeteo que escuchó su llanto se acercó y Pandora abrió la caja para mostrarle que estaba vacía. Sin embargo, antes de que la cerrara de nuevo, un pequeño insecto se escapó volando de ella, miró a Pandora y le sonrió como muestra de agradecimiento al haberle dejado en libertad.

Aquel pequeño insecto se llamaba Esperanza.

Significado del mito de la caja de Pandora

El fin de este relato deja claro su significado: la esperanza, es lo último que se pierde. 

En el mundo conviven tanto las cosas buenas como las malas, los valores negativos y los positivos. Para que los negativos no acaben con nosotros, hemos de aferrarnos a la esperanza. Cuando el miedo, el hambre, la tristeza, la maldad o la envidia, traten de abatirte y acabar con tu alegría, has de luchar contra ellos. La fé y el ánimo que sucederá algo favorable, es la manera de lograrlo. 

Este mito puede enseñar a los niños no solo sobre las creencias de los antiguos griegos, sino también sobre la importancia de tener esperanza y ser optimistas.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!