Cuento corto de Jasón y el vellocino de oro. Mitología griega para niños

Cuentos para explicar la mitología griega a los niños

La historia de Jason y el vellocino de oro es uno de los mitos griegos más conocidos, una historia de héroes, de traición y venganza que, como muchas otras historias griegas, tiene un final trágico.

Si quieres que tus hijos o tus alumnos conozcan un poco más acerca de la mitologíagriega, sus héroes y sus dioses, puedes leer con ellos los mitos griegos explicados a través de los cuentos, como esta versión de Jasón y el vellocino de oro. 

Jason y el vellocino de oro, mitología griega para niños

Jason y el vellocino de oro, mitología griega para niños

Había una vez un príncipe llamado Jasón, hijo del rey griego de Iolkos, quien murió a mano de su hermano, Pelias quien se hizo con el trono. Para poner a salvo al pequeño de la ira de su tío, su madre hubo de llevarlo ante Cheiron, un centauro, mitad hombre y mitad caballo, quien lo escondió y lo crió en la montaña de Pelión.

Cuando Jasón cumplió 20 años, decidió viajar hasta su tierra para reclamar el trono a su tío Pelias. Durante su viaje, Jason hubo de parar junto a un río y Hera, reina de los dioses, se le acercó disfrazada de anciana pidiéndole que le ayudara a cruzar el río. En ello estaba cuando Jasón perdió una sandalia y llegó hasta la corta con un pie descalzo. 

Pelias nada más ver a aquel hombre con una sola sandalia comenzó a temblar, un oráculo le había profetizado que un hombre con una sola sandalia usurparía su trono. 

- Vengo a reclamar lo que es mío, este trono me corresponde por derecho, dijo Jasón a Pelias.

- Para ser rey has de demostrar tu valía, si realmente eres quien dices ser, habrás de recuperar el vellocino de oro que se encuentra en el límite del mundo conocido, respondió Pelias seguro de que no conseguiría tal empresa.

El vellocino de oro era un carnero alado y de oro que Zeus, rey de los dioses, le había dado Frixo, un antepasado de Jasón. Frixo voló en el vellocino desde Grecia hasta Colchis, cuyo rey era Aietes, hijo de Helios, dios del sol. Allí, Aietes, arrebató a Frixo el vellón, sacrificó al carnero y lo colgó en un bosque sagrado protegido por un dragón.

Pero el valiente Jasón, decidido a recuperar su trono, aceptó el reto de Pelias, reunió a un grupo de grandes héroes, los argonautas, y partieron en la nave Argo hacia Colchis para recuperar el vellocino.

La primera parada de Jason y los argonautas fue en la isla griega de Lemnos, una isla en la que solo vivían mujeres. Estas habían asesinado a sus maridos aunque Jasón y los argonautas, lejos de temer terminar igual que ellos, vieron aquello como una oportunidad de conseguir esposa y repoblar la isla. 

Tras un tiempo en la isla de Lemnos, Jasón y los argonautas partieron de nuevo en el Argo rumbo a Constantinopla atravesando el estrecho del Bósforo, un estrecho pasaje de agua entre el mar de Mármara, el mar Egeo y el mar Negro. Para los antiguos griegos, este era el límite del mundo conocido. El estrecho era extremadamente peligroso debido a las corrientes creadas por el flujo de agua del Mar Negro.

Los antiguos griegos creían que las rocas que protegían el estrecho se cerrarían ante el paso de un barco destrozándolo. Pero, un profeta ciego le había dicho a Jason que le ayudaría a engañar a las rocas.

- Debes enviar un pájaro delante de tu barco, así las rocas se estrellarían sobre él y, cuando se vuelvan a abrir, deberás aprovechar el momento para pasar con tu barco, le dijo el profeta. 

Así fue cómo Jason pudo llegar hasta Colchis y hasta el mismísimo rey Aietes.

- Devuélveme el vellocino de oro, perteneció a mi antepasado y, es mío por derecho, le dijo firmemente Jasón.

- Si quieres recuperar el vellón, habrás de demostrar que eres el valiente Jasón, antepasado de Frixo. Pruébalo reuniendo a los toros que escupen fuego, arando y sembrando un campo con dientes de dragones y venciendo a los guerreros que se levantarán de los surcos, le propuso Aietes confiado de que aquellas tareas eran imposibles.

Sin embargo, la hija de Aietes, la hechicera Medea, se había enamorado de Jason y se ofreció a ayudarle a superar todas las pruebas si se casaba con ella. Jason accedio y los poderes de Medea le ayudaron a lograr todos los retos consiguiento así el vellocino de oro.

Jason y Medea regresaron con el vellocino de oro a Grecia, donde reclamó el trono de su padre y Pelias, no tuvo más remedio que devolverlo. Sin embargo, la paz no duró mucho tiempo ya que, las gentes de Iolkos, comenzaron a sentirse incómodos ante la magiade Medea y, se unieron para expulsar a ambos de sus propias tierras. 

Jasón y Medea se exiliaron en Corinto, donde el rey ofreció al valiente Jason a su hija en matrimonio para que pudieran quedarse en aquellas tierras. Jason aceptó, encendiendo así la ira de Medea, quien furiosa, mató a la nueva mujer de Jason y a los hijos que había tenido con Jason para después marchar al Monte Olimpo, donde para olvidar a Jason, se casó con Aquiles.

Las desgracias de Jasón no habían terminado aquí, roto de dolor, regresó a su tierra, Iolkos, para vivir en su barco, el Argo, hasta que, un buen día que estaba sentado llorando su pena, un rayo cayó sobre el Argo destrozándolo por completo. Jason saltó por los aires se golpeó gravemente la cabeza al caer, muriendo en aquel instante. 

Sin embargo, su triste final no ha logrado acabar con el mito de Jasón, las generaciones posteriores no olvidaron su valentía y sus aventuras, y el nombre de Jasón será recordado por toda la eternidad.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (1)

10 mar 2021 19:41 Javito

Gracias a esta pagina he sacado un 10 en lengua castellana