Desarrollo del bebé en la semana 39 de embarazo

Crecimiento y evolución del feto al final de la gestación

En la semana 39 de embarazo, el desarrollo del bebé ha llegado a su fin dentro del útero materno, el bebé está listo para nacer. El parto podría desencadenarse en cualquier momento. Al final del tercer trimestre de embarazo el bebé mide alrededor de 50 centímetros y puede alcanzar los 3500 gramos de peso. La principal característica de este periodo es el aumento de peso y el fortalecimiento muscular. Una ganancia normal de peso en la embarazada en esta etapa de la gestación está entre los 11 y los 15 kilos. 

Crecimiento y evolución del bebé en la semana 39 de gestación

Desarrollo del bebé en la semana 39 de embarazo

En la semana treinta y nueve de gestación es normal que la embarazada esté molesta debido al dolor causado por las contracciones uterinas, que puede venir asociado a calambres y dolores en las piernas, dolor de espalda, escalofríos, naúseas, vómitos y diarrea.

Al final del embarazo, el cerebro completa su desarrollo. Desde hace semanas, el bebé alterna periodos de vigilia y de sueño. Aunque apenas dispone de espacio, percibes sus movimientos de forma vigorosa.

Los rasgos faciales del bebé están bien definidos en la semana 39 de gestación. Con frecuencia tiene hipo y se chupa el dedo. La cabecita del bebé se encaja en la pelvis materna y se moldea para adaptarse al canal del parto. Por ello, no te preocupes si tras el parto tiene un aspecto alargado. En pocas horas, adquirirá su forma redondeada.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!